Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 51 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Para Stoner: lo que vio y oyó el $anto Marqués.- Ramón

010. Testimonios
ramon :

Hola Stoner,

 

Eres uno más de los que se lamentan de la confusión y mezcolanza que rodea al $anto Marqués y su fundación y espíritu fundacional, y se sienten traicionados en mayor o menor grado. La verdad es que todas esas leyendas áureas sobre lo que vio, oyó, sintió o declaró no tienen ninguna trascendencia, más que la que se quiera dar. Es lo menos importante del Opus.

 

Me explico: toda esa superchería sobre si Dios le comunicó directamente a $an Josemaría el Opus, etc, como si fuera un nuevo Moisés no hace sino abundar en una milagrería y grandilocuencia que no son nada cristianas y desde luego dejan bastante en entredicho la educación religiosa de los seguidores del Opus Dei. Dios, como todos sabemos, y nos dice Jesús "ve en lo escondido". Como dice el profeta "no estaba en la tempestad, sino que es una suave brisa"...



Pretender que en pleno siglo XX que Dios le inyecta un virus fundacional a alguien, a la vez que suenan las campanas, es una tontería que no aporta nada. ¿No había en esa época mucha más gente como $an Josemaría intentando cambiar el clericalismo eclesial? ¿Son menos importantes otros santos porque no oyeran las campanas? ¿Es menos importante Jesús porque entendió el inicio de su misión no diciendo misa, sino en el Jordán en medio de una tropa de piojosos? ¿Es menos importante el cenáculo donde vino el Espíritu Santo (si alguna vez hubo tal habitación) que un oratorio cargado de piedras preciosas e incienso?

 

Por otra parte, esos cuentos no tienen más importancia que algunas personas lleguen a creerse esos cuentos como si la fe en Dios y en Jesús necesitara de fuegos artificiales. Todo ello emana de una muy pobre teología y una educación en la Fe más pobre aún. Si los estudios bíblicos serios (y hablamos de hace 100 años) llegaron a la conclusión de que es imposible conocer las palabras exactas de Jesús (ipsissma verba Iesu) y sus hechos exactos (ipsissima facta Iesu), pero aún así la Fe en Él permanece tan viva como siempre ¿Qué más nos da que no oyera de verdad lo que dijo que oyó? Si lo que de verdad importa es la pureza del corazón y las santas intenciones de los que entraron en el lado oscuro, que son lo que lo sostiene...

 

Eso es lo que de verdad es criticable: teología que es de guardería de adultos, espiritualidad que sofoca toda espontaneidad y la vida misma de los miembros. Podríamos hablar horas y horas sobre lo que es importante para ser buenos cristianos, o los problemas doctrinales y prácticos del Opus Dei, donde hay temas mucho más gordos que la génesis de su fundación. 

 

Por otra parte, todo eso supone cerrar la acción de Dios y convertirlo en un prestidigitador que hace trucos que no entretienen ya a nadie. ¿No será más de Dios los esfuerzos por erradicar la poliomielitis de tantos investigadores y trabajadores de campo que se juegan la vida en Nigeria o Afganistán? ¿No será más de Dios la dedicación de los catequistas laicos que caminan decenas de kilómetros para llevar la Buena Noticia a una aldea perdida? ¿No será más de Dios las maravillas de amor y entrega de la vida diaria, de tanta gente, de los Santos Anónimos? ¿Por qué entonces embobarse con un evento que en sí mismo tampoco es para tanto?

 

Con el fin de hacer un pequeño resumen que está mucho mejor explicado, te aconsejo la entrevista recientemente publicada en Religión Digital a Jose María Castillo (y mejor aún si lees alguno de sus libros):

 

¿Qué ha sucedido en la Iglesia? ¿Qué nos está pasando? Lo primero, que deberíamos tener en cuenta, es que es muy grave lo que estamos viviendo en este orden de cosas. Los demás ámbitos del saber no paran de crecer: las ciencias, los estudios históricos y sociales, las más diversas tecnologías sobre todo, nos sorprenden cada día con nuevos descubrimientos.

Mientras que la teología (hablo en concreto de la católica) sigue firme, inasequible al desaliento, interesando cada día a menos gente, incapaz de dar respuesta a las preguntas que se hacen tantas personas y, sobre todo, empeñada en mantener, como intocables, presuntas "verdades" que yo no sé cómo se pueden seguir defendiendo a estas alturas.

Por poner algunos ejemplos: ¿Cómo podemos seguir hablando de Dios, con la seguridad con que decimos lo que piensa y lo que quiere, sabiendo que Dios es el Trascendente, que - por tanto - no está a nuestro alcance? ¿Cómo es posible hablar de Dios sin saber exactamente lo que decimos? ¿Cómo se puede asegurar que "por un hombre entró el pecado en el mundo"? ¿Es que vamos a presentar como verdades centrales de nuestra fe lo que en realidad son mitos que tienen más de cuatro mil años de antigüedad? ¿Con qué argumentos se puede asegurar que el pecado de Adán y la redención de ese pecado son verdades centrales de nuestra fe?

¿Cómo es posible defender que la muerte de Cristo fue un "sacrificio ritual" que Dios necesitó para perdonarnos nuestras maldades y salvarnos para el cielo? ¿Cómo se le puede decir a la gente que el sufrimiento, la desgracia, el dolor y la muerte son "bendiciones" que Dios nos manda? ¿Por qué seguimos manteniendo rituales litúrgicos que tienen más de 1.500 años de antigüedad y que ya nadie entiende, ni sabe por qué se le siguen imponiendo a la gente? ¿De verdad nos creemos lo que se nos dice en algunos sermones sobre la muerte, el purgatorio y el infierno?

Termino insistiendo en que el control de Roma sobre la teología ha sido muy fuerte, desde el final del pontificado de Pablo VI hasta la renuncia al papado de Benedicto XVI. El resultado ha sido tremendo: en la Iglesia, en los seminarios, en los centros de estudios teológicos, hay miedo, mucho miedo. Y bien sabemos que el miedo bloquea el pensamiento y paraliza la creatividad.

La organización de la Iglesia, en este orden de cosas, no puede seguir como ha estado tantos años. El papa Francisco quiere una "Iglesia en salida", abierta, tolerante, creativa. Pero, ¿seguiremos adelante con este proyecto? Por desgracia, en la Iglesia hay muchos hombres, con bastones de mando, que no están dispuestos a soltar el poder, tal como ellos lo ejercen. Pues, si es así, ¡adelante! Que pronto habremos liquidado lo poco que nos queda.

Como ves, se trata de un tema candente de la iglesia, pero que el Opus Dei, por su naturaleza sectaria y reaccionaria expresa de forma muy nítida. 

Por otra parte, de cara a los que esperan que el Papa o el Vaticano en general hagan algo con el Opus Dei, me temo que vamos a tener que esperar. Como dicen también en Religión Digital, la revolución de este Papa, si bien está muy bien desde el punto de vista comunicativo, desde el punto de vista práctico está resultando un chasco de marca mayor, al menos en temas muy candentes como la pederastia o la reforma financiera del Vaticano. El propio Papa ha reconocido que hay más de 2000 casos de pederastia sin resolver... echando la culpa a la falta de medios, a estas alturas de la película. Es más, se teme que hay abusos que no se investigan para n Y no sólo eso: el cardenal Pell, australiano, se niega cooperar con las auditorías financieras... Y él mismo, mano derecha del Papa en lo financiero, está en el punto de mira en Australia por permitir abusos. ¿Cree alguien que con ese marronazo el Papa o quien proceda va a hacer nada contra el lado oscuro, donde tiene buenos amigos y encima aporta pasta a mansalva? 

Queridos niños, los Reyes no existen. Son los padres.

Lo dicho, Stoner: pon tu fe en Jesús, crucificado y resucitado, porque si no...

Que Dios os guarde a todos.

Ramón




Publicado el Viernes, 19 mayo 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 010. Testimonios


Noticia más leída sobre 010. Testimonios:
Diecinueve años de mi vida caminando en una mentira: OPUS DEI.- Ana Azanza


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.170 Segundos