Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 61 usuarios anónimos y 2 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: ¿Punto y final? No, punto y seguido.- DUDAS

020. Irse de la Obra
Dudas :

Hola a todos

Hace casi un año escribí por primera vez en esta web formulando en voz alta mis dudas, preguntado a todos y a nadie en concreto, buscando respuestas a preguntas que desde dentro no se podían formular. De esas preguntas surgieron contestaciones, mails, más preguntas, más respuestas...

Ya estoy fuera. Al fin me han comunicado la dispensa de los compromisos que adquirí como Numeraria al hacer la Fidelidad. Y me sentía en deuda con la web y con todos los que directa o indirectamente me habéis ayudado en esta importante fase de mi vida.

No me apetece describir aquí y ahora con pelos y señales mi proceso de salida. He tenido todo tipo de fases. Lo más difícil y lo más importante me parece que fue/es llegar al convencimiento de que no tenía vocación al Opus Dei, básicamente porque mi vocación es de cristiana en medio del mundo, y eso tiene muy poco que ver con ser numeraria. Una vez que estuve convencida de ello era cuestión de dejarlo claro, y de lograr la dispensa. Sé que sobre la dispensa hay diversas opiniones. En mi caso la solicité porque me parecía que era la mejor manera de hacer las cosas. De hecho, en mi última carta la pedí por escrito. Me la concedieron, pero sólo de palabra. De todos modos a esas alturas no me sorprendió que no me dieran un papel (tantos formalismos para algunas cosas y tan pocos para otras) sino que pasaran totalmente por alto el hecho de que la había solicitado por escrito, sin hacer ninguna referencia a ello. Como ya estaba cansada del jueguecito no quise preguntar, di las gracias y me fui hacia mi casa con la sensación de que había conseguido poner fin a ese capítulo de mi vida.

Me parece que cada vez soy menos ingenua. Soy consciente de que en todas partes hay gente mala y gente buena, también el Opus Dei; y que probablemente el mayor problema que podemos tener las personas es ponernos orejeras y mirar solo en una dirección. Vale la pena volar alto, adquirir perspectiva, fiarse de Dios que nos mueve el tapete una y otra vez, confiar en Él y obrar con rectitud de intención.  Yo tengo una cosa clara: hay gente que actúa muy mal, pero no seré yo quién les juzgue. Criticaré las acciones, iré a las fuentes, intentaré mostrar lo errado de una acción... pero no tengo derecho a juzgar. Demasiados juicios he hecho ya. Que sea Dios quien decida si las personas que nos han hecho sufrir lo han hecho pensando en nuestro bien, pensando en su bien o como meros autómatas que ejecutan unos protocolos impuestos desde arriba.

Aún tengo ganas de llorar de vez en cuando. Ahora mismo, mientras escribo esto se me empañan los ojos. Pero sé que llorar no es malo, es humano, y que también hay lágrimas de alegría, de alivio, de consuelo...

Agradezco a Dios la inmensa suerte que he tenido con mi familia, el estar recuperando a mis verdaderos amigos, e incluso los años que he pasado en el Opus Dei. Pero tengo muy claro que si volviera a nacer no pitaría. Y que si en mi vida me cruzo con personas que se platean su vocación al Opus Dei les contaré mi experiencia para que tengan más datos a la hora de discernir... y dejaré que elijan libremente.

En mi entorno me dicen que me ven muy bien, que estoy como si nada, serena, alegre, disfrutando de la vida, a la par que voy dándome cuenta de que no es tan fácil aprender a cocinar o a llevar una casa con más de 30 años, o que intento decidir si me hago un plan de pensiones o una cuenta patrimonial... y tantas cosas más. Aún me queda mucha vida por delante, y seguro que me toca vivir miles de situaciones nuevas, que afronto con el miedo a lo desconocido pero con mucha ilusión.

En resumen pienso que soy una afortunada y que Dios a puesto a mi lado a gente que me quiere, que me quiere de verdad. Y si alguien de esta web piensa que le puedo echar una mano, o simplemente quiere hablar un rato y compartir experiencias, que pregunte mi mail, y estaré encantada.

Termino como he empezado: muchas gracias a todos. Sin esta web todo habría sido mucho más difícil. Haré mi donativo para que podáis seguir ayudando.

Dudas




Publicado el Lunes, 09 marzo 2015



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 020. Irse de la Obra


Noticia más leída sobre 020. Irse de la Obra:
En homenaje a Antonio Petit.- Libero


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.107 Segundos