Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 71 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Dolor.- Lizzy Babieca

040. Después de marcharse
Lizzy :

Una vez una amiga me preguntó qué era lo que más me dolía de mi paso por el Opus. Estábamos sentadas en un café, bajó el sol del mediodía. Ella fumaba y se tomaba su macchiato con fruición; su actitud –de encantador relajo- me recodó al Venerable Anciano, su marido, una semana antes, en el mismo lugar y hora. Le contesté a mi amiga, mirando el horizonte: “a mí no me duele nada”. Y era/es verdad. No me duele nada, nada mío al menos, de mi paso por el Opus.

Durante algún tiempo, es cierto, tuve rabia. Rabia por la manipulación psicológica y el abuso de mi buena fe. Que me hicieran dudar de mi propia capacidad de discernir. Es decir, hasta hace muy poco, cuando salieron del Opus otras de mi círculo y chequeamos historias, no tuve certeza de haber vivido lo que viví, porque te negaban la realidad. De a poco fui reconstruyendo las historias, esta vez, a plena luz. Y me dio alegría saber que mis órganos cognitivos funcionan correctamente y que no estoy mal hecha. Que puedo ir por el mundo feliz y campante. Una vez establecido el hecho de que tengo buena salud psíquica, hube de dar el siguiente paso: entender por qué fui objeto de abuso. Qué hay en mí que me hace susceptible al abuso psicológico. Y lo que vi es que tengo creencias básicas sobre mí misma que me hacen presa fácil: me creo buena, necesaria y perfectible. Lo de buena me impele a ayudar; lo de necesaria me señala que nadie puede hacer por mí lo que yo debo hacer; y lo de perfectible, es que debo trabajar mis defectos para ayudar más… Ten este perfil psicológico y te cae de cajón en primer punto de Camino. Estas ya medio cocinado.

Como siempre podrá abusar de mí alguien que requiera de mi ayuda para algo, me lo diga y sepa cómo desafiarme a mejorar, tuve que aprender a evitar este tipo de relaciones. Lo más rápido y efectivo, es solo vincularse a nivel de intimidad intima con personas que no te necesiten para nada. Suena a disparate, pero es efectivo. No hay dependencias o exigencias, y sí mucha libertad. Todos ganan, porque la amistad así considerada es más un disfrute que una empresa.

Una vez que aprendí estas cosas de mí misma, las practiqué y me puse fuera del alcance de la estupidez opusdeística o de otra cualquiera –que en el mundo hay para colonizar la galaxia-, la experiencia Opus me resultó más abordable y explicable. Entonces, ya sin cuentas pendientes, tampoco encontré dolor.

Al menos, no por mí. Por otros, sufro como dama de novela rosa. No más oler el abuso, me encolerizo. Pero luego me calmo. Hay una cuestión muy preciosa que es la libertad. Y luego también hay otra, todavía más margarita, que es el amor. Por ahí hay que ir, lento pero seguro.

Lizzy Babieca




Publicado el Miércoles, 11 febrero 2015



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 040. Después de marcharse


Noticia más leída sobre 040. Después de marcharse:
El arte de amargarse la vida.- Paul Watzlawick


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.788 Segundos