Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 75 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Padre de familia numerosa y pobre. Adenda.- Gervasio

120. Aspectos económicos
Gervasio :

Padre de familia numerosa y pobre.
Adenda
Autor: Gervasio, 15/06/2015

 

Nada más aparecer el pasado viernes día 12 de junio en Opuslibros  mi escrito titulado Padre de familia numerosa y pobre, recibí un e-mail en el que se me aseguraba que no había transcrito correctamente el texto comentado, es decir, los dos primeros párrafos del número 94 § 2 de los actuales estatutos del Opus Dei. En ese e-mail se aseguraba que en vez de fieles había que leer jefes y que tal era el sentido verdadero y prístino del texto en cuestión. En tal caso su alcance y significado  serían muy otros. Destaco con negritas el cambio: A través del trabajo profesional, realizado con la mentalidad y ánimo de un padre de familia numerosa y pobre, todos los jefes (en vez de de fieles) de la Prelatura deben proveer a sus necesidades económicas personales y familiares y, en la medida en que les resulte posible, ayudar al sostenimiento del apostolado de la Prelatura. En efecto, con esa modificación, aparentemente insignificante, lo que se expresa es: 1º  que los jefes del Opus Dei atienden en primer lugar a sus necesidades económicas personales y familiares y después, en la medida en que les resulte posible, ayudan al sostenimiento del apostolado de la Prelatura; 2º que quienes realizan su trabajo profesional con la mentalidad y ánimo de un padre de familia numerosa  son sólo los jefes; no todos los fieles de la prelatura...



Al principio me pareció una broma de no demasiado buen gusto, ya que deja bastante malparados a los jefes del Opus Dei. Pero luego comencé a considerar que leyendo “jefes” en lugar de “fieles” desaparecían las manifestaciones de silepsis que había puesto de relieve en mi anterior escrito. En efecto, en primer lugar,  lo del “padre de familia numerosa y pobre” solamente casa bien con los que son jefes en el Opus Dei, pero no con el resto de militantes. Entre otros rasgos característicos, un típico “padre de familia numerosa y pobre” tiene el perfil de eso que llamamos un buscavidas. Un buscavidas vale lo mismo para un roto que para un descosido. Lo mismo puede planchar un huevo que freír una corbata. No tiene una cualificación profesional precisa.  Se ocupa de lo que le sale al paso. Por poner dos ejemplos bien conocidos, no tienen ni han tenido cualificación  profesional alguna ni don Javier Echevarría, ni  don Ramón Herrando.  Por lo demás —dicho sea de paso— los buscavidas me caen muy bien y entre ellos tengo muy buenos  y admirados amigos. Todo lo que este último hizo, por lo que leí en wikipedia,  fue ser sucesivamente director de un colegio mayor y luego de otro. La wikipedia no da a conocer cuáles fueron esos dos colegios mayores. Imagino que habrán sido obras corporativas del Opus Dei. Que yo sepa, ser director de un colegio mayor no constituye ni una cualificación ni una actividad profesional. Tener una licenciatura en Derecho —así Echevarría— tampoco es una cualificación profesional, a no ser que esa licenciatura concluya en ser juez, notario, abogado, gerente, funcionario de la administración pública, asesor jurídico de una empresa, etc.

Un “padre de familia numerosa y pobre” típico suele tener empleos variados, y cambiantes —pluriempleo—, siempre escasamente remunerados, entre los que se cuentan ocupaciones tales  como llevar una contabilidad en los ratos libres, pasar a ordenador textos manuscritos  y cosas así. Un jefe del Opus Dei, al ser sacerdote, tiene que combinar el ejercicio de sus cargos —rotan de un cargo a otro habitualmente— con actividades litúrgicas, tales como predicar en plan mesita y lamparita, impartir bendiciones con el Santísimo Sacramento y otras actividades litúrgicas, propias de la llamada “potestad de orden”. El “trabajo profesional” —por llamarlo de alguna manera— de los jefes del Opus Dei se parece mucho más a la de un “padre de familia numerosa  y pobre” que el de una numeraria auxiliar, un registrador de la propiedad o un profesor de enseñanza media.

En segundo lugar, leyendo “jefes” —en vez de “fieles”— desaparece otra manifestación de silepsis que ponía de relieve en mi escrito.  Lo de padre de familia numerosa y pobre cuadra bien con los  “jefes”,  pero no con el resto de los “fieles” de la prelatura.  Los jefes se hacen cargo de lo que cuestan —en dinero, personas, etc.— las cosas; cosas tales como crear un nuevo centro para numerarios; o bien suprimir uno ya existente; costear los caprichos o demandas del Prelado, etc. Como decía, lo exigible y que de hecho se exige a los miembros de la prelatura no cualificados —a todos y todas—, es que se comporten como hijos de familia numerosa y pobre.  Se les pide que pregunten lo menos posible sobre tareas de gobierno y sobre cómo marcha la Obra. Tienen las revistas “Crónica”, “Noticias” y el boletín “Romana” por toda fuente de información y chismorreo. Los hijos de familia no piden cuentas a su padre sobre cómo se gastan los dineros. Lejos de ellos semejante atrevimiento. Su responsabilidad consiste en aportar la mayor cantidad de dinero posible, sin preguntar qué se hace con él. Les está vedado  comportarse como padres de familia,  sea ésta numerosa o no numerosa, pobre o no pobre.

Con lo de “jefes” en lugar de “fieles” el 94 § 2 de los estatutos cobra pleno sentido. Por otra parte, resulta también congruente con el párrafo tercero del número 24, que dice así: Cuando los padres de los jefes (nada de “fieles”) de los que se habla en el párrafo anterior sufran grave indigencia, la Prelatura proporciona lo necesario con caridad y generosidad, sin que nunca pueda nacer de ahí una obligación jurídica. Tal es, al menos, la praxis del El Opus Dei, a la que cabe otorgar valor heurístico a la hora de decidir si debe leerse “fieles” o  “jefes”.

En efecto, no todos los del Opus Dei son medidos por el mismo rasero, cuando se producen  situaciones de indigencia por parte de sus familias de sangre. Recuerdo el caso de Miguel Fisac, del que se dio noticia en Opuslibros. Fisac aportó mucho dinero al Opus Dei como arquitecto y su padre biológico fue el que costeó el paso de los Pirineos; algo que en el Opus Dei se narra con acentos épicos. No obstante, cuando la familia de Fisac necesitó dinero, le fue denegado.  También cabe traer a colación la historia de Leonisa —una numeraria auxiliar—  detalladamente relatada en Opuslibros por ella misma. Es escalofriante y parte el corazón. También se le denegó la ayuda. Ni Leonisa, ni Fisac ocuparon  puestos de dirección en el Opus Dei y eso explica que la ayuda a las familias  de que habla 24 § 3 haya de ser interpretada como referida a la de los jefes; no a la de todos. Por el contrario, Tía Carmen y Tío Santiago  —además de otros privilegios derivados de ser hermanos del Presidente General del Opus Dei— fueron ayudados de muchas maneras por la Obra generosamente. En  suma la praxis vigente en el Opus Dei, como criterio de interpretación del texto del 24,  es más congruente con “jefes” que con “fieles”. 

En relación con  lo de “todos los jefes de la prelatura deben proveer a sus necesidades económicas personales (y familiares) y, en la medida en que les resulte posible, ayudar al sostenimiento del apostolado de la Prelatura”, cabe recordar la primacía que en el OD se otorga al personal de las comisiones y delegaciones. Sus sedes están ubicadas en los mejores barrios de la ciudad. Por lo general tienen buen servicio doméstico, chóferes,  oficiales y buenos recursos. Villa Tevere —sede central— no defrauda a nadie ni por la calidad de sus mármoles, ni por sus patios y cortili, ni por la calidad de la comida que en ella proporciona. Hay quien dice que hasta resulta ostentoso.

Con todo, está puesto en razón no dar crédito al e-mail que mencionaba al principio, según el cual, en el número 94 § 2 de los estatutos se debe sustituir “jefes” por “fieles”. Pudo haberlo escrito cualquiera. En mi opinión lo que en él se afirma si non  è vero è ben trovato.  “Jefes” y “fieles” son palabras que tienen vocales —dos ees— en común y casi el mismo número de letras, algunas de ellas de  trazos parecidos. Pueden confundirse fácilmente. Por otra parte el fundador del Opus Dei nunca usó la palabra “fieles” para referirse a los del Opus Dei, los llamaba “socios”, “miembros”, “hijos”, “los nuestros”. Hablar de “fieles” del Opus Dei es posterior al fallecimiento de su fundador. Lo de “fieles” pudiera ser una adulteración  de copista, de traductor o algo parecido. ¿Qué habría antes?

El e-mail pone a modo de firma: O.C.O.D.O.H. No sé lo que pueda significar.  Se me ocurre que corresponda a Oficinas Centrales del Opus Dei. Oficina Histórica; pero es una mera suposición abierta a otras muchas posibilidades. 

Gervasio




Publicado el Lunes, 15 junio 2015



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 120. Aspectos económicos


Noticia más leída sobre 120. Aspectos económicos:
O peso insustantável de se ser Filipe Vasconcelos.- Sofia Bochman


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.481 Segundos