Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 55 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Reflexiones sobre el artículo de Crónica.- AlexanderSupertramp

020. Irse de la Obra
AlexanderSupertramp :

Hola a todos.

Creo que ha sido una feliz coincidencia el que se publicasen el mismo día el escrito de World y de Neo. Me refiero a que la editorial de Crónica que compartió World me dejó mal, muy pensativo, y luego ver más abajo la reflexión de Neo sobre el acceso a la información que antes no teníamos es algo que me hizo mucho sentido.

La verdad es que cada vez me doy más cuenta de que en la Obra existen elementos de fanatismo que es importante considerar. Soy cuidadoso al usar una palabra tan fuerte. No me refiero a un ultraconservadurismo ni nada de eso, sino al hecho de justificar conductas abiertamente cuestionables sólo porque son propter regnum coelorum. Quizá me tomó mucho tiempo reconocer este fanatismo a causa del cariño que sigo teniendo a viejos amigos de la Obra o porque aún reconozco que mis años allí también me sirvieron para crecer en algún sentido. En fin, los informes de conciencia, el proselitismo con personas sin una total capacidad de discernimiento a espaldas de sus padres y tantas otras cosas ampliamente testimoniadas en esta página son algunos ejemplos de ese fanatismo.

Volviendo a la editorial en cuestión: ese texto es francamente violento, fanáticamente violento. No recordaba haberlo leído. Sí recuerdo alguna carta de don Álvaro en la que comparaba al que no perseveraba con el mismísimo Judas Iscariote, texto que se me dio a leer justamente en mi proceso de “discernimiento tardío” (después de 15 años en la institución), junto con alguno de esos libros de Jesús Urteaga que parecían lectura más motivacional que espiritual. En ellos, por no ser lectura interna, no se hablaba de los que no perseveraban, pero era bien claro que el autor estaba pensando en eso. Recuerdo también el video de alguna tertulia de Josemaría con jóvenes del centro de estudios en Brasil. De ella recuerdo que algún numerario le había compuesto una canción francamente desastrosa, y también que otro le hizo alguna pregunta relacionada con los que “no perseveraban en su vocación”, cosa rara de ver en una tertulia ya que el tema era bastante tabú. De la respuesta no recuerdo mucho, pero debe haber sido algo por el estilo de lo que dice esa editorial.

Felizmente no leí esa editorial cuando pensaba irme, porque me habría hecho muy mal. Esa lectura yo la pondría en el index; hay que tener un criterio muy bien formado para leerla con espíritu crítico. Todo esto me recuerda cómo se trataba el asunto: un tema tabú, del que se habla lo mínimo indispensable. Excelente estrategia, lo más parecido a la labor del protagonista de la novela 1984 en el Ministerio de la Verdad. Eso de que, de vez cuando, el director del centro lo llamara a uno a su despacho, en medio del silencio del tiempo de la tarde, y te dijera casi con un susurro: “fulanito… no perseveró. Encomiéndalo”. Y uno pedía permiso para hacer mortificación extraordinaria por el desdichado, aunque ya fuera un poco tarde, al menos para que no se perdiera su alma. En cierta ocasión se me ocurrió comentar en una tertulia que me había encontrado casualmente con un exn, que se le veía muy bien, que tenía una novia muy simpática, y que le enviaba saludos a todos. Respuesta: todos con cara de póker y, posteriormente, corrección fraterna. Eso lo dice todo. No sea que la “infidelidad” (¡qué palabra!) llegue a naturalizarse y a considerarse algo normal. Eso es lo que leo entre líneas en la editorial que compartió World: los que se van tienen una vida desdichada, y no se sabe nada más de ellos. Durante muchos años yo llegué a pensar eso; y cómo no, si en un entorno tan cerrado es lo único que has escuchado, es difícil pensar otra cosa.

Y justamente con respecto a esto es que conecto con la reflexión de Neo. Diría que al Opus Dei la “sociedad de la información” lo pilló por sorpresa, de modo que la mentira de que las “infidelidades” son van necesariamente seguidas de una vida de desgracia, o que los que se van le van escribiendo al prelado con lágrimas en los ojos que quisieran volver ya se hace menos creíble. Hace 15 o 20 años esa editorial de Crónica todavía era persuasiva; hoy no se la cree el más correcto alumno del centro de estudios (eso espero). Hoy los numerarios tienen a exnumerarios como amigos de Facebook, pueden acceder a escritos notables de Opuslibros, no creo que el director les esté revisando la correspondencia (¿tendrá la clave de los e-mails del centro?), etc. Son tantas cosas nuevas que las autoridades de la Obra o bien elaboran una lista interminable de notas con “criterios de prudencia”, o por fin comienzan a confiar en la buena fe y en la responsabilidad de quienes siguen dentro. No sé mucho es qué está la prelatura ahora, pero ojalá que sea lo segundo.

Alexander Supertramp




Publicado el Viernes, 12 enero 2018



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 020. Irse de la Obra


Noticia más leída sobre 020. Irse de la Obra:
En homenaje a Antonio Petit.- Libero


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.093 Segundos