Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 53 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Amor y libertad.- Lizzy Babieca

040. Después de marcharse
lizzy :

Las vacaciones me sentaron de lo mejor. Además de ganar un bronceado fascinante, hice unos viajes increíbles por terrenos inexplorados y subí unos cerros magníficos. En el camino, de sorpresa y regalo, encontré a amigos/as antiguos e hice nuevos/as.

Una de las cuestiones mas decisivas que me han ocurrido durante este tiempo, es la claridad con que se han afincado en mí estos dos principios, los del amor y la libertad. Si los hubiese tenido así de claros en su momento, pues que me habría sido mas fácil discriminar un montón de cosas.

Sin libertad -externa, interna- las personas quedamos imposibilitadas para tomar decisiones de las que seamos totalmente responsables. Sin amor -amor a uno mismo, amor a los otros- carecemos de la consistencia interior para ser auténticamente libres. Así, cualquier decisión que tomemos sin amor, pierde realidad y poder. Y es que no estábamos siendo auténticamente libres.

Por eso el sometimiento por la vía del chantaje emocional que utiliza el Opus Dei, de manera institucionalmente aprobada (no se corrige a los que así proceden, luego está aprobada) tanto en el periodo de discernimiento vocacional, como en la fidelidad -"Cristo lo quiere", "eres un soberbio", "tengo gracia de estado"- es tan perverso, pues se trabaja desde la disminución del otro. Y el camino correcto, me atrevo a decir, es el contrario. No el "engrandecimiento" del otro, no: se trata simplemente de acoger su realidad, con respeto y cariño. Para que esto se pueda hacer, es importante suspender el juicio, porque generalmente nuestra propia percepción y experiencia, hará que proyectemos en el otro nuestras cualidades y defectos. Esto lo sabe cualquiera que alguna vez haya pretendido ayudar a un amigo/a. Pues bien, nuestra concepción pre-hecha de la realidad -en el caso del Opus Dei se trata de la forma en que quien lleva la charla ve "el espíritu del Opus Dei"- teñirá la experiencia y al final no habrá diálogo, sino que un monologo, que es lo que pasa muchas veces en la confidencia, que no se escucha al otro, sino que el que lleva la charla despliega su concepción de los temas e impone su punto de vista. "Ve tu cómo te la haces para vivir el espíritu". Así persevera cualquieraaaaa!!!

No son todos, por supuesto, pero sí mayoría los que así proceden. Ayuda bastante la soberbia institucional, y la concepción errónea de la doctrina de "gracia de estado". De alguna manera obvian -por soberbia institucional- el hecho cierto que a algunos la gracia de estado les va a resbalar, porque no tienen el componente humano desarrollado para recibirla.

Los intereses del Opus Dei se mueven siempre hacia los fines de la institución, con o a pesar de las personas que lo componen. De allí a que la dirección espiritual allí sea impositiva y muchas veces coercitiva. Nada de acompañar, de contemplar la vida del Espíritu Santo en el alma, ponte tú. Hay poco interés en la persona real: cómo piensa, qué la motiva, cuáles son sus fortalezas y pifias. Qué le preocupa o qué le duele. Qué la divierte. Y es que es muy ineficiente eso de prestar atención al otro y aquello de respetar su libertad. De verdad que es mas fácil presionar, amenazar, coaccionar. "Obedecer o marcharse", en todo su esplendor.

A mi la falta de respeto y cariño verdadero, me liquidó el amor en el Opus Dei. Afortunadamente, pude aprender a querer de nuevo y el tema del amor y la libertad no se me olvidó más. Stein decía por ahí: no aceptaré una verdad sin amor ni un amor sin verdad. Pues eso. Si te toca ir a la confidencia y no ves amor, pues ándate a comer un maní.

lizzybabieca@gmail.com




Publicado el Lunes, 24 noviembre 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 040. Después de marcharse


Noticia más leída sobre 040. Después de marcharse:
El arte de amargarse la vida.- Paul Watzlawick


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.205 Segundos