Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 37 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Diferentes pero iguales.- Salypimienta

070. Costumbres y Praxis
Salypimienta :

Todo el tiempo que estuve dentro y el que llevo fuera, oigo hasta el cansancio que no se puede comparar a un numerario con un supernumerario y un agregado (hago la aclaración de que al poner numerario, agregado, supernumerario, me refiero a ellos y ellas). El numerario está, y sobe todo se siente muy por encima de todos. Es, por decirlo de algún modo la estrella suprema del show. Ellos son la aristocracia, los demás son simples súbditos si no es que lacayos...



Muchas veces se ha dicho que el Opus Dei es similar a una logia masónica, y creo que es cierto, porque depende de tu “status” dentro de la Obra, puedes ser el mediador directo entre Dios y los hombres (el Prelado), o una esclava que por amor a Dios se la pasa atendiendo las necesidades terrenales de la aristocracia opusina (nax) -es horrible decirlo, pero es la verdad-, y tal como en las logias, quien está en el grado 1, no sabe lo mismo que el que está en el grado 33 que vendría a ser el Prelado o los Custodes. Lo más de lo más en la Obra es ser numerario, todos los demás podrán tener cierto nivel, pero como un numerario no hay nada igual. Da lo mismo si el agregado, el supernumerario o la numeraria auxiliar son personas intachables que viven las virtudes en grado heroico y casi casi levitan cuando están en la contemplación… sencillamente no son numerarios ¡y punto!, no hay más que discutir.

Una anécdota para ilustrar esto: cuando conocí la Obra, tenía 15 años y medio. Por todos los medios que tuvieron a su alcance me trataron de convencer de que pitara de numeraria. Yo me hacía la tonta hasta que un día, en una convivencia me presionaron de tal manera, que le solté a la de sanRafa que la verdad me negaba rotundamente a tener que vivir en una casa llena de solteronas y que quizá cuando me casara pensaría en ser supernumeraria. Ya sé que fue una majadería decirlo… pero eso era lo que pensaba a los 17 años. Recuerdo el rollazo que me echó la directora. El argumento era que la perfección en la vocación al Opus Dei sólo la adquirían los numerarios, que los otros no daban el ancho (o eso fue lo que entendí). Todavía no entiendo cómo es que no me echaron, al contrario, me cuidaron con celo y a unos días de cumplir 20 años, siendo aún soltera me pitaron… porque en el estado de atarantamiento que estaba, la verdad es que yo, motu proprio no pité. Hasta la carta de pedir la admisión me dictaron palabra por palabra.

En todo momento y hasta poco antes de mi boda casi 6 años después, me dijeron que podía cambiar de opinión tranquilamente en cualquier momento y pedir la admisión de numeraria, nunca me propusieron ser agregada por ejemplo. Con el tiempo, mi círculo de “conocidos de casa” se amplió y me siguió pareciendo que los numerarios siempre se sienten como tres escalones arriba de los demás… y si el n es director de algo, la cosa es todavía más notoria. Suelen hablarle a la demás gente como si de verdad ellos fueran los intérpretes personales de Dios, y si ese director conoció personalmente a “nuestro Padre” ¡buenoooooo! Es casi casi para arrodillarse delante de él y no atreverse a mirarle a los ojos.

Otra cosa muy de notarse, es la inmensa diferencia que hay entre las dos secciones, las numerarias se sienten bordadas a mano, pero los numerarios se sienten como que los bordaron los ángeles. Puedes ser la directora de la Asesoría, pero como llegue un numerario, ¡a callar y obedecer! Ellos son los que más saben y los que mejor entienden. Yo estoy casi segura de que los vademécum, las instrucciones, y todos los documentos internos son redactados por los hombres y dudo que alguna vez permitan que una mujer meta las manos en ellos. Si en algún lugar se puede aplicar la frase de Orwell (que es mi favorita) “En la granja todos los animales son iguales, unos más iguales que otros” es en el Opus Dei. Puedes ser hijo de “nuestro Padre”, rezar las mismas Preces, hacer las mismas normas y leer las mismas cosas pero nunca será lo mismo un numerario que un agregado, ni una supernumeraria que una numeraria auxiliar. A ver, no es que TODOS los numerarios sean una partida de cretinos insufribles (de esos hay muy pocos afortunadamente), pero la verdad es que todos se sienten por lo menos especiales. ¿A qué se puede deber esto?, primero pensé que era por su renuncia a todo, pero la realidad es que eso no es suficiente para sentirse la divina garza, porque la realidad es que tampoco renuncian a todo todísimo, no es que se vayan de ermitaños al monte ¿verdad? También pensé en que se sentían así debido a la castidad, porque el saberse purísimos e inmaculados les hacía pensar que eran superiores, pero los agregados también son castísimos y ni qué decir de las nax, bueno, hasta los supernumerarios viven en una castidad particular, porque eso de que el sexo es para concebir y no para pasárselo bien ya tú dirás… ¿entonces?

Yo creo que cuando te dicen 24/7 que Dios desde el Principio creó una vocación especial para unos cuantos elegidos, y tú eres uno de ellos, llega un momento en que te la crees y ni te cuestionas que Dios es Amor y Dios es Justicia y nos quiere a todos por IGUAL y TODOS somos sus hijos predilectos, entonces compras el cuento ese de que Dios te echó el ojo para que fueras su nene consentido. Evidentemente, los numerarios tenían que ser más especialísimos que los demás porque tenían que convencer a todos los demás de la “vocación al Opus Dei”… y como la Obra es bastante machista y las mujeres fueron admitidas a ella cuando Don Escrivá se hartó de hacer las labores domésticas (que su parte de razón tenía si pensamos en el contexto sociológico en el que desenvolvía la historia), pues las numerarias están un escalón debajo de los numerarios.

En los supernumerarios es igual, los señores son los “meros meros”, pero eso es porque son los que consiguen las donaciones importantes, y en la Obra como en todos lados “money is money” y con dinero baila el perro, los que consiguen más dinero son los más importantes. La supernumeraria AAA viene a ser aquella señora con apellidos rimbombantes, con un marido con mucho dinero y saber codearse con la crema y la nata de la sociedad. También puede ser una supernumeraria AAA aquella que es modelo de mujer laica, trabajadora, culta, inteligente y simpática. La que reúne todas las cualidades al mismo tiempo, es una supernumeraria AAA+ y esas son tratadas en algodones porque son el garbanzo de a libra. Son a las únicas que se les tolera sentirse por encima de las numerarias.

De los agregados puedo hablar poco porque mi trato con ellos de cualquiera de las dos secciones fue mínimo. Eran como el pariente que vivía lejos y sólo se presentaba a algunas celebraciones puntuales. Sigo sin entender bien a bien lo que es y hace el agregado. En el lado de mujeres cuando éramos de sanRafa, a las que pitaban de agregadas las separaban inmediatamente de las demás y casi nunca volvíamos a saber de ellas. De las nax, se ha contado tanto… los mejores recuerdos que tengo de la Obra siempre están relacionados con las auxiliares, de verdad. Creo que si alguien dentro del Opus Dei me dio ejemplo de santificarse en el trabajo ordinario fueron ellas. Quiero hacer memoria y no recuerdo a ninguna de ellas que fuera desagradable en lo más mínimo. También los recuerdos más desagradables que guardo de “Casa” tienen que ver con lo groseras, petulantes y soberbias que eran algunas numerarias en su trato con las numerarias auxiliares.

                                                             <<Siguiente>>




Publicado el Miércoles, 29 noviembre 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 070. Costumbres y Praxis


Noticia más leída sobre 070. Costumbres y Praxis:
El Opus Dei como revelación divina.- E.B.E.


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.109 Segundos