Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 92 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


Opuslibros: 075. Afectividad, amistad, sexualidad

Buscar en este Tema:   
[ Ir al Home | Selecciona un nuevo Tema ]

 Tus escritos: Casarse con ex numerari@s.- Aquilina

075. Afectividad, amistad, sexualidad
aquilina :

Hola Astrid,

leyendo tu mensaje me sentí llamada a contestar, por conocer de primera mano los problemas de haberse casado con un ex numerario. Creo oportuno comenzar por hacer unas consideraciones previas:

- yo también soy una ex numeraria, a diferencia tuya que hasta hace un tiempo no conocías el Opus Dei (y en cierto sentido sigues “no conociendole”, porque para entender muchas experiencias hay que haberlas vividas desde dentro);

- todos los ex son distintos, como son distintas las huellas dactilares de cada uno de nosotros. Pero es posible individuar unos tratos comunes, no a todos pero sí a muchos, y en este sentido es posible pescar en la propia experiencia y proporcionar unos consejos a quien los pide...


Publicado el Miércoles, 05 abril 2017
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: El amor de pareja después de mi paso por el Opus.- Salypimienta

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Salypimienta :

Hace mucho, mucho que no escribo y no voy a dar toda una justificación de por qué no lo he hecho. Aunque de vez en cuando me doy mis vueltas por acá no estoy muy conectada ya que digamos. Lo que me ha motivado a escribir ha sido, que después de 7 años bien cumplidos de mi salida del selecto grupo de fans de san Chema, creo que es hora de hacer un balance y compartirlo.

En primer lugar, me alegra decir que a pesar de todas las vicisitudes que he pasado en los últimos 7 años, aquí sigo vivita y coleando, aunque a veces -ya les contaré enseguida- juraba que el mentado “rejalgar” me mataba. Porque no sé si de verdad lo del rejalgar sea un cuento, pero a veces me ha parecido que es de verdad y le he echado la culpa de cosas que pasan, y pasan por que así es la vida, pero nos condicionaron tanto allá dentro que es muy posible que nos asalte esa duda.

Más o menos en los últimos 4 meses del 2008, todo en mi vida dio un giro de 180°. No voy a culpar a nadie, porque creo que uno sólo tiene la culpa de lo malo que pasa. No creo en la mala suerte, creo en las malas decisiones, y yo tomé muchas malas decisiones en mi vida. Las dos peores fueron pitar y casarme con quien me casé. Dios en su infinita caridad hizo que de esas dos burradas mayúsculas salieran cosas muy buenas, porque así de buen rollo es Él, de todo mal saca un bien. No voy a contarles la agonía de 16 años de matrimonio, en primer lugar porque no me gustan las historias dramáticas y en segundo, porque gracias a eso tengo a mi lado a las 4 personas más increíbles que he conocido en mi vida: mis hijos.

Durante 16 años, cada charla y cada confesión dije los horrores que tenía que vivir a diario, y el consejo era el de siempre: es la cruz que te tocó, ofrécelo, etc. En cinco palabras: dieta de ajo y agua. Un día, en mi matrimonio las cosas llegaron a un punto en el que dije: o él o yo, y como la verdad es que la vida me gusta mucho, decidí que si algo se tenía que acabar era mi matrimonio y no mi vida. Unas semanas antes había ocurrido el incidente con la numeraria auxiliar y con la numeraria que me hicieron salir del centro dando un portazo. Por esas fechas también, comencé a escribirme correos con un español que me contactó por medio de Opuslibros. No había pertenecido a la Obra, pero según él, había estado muy cerca de ella porque de joven asistía a un club que había organizado un supernumerario de su pueblo. Desde ahí tuve que sospechar que algo no estaba bien con ésta persona. En enero del 2009, el vino a México a conocerme. La verdad es que estaba tan emocionada de que alguien se fijara en mí en plan romántico, que tampoco me di cuenta de otras muchas señales que me tendrían que haber puesto sobre aviso para cortar por lo sano.

La baja autoestima es algo que creo que todos los miembros del dark side padecimos en algún momento. Durante todos los años que estuve ahí NUNCA NADIE me dijo ninguna frase de aprobación. Todos sabemos que eso no se usa, no vaya a ser que nos alboroten la soberbia. Lo que sí es una constante es la corrección fraterna, el menospreciarte, el criticar hasta el más mínimo detalle todas tus acciones, gestos, palabras y actos. A eso júntale el matrimonio con un hombre que hacía lo mismo además de criticar absolutamente todo de ti, vaya, no es que tuviera la autoestima baja, es que no tenía autoestima sencillamente.

El 19 de marzo de ese año, no hice mi renovación y después de algunas llamadas que no contesté y algunas visitas a quienes no abrí la puerta, quedé formalmente desvinculada de la cosa. El 26 de mayo, salió mi sentencia de divorcio y el 6 de octubre, día de fiesta A, me dio un infarto al corazón que no me mató de milagro… y el 25 de el mismo mes, ¿qué creen?, ¡¡¡que me dio un segundo infarto!!! En ese entonces, a quien me hubiese preguntado, le hubiera jurado por mis muertos que lo de la maldición del rejalgar es tan real como que los peces nadan. Hoy entiendo que los infartos me dieron por la tensión acumulada. Divorciada, con cuatro hijos –el mayor de 15 años y la menor de 3-, con un trabajo de medio tiempo, y sobre todo de medio sueldo. Un ex marido que en el colmo del despecho se dedicó a atacarme por todos los medios y con todos los medios a su alcance, fumadora empedernida de 40 cigarrillos extra largos al día. Con un medio novio en España que me chantajeaba emocionalmente todos los días porque me decía que estaba enamoradísimo de mí, que quería casarse conmigo pero que ¿qué haríamos con mis hijos? Y un cargo de conciencia horrible por que todas las malas semillas de culpabilidad que el opus había sembrado en mi alma decidieron florecer al mismo tiempo, dos infartos se me hacen poco. Después tuve que dejar la casa donde vivía por que el ex marido no pagó el alquiler –cosa que debía hacer por orden judicial- y yo no me enteré hasta que la dueña me pidió la casa.

 Me mudé a un lugar que podía pagar y a los dos meses, el español decide venir a probar fortuna a México (lo habían despedido de su trabajo en circunstancias muy extrañas), y no sólo eso: se vino a vivir a mi casa. 3 meses bastaron para que mi hijo mayor se fuera a vivir con su papá y 7 meses más, para que el segundo y la tercera lo siguieran. La única que se quedó conmigo fue la menor. Entre el genio irascible del novio, y el ex marido convenciendo a los hijos de que yo era poco menos que una arpía y mala pécora, mis hijos dejaron mi casa y dejaron de hablarme y yo pensaba: más rejalgar. Finalmente el galán inventó que su papá estaba agonizando en España y tenía que ir a enterrarlo, y me dejó aquí con un palmo de narices y endeudada hasta más no poder. Un tiempo después me informaron que había fallecido, cosa que he dudado cada día por la actitud de su entorno, pero tampoco me importa, la verdad es que Dios me libró de él y estoy muy agradecida por eso. Un tiempo después, comencé a salir con el novio de la juventud, el primer novio… eso duró poco, he comprendido que si el pasado toca a tu puerta, no hay que abrirle porque no tiene nada nuevo que contarte. Y aquí estoy, tratando de reestructurar mi vida a los 50 años.

Afortunadamente la relación con mis hijos es ahora estupenda, trabajo mucho y sigo ganando poco pero hoy puedo decir que ¡al fin! Soy razonablemente feliz. Me gustaría ganar más dinero desde luego, y también me gustaría tener una pareja con la que caminar en este tramo de la vida, pero creo que eso es más difícil. Con muy pocas excepciones, que las hay y además conozco a algunas, creo que la maldición de san Chema se refiere a que sus ex miembros en castigo a la falta de fidelidad a la obra no encontramos a una pareja idónea. No sé a qué se deba, pero lo he platicado con algunos ex opus y la mayoría estamos igual.

Comentaba con un querido ex agregado, que en medio del mundo real, nos cuesta conquistar o ligar o como se le quiera llamar, no sabemos, o nos pasamos o no llegamos. Yo misma, aún teniendo 4 hijos mentalmente soy muy pero muy virginal en cuanto a prejuicios, o muy tonta como se le quiera ver. Como que nos hace falta ser más aventados o algo así. Quizá las parejas formadas por dos ex miembros son más ‘normales’ porque uno entiende las rarezas y las peculiaridades del otro, pero como no me atrevo a lanzarme descaradamente al ligue de ninguna persona y menos de un ex hermano (nada más de pensarlo me sonrojé), pues mejor me quedo sola.

En cuestión de confianza tampoco soy muy buena, y como me dijo mi querida Mercy Cortés hace muy poco: la decisión de compartir tu vida en pareja, no es un acto de amor, es un acto de fe, y confieso que de ese tipo de fe, tengo muy poca. Mi autoestima está sana, me he abocado a ello, pero no sé siquiera ser juzgada por una pareja por mis manías. Finalmente, lo queramos reconocer o no, el Opus Dei nos dejó una marca indeleble. Algunos de nosotros hemos aprendido a vivir con ella, a otros aún les sangra y les duele, pero nadie que no haya estado ahí dentro entenderá jamás por más que se le explique que nuestra alma está forjada de manera diferente a las otras. Que somos muy duros y aguantamos estoicamente, pero que con la más mínima muestra de ternura nos derretimos. También he pensado que quizá, la dificultad para tener relaciones normales se deba a la maldita insistencia que tienen ahí dentro de machacarte que cualquier demostración de afecto de la índole que sea es mala, pervertida, pornográfica y sucia. No lo sé, pero creo de verdad que las personas fuimos hechas para estar en pareja, porque es muy bonito querer y que te quieran, admirar y que te admiren. Así como vamos normalizándonos en casi todos los aspectos de la vida, espero que yo y todos los que están como yo, nos normalicemos en esto, porque oye… qué lindo es que alguien te abrace y te haga sentir mariposas en el estómago y cuetes falleros en la cabeza.

Un abrazo a todos con mucho cariño.

Salypimienta


Publicado el Lunes, 05 diciembre 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: El tunel del caos.- CuG

075. Afectividad, amistad, sexualidad
CuG :

Una de las contribuciones que el psiquiatra M. Scott Peck hizo a este mundo fue resaltar las diferencias entre una genuina comunidad y lo que él llamó “pseudo-comunidad”.

Si la comunidad involucra cosas como conocer y ser conocido, servir y ser servido, amar y ser amado, celebrar y ser celebrado, existe siempre el peligro de caer en la pseudo-comunidad: deslizarse en un estado en el cual no se dice la verdad ni tampoco se celebra con franqueza. En vez de esto, se toleran unos a otros, se acomodan unos a otros y se conforman con mantener oculto los asuntos no dichos que los separan.

Según este psiquiatra para pasar de la pseudo-comunidad a la genuina, uno tiene que soportar un poco de caos. Para escapar de la falsedad ambiental alguien tiene que cruzar la línea y decir: “Hasta donde puedo apreciar, aquí no estamos experimentando una verdadera comunidad”.

No sé si habrán visto “Maktub” (2011). En una escena para mí memorable Antonio, el niño con cáncer, propone -durante una tensa y formal cena de Navidad- un juego: “el deseo secreto”. ¿De qué se trata? “Algo que no se lo diríamos a nadie, porque ¡nos puede caer una bronca!”. Al principio no se dice mucho: “Ir a Disney” arriesga la más pequeña, pero el clima cambia dramáticamente cuando el hijo adolescente del matrimonio protagonista se anima a decir: “Mi deseo secreto es que mis padres no se separen”. Era el elefante en la habitación, lo no dicho. De pronto alguien se anima y lo señala.

Lo que viene a continuación es lo que Peck describe como “el túnel del caos”. Todos los presentes están incómodos. Pero las caretas se han roto: necesitan hablar. Hay reproches, llanto, recriminaciones, etc. Y aunque no lo parezca, están ahora mejor que antes porque la verdad ha salido a la luz y a partir de la realidad –como en el fondo, se quieren- será posible sanar. Animarse a pasar por el túnel del caos es la única (aunque dolorosa) manera de pasar de una pseudo-comunidad a una verdadera.

Imaginen los lectores esta situación: en una tertulia de domingo, uno de los mayores, en lugar de resignarse a escuchar una vez más los típicos temas oficiales, mira al resto y dice: “Es casi seguro que esto sea difícil de responder, pero estoy dispuesto a tratar este asunto cueste lo que cueste: ¿quiénes de ustedes saben que no estamos viviendo una auténtica vida de familia aquí?”.

Nadie en su sano juicio quiere vivir otra cosa que no sea una verdadera comunidad. Y en la Obra, la “vida de familia” debería buscar eso. Si se permitiera a los residentes de un centro entrar -sin peligro a represalias- al túnel del caos, es probable que esa tertulia fuese memorable. Todos pasarían un sano mal momento: podrían mostrarse vulnerables, decir cómo se sienten, qué los angustia, qué los ilusiona, cuáles son sus miedos, qué es lo que ya no aguantan. No me extrañaría que los asistentes acabasen abrazados y llorando a lágrima viva, pidiéndose perdón, con el corazón ensanchado, y que de ahí en adelante la vida del centro se volviese más cálida y auténtica.

Pero, ¿sería esto posible? Tal vez no, al menos por ahora.

En relación con estas limitaciones emocionales, el día de mi salida tuve dos conversaciones que no olvidaré. La primera con el vocal de San Miguel. Fue bien triste. Un helado trámite administrativo. ¡Y se suponía que unas horas antes éramos hermanos! Al tío no se le escapó un sentimiento.

La otra fue por la tarde, con un sacerdote diocesano. Yo me desahogué con él, que me escuchó con afecto aunque no me conocía. Al terminar, sólo dijo: “¡Qué terrible debe haber sido estar tan solo y sentirte tan abrumado!”. Los ojos se me llenaron de lágrimas. ¡Al fin alguien que no me daba un consejo ascético sacado de un guion! Simplemente, me comprendía.

Cuando en un centro sea seguro entrar, de vez en cuando, en el túnel del caos, será una señal de que las cosas están mejorando. Mientras el sólo imaginarlo sea utópico, allí habrá una pseudo-comunidad, con la falta de oxígeno emocional y la depresión que implica estar sumergido en ella.

CuQ

PD: Gaspar, rezo por ti. Aquí te aconsejarán bien.


Publicado el Lunes, 24 octubre 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Relación con las mujeres.- Entregado

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Entregado :

La relación con el sexo opuesto es algo que se me queda en la cabeza como totalmente prohibido (¿cómo iba un sacerdote o consagrado a mirar una película con escenas o tener pensamientos de algún tipo?). Creo que en este no tolerar ni siquiera el exponerse está el razonamiento del miedo a estar con el sexo opuesto.

En los centros del opus se omitían todas las escenas sexuales de las películas, se hacía literalmente una criba censora y solo se veía el resto de la película. No había nada de una renuncia real a las sensaciones que las películas con sus escenas pudieran generar. Lo que había o se entendía por renuncia era no mirar esas escenas, mirar hacia otro lado o no mostrarlas. “Alejarse del pecado por miedo”, no exponerse a las sensaciones, que algunos autores dicen que si no se hace, la sexualidad acaba por volverse contra uno mismo, precisamente porque no se le ha dejado tener su papel, que dentro de un marco es bueno y positivo.

Recuerdo, (y me doy cuenta de lo mucho que esto me ha influido) que a los numerarios les decían que “no podían tener amigas” y por eso rompí totalmente los vínculos con amigas de mi hermana, teniendo esa excusa (porque en el fondo lo que estaba haciendo era tener una excusa para no mostrarme como estaba, “cambiado, enrarecido”. Estar sin amigas era más cómodo, y si el opus lo predicaba, “genial”).

El precio que he pagado es el de no tener amigas (o mejor, no permitirme el sentir amistad hacia chicas) durante mucho tiempo, y sentir solo empatía por ellas. Con la ayuda de una terapia se han abierto otras sensaciones más positivas.

Entregado


Publicado el Miércoles, 27 abril 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Sexualidad.- Entregado

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Entregado :

Uno de los superiores en el colegio mayor donde fui me comentaba, tras haber entrado yo en la depresión, que había algo en común entre mi estado en el alma y que algunos numerarios cayeran en la masturbación. Me hacía una especie de confesión, como diciendo, “igual que tú entras en la depresión y no puedes controlarte, así otros (numerarios) caen en la masturbación y en el fondo no pasa nada”. Entiendo que se le quisiera dar un tono comprensivo a ese fenómeno entre los numerarios para que no se escandalizaran. Pero que equipararan mis pensamientos de depresión con una masturbación incontrolada me parecía inadecuado. Porque era como confesar que en el fondo ”nadie puede ordenarse en la verdad” en esto, y todos podemos quitarle sal al asunto, como algo casi involuntario. Seguramente hay mucho que ver detrás de por qué un numerario “necesitaría” masturbarse, qué razones psicológicas hay detrás de ello.

Pero que te presenten tan altos ideales ascéticos en la institución y luego te diga un superior mismo que a la masturbación espiritualmente hay que quitarle peso, me parece inapropiado e incoherente. Porque se te está diciendo que no es posible vivir el celibato o la virginidad. Lo más que se puede hacer es luchar por poner la batalla lo más lejos posible (reprimiendo o no exponiéndose) y si luego se cae “al menos se ha luchado” poniendo los medios posibles. Para mí, este “poner los medios posibles” no es más que una excusa moral para justificarse, porque los verdaderos medios están en ver qué le pasa a esa persona afectivamente para que quiera tener un escape de la presión subjetiva; qué está originando una presión innecesaria en esa persona y por qué el escape a esa tensión sale en la zona sexual. Pero todo este discernimiento psicológico no existe como tal, o al menos no lo había en mis tiempos, así que lo único que se podía hacer era no “echar hierro al asunto” y vivir con la contradicción o la debilidad.

Recuerdo a un profesor miembro adscrito de la obra que tenía una relación tensa conmigo por diversos motivos (antes de entrar yo en la obra). Este hombre tenía algún viso de preocupación por mí (mis notas eran cada vez peores), así que me invitó a una convivencia donde había un sacerdote de la obra (por cierto, no me dejó llevar la guitarra, que tanto me apasionaba entonces). Yo accedí quizá por los otros compañeros de colegio que también iban, y en el fondo por sentirme visto por alguien, ya que en aquel entonces me encontraba muy solo con mis problemas de adolescente. Este profesor, al ver que yo no comulgaba en la misa o no me confesaba, directamente me preguntó si me había masturbado. No solo presuponía que él tuviera una autoridad sobre mí como para preguntarme esto (autoridad que solo da el amor, y en ese caso no lo había, pues no había ninguna relación de amistad), sino que presuponía que se trataba de un problema de índole sexual que había que atajar y que él tenía la "obligación moral" de hacerme ver.

No vi en esa pregunta ningún signo de respeto por mi conciencia o por mi discernimiento personal, y mucho menos un atisbo de preocupación por el problema real que hubiera detrás de mis conductas. Es este tipo de comportamientos en la gente de la obra que hacen que nos sintamos violados en la intimidad, una intimidad que por otra parte no comprenden, pues no la tienen ellos mismos al acceder a ese ideal de vida en el que no hay lugar para la iniciativa propia o al discernimiento personal. De todos los escritos de Escrivá que he leído, apenas he visto alguno que hablara del discernimiento, y mucho menos de la comprensión de problemas psicológicos desde otra perspectiva que no sea la moral pura y dura. En fin, sobre esto se podrían escribir libros enteros de experiencias diferentes. Esto es solo un botón de muestra.

Entregado

P.D. Para todos los que tenéis esa herida con la que trabajar os dejo esta canción de Juanes. Pensad en la obra como en esa mujer de la que Juanes habla, creo que os ayudará:

Hoy me voy Llorarás, llorarás cuando se vaya el sol y yo con el dejando tu vida sola te dirán, te dirán las flores del jardín cuando te amé y cuando soñé tu luz. Devuélveme ese corazón que tú no supiste valorar lo que te daba yo de verdad. Devuélvelo, devuélvelo no es tuyo no, ya se acabó el tiempo en que tú brillabas. Devuélveme el corazón que tú no supiste valorar lo que en verdad te daba yo. Hoy me voy pero no, no se va la herida que me queda por amarte, por mi culpa, por los besos que en el mar te di. Corazón me sobró y coraje me faltó para dejarte. Tengo miedo de no olvidarte y por eso de ti me despido.  Hoy me voy. Hoy me voy. Hoy me voy.

 https://www.youtube.com/watch?v=LCEkumyv4g4&index=3&list=RD4z9gux9s_wQ


Publicado el Lunes, 25 abril 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Homosexualidad.- Pantagruel

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Pantagruel :

He seguido el reciente debate sobre la homosexualidad, del que habéis escrito Ramón, Josef Knetch, Ferrer, etc.

Siendo como es un tema que supera el ámbito del opus y en el que es dificil otorgar alguna categoría de definitiva a las diversas definiciones o propuestas, os aconsejo, si no la habéis hecho, la lectura de la experiencia, causas y sistema de abandono de la AMS escrita por Richard Cohen. Para mi es de toda credibilidad. Ahí lo dejo, si os puede servir.

Ah, me olvidaba: en alguno de vuestros escritos se afirma que asociaciones de gays y lesbianas privan que las personas afectadas sepan que existen métodos de tratamiento para quien lo desee, sobre la AMS. Totalmente cierto.

Un abrazo

Pantagruel


Publicado el Viernes, 26 febrero 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Abusos.- Gustavo

075. Afectividad, amistad, sexualidad
gustavo :

Estimados;

El fin de semana vi la película Spotlight, que cuenta sobre tema de los abusos ocurridos en la ciudad de Boston y cómo el cardenal Law encubrió a los pederastas. Al cardenal, Juan Pablo II se llevó al Vaticano para que no lo juzgaran en USA, donde aún vive (Francisco lo "traslado" de Santa María la Maggiore a un lugar mas modesto, pero nada más). No sé si las estadísticas que da la película son ciertas o no (dicen que por lo menos 6% de los sacerdotes tienen problemas de este estilo, es decir serían pederastas). Y entonces me quedé pensando si estas cosas ocurrían en la opus o no. Sé que el tema se trató en algun momento en Opuslibros.

Personalmente no conozco ni escuché de ningún caso concreto, pero parece casi imposible que en un lugar lleno de hormonas contenidas nada de eso haya pasado, sobre todo en los colegios y/o clubes. Se conocen casos de numerarios enamoradizos (a los que trasladaban a otros centros o paises), pero nunca algún tema con menores. Si nada de esto pasó (tema que parece ser común en muchos ámbitos de la Iglesia), no va a haber más que creer que en la opus eran mejores, por lo menos para esconder la basura bajo la alfombra....

Besos y abrazos (sólo a los mayores de edad) Gustavo.


Publicado el Viernes, 12 febrero 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Libros silenciados: Educación sexual en los colegios tipo Gaztelueta.- Gervasio

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Gervasio :

Educación sexual en los colegios tipo Gaztelueta

Autor: Gervasio, 28/10/2015

 

Rasgo característico de ese tipo de colegios del Opus Dei es que todo alumno tiene su preceptor. Cada quince días los alumnos del colegio Gaztelueta son obligados a mantener una charla con su preceptor. Para que no se escaqueen, el preceptor irrumpe en clase y saca de clase al alumno a él encomendado. Así se expresaba el director de Gaztelueta en una entrevista publicada en “El Correo” el pasado 4 de octubre:

 

- Dígame, ¿qué hacía un profesor reunido a solas en su despacho con un alumno durante una hora varias veces por semana?

- Esa información, con testimonios de otros profesores y alumnos, la tiene la Fiscalía. Además, yo no estaba en aquel despacho.

 

- ¿Pero es normal que ocurra eso en su colegio?

- Es habitual, sí. Procuramos que sea quincenal. Lo hacen todos los preceptores del colegio.


Publicado el Miércoles, 28 octubre 2015
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Sexo, sexo y sexo.- A.Plaza

075. Afectividad, amistad, sexualidad
A.Plaza :

Es que después de dos décadas en la obra, todavía me cuesta pronunciar con naturalidad la palabra. Yo también aprendí desde el principio, como cuenta ElCanario, que el sexto mandamiento ocupaba el sexto lugar, sin embargo eso era absolutamente falso. Era a los pecados que más se le prestaba atención. Y lo digo por experiencia propia y ajena. Aunque ahora pienso que el 99% de “pecados” no lo eran tales y el 1% restante, tampoco.

Me encantaría hablar largo y tendido del tema pero me quedo en una anécdota que me ocurrió en el centro de estudios.

Acababa de llegar y me llama la directora, que para mí, en esos momentos era un ser inaccesible, ya que estábamos divididas por grupos y la subdirectora de grupo ejercía de directora.

Recuerdo el entorno como si fuera hoy y han pasado 32 años… Me lleva a una barandilla que daba a la piscina y apoyada con aire informal me dice, sin más:

d. Sé que usas tampax.

Yo. Sí (un hilo de voz salió con mucha dificultad de mi boca)

d. Pues tienes que dejar de hacerlo. Todos los pecados contra el sexto mandamiento son pecado mortal. Ponerse en ocasión es ya un pecado mortal. Y usar tampax es ponerse en ocasión.

Yo. Vale, gracias (con el hilo de voz mucho más fino y quebrado)

Después de tanto años se me siguen poniendo los pelos de punta. Cada vez veo más claro que ser de la obra y tener una conciencia bien formada es imposible.

Menos mal que no se le ocurrió decirme que con carácter retroactivo, sumaba en mi haber cientos de pecados mortales. Lo que no sé si me sugeriría confesarme. Me imagino que sí, debido a la gravedad que le dio al asunto.

Así que cuando aparecen en la opinión pública como pederastas, (es fácil confundir persona con institución) en vez de como ladrones de guante blanco, que sería bastante más exacto, solo me queda pensar que también se lo tienen merecido por haber “violado” la conciencia de tantas almas.

¡Que locura hemos vivido! ¡Gracias a Dios nos fuimos!

A.Plaza


Publicado el Miércoles, 28 octubre 2015
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: El sex(t)o mandamiento.- ElCanario

075. Afectividad, amistad, sexualidad
elcanario :

En el Opus Dei el sexto mandamiento de la Ley de Dios es el principal y el que más veces se trata, tanto si si eres de San Rafael, como si ya te has hecho de la Obra. Con este comentario pretendo abordar el último artículo de JaraySedal, que a su vez se refiere a un artículo de Ander sobre su experiencia en el colegio Gaztelueta.

En algunos ambientes se suele emplear el término "sex(t)o" mandamiento. Los directores de los centros y sus adláteres suelen decir que el principal mandamiento es el primero, amar a Dios sobre todas las cosas, y el sexto queda en ese lugar, el sexto. Sin embargo con sus hechos demuestran que para ellos es el primero. Paso a desarrollarlo.

Antes de hacerme del Opus Dei hablaba frecuentemente con el director del centro. Estaba a punto de cumplir los veinte años. Me estoy refiriendo al curso 1964-65. Ya entonces estaban obsesionados con el sexo, que lo trataban a su manera. De otras cosas no me acordaré, pero lo del "sex(t)o" sí me quedó muy claro. El principal mandamiento es amar a Dios sobre todas las cosas y el sexto era el sexto, pero no el primero. Eso decía este hombre. Y luego cuando pasé a hablar con el sacerdote volvió a salir el tema. Qué caras más raras ponían y qué raros eran. Pensar que he sido como ellos durante casi treinta y cuatro años me parece imposible. Afortunadamente me fui un 28 de octubre de 1998.

Cuando me hice de la Obra, se me indicó que en la confidencia --así se llamaba entonces internamente a la charla fraterna, la dirección espiritual de un laico--, debía tratar todas las semanas de fe, pureza y vocación. Si no lo tratabas te lo preguntaba la persona con quien te sincerabas. Si decía algo a medias, tu "director" espiritual te pedía aclaraciones hasta llegar a la raíz. Incluso te invitaban a decir si habías cometido en algún pecado mortal contra la castidad. "Lo que mancha a un niño, mancha a un viejo", aseguraban en las charlas. Consecuencia de esto era ver de vez en cuando a otros agregados que se acercaban a la habitación del sacerdote para confesar una caída. Si en el centro vivían varios sacerdotes, se iba al asignado para los agregados y si éste no estaba en la casa, se iba a cualquiera de los otros sacerdotes residentes. Debo aclarar que en algunos centros del Opus Dei pueden residir hasta cuatro sacerdotes numerarios, que se encargan de distintos centros de hombres y de mujeres.

A primeros de octubre de 1974 pasé a encargarme de la labor de San Gabriel. Pasé de encargarme del Club Codaste juvenil en el barrio madrileño de Aluche a atender un grupo de supernumerarios de esa misma zona. Fue por poco tiempo, ya que el curso siguiente pasé a atender supernumerarios coincidiendo con los estudios nocturnos del colegio Retamar de Pozuelo (Madrid). Poco a poco me iba enterando de aspectos relacionados con el sexto mandamiento. Una de las novedades que descubrí fue que ningún hombre joven podía hacerse de la Obra si no vivía la pureza. Lo más corriente era preguntar a los chicos si se masturbaban. A los casados que se acercaban a la "labor" se les debía preguntar si tenían una relación sexual con su mujer sin poner impedimentos a lo que llamaban las fuentes de la vida como es usar el preservativo u otras prácticas del mismo tipo. El "interrogatorio" llegaba hasta esos extremos. Un señor casado no podía hacerse de la Obra si usaba el preservativo con su esposa, salvo rarísimas excepciones. Tenía que dejar esa práctica.

Es frecuente en los centros que en los círculos breves, al llegar a la tertulia, se den listas de candidatos a hacerse de la Obra para rezar por ellos. Los más próximos están en lo que llaman algunas veces "primera división". Recuerdo a un chaval que iba con frecuencia al centro y estaba en esa lista. De repente desapareció de ella. Indagué los motivos de ese cambio. Muy en privado se me dijo que se masturbaba con frecuencia y por ello no podía hacerse de la Obra mientras no abandonara esa práctica. Con el tiempo, me enteré que pitó de numerario pero perseveró poco tiempo. La explicación que me dieron en la Obra fue que nadie podía hacerse numerario, agregado o supernumerario si no vivía la pureza propia de su estado de célibe o de casado, pues si no lo vive no puede perseverar. De ahí que en los colegios y centros del Opus Dei se pregunte tanto por cuestiones relacionadas con el sexto mandamiento de la Ley de Dios. Todos ellos están encaminados a conseguir más miembros de la prelatura. Por supuesto que también se da una formación cristiana a su manera, pero el objetivo principal es el proselitismo. No se trata de la misma manera al que puede hacerse de la Obra que al que tiene una dificultad de este tipo.

Otra cosa que observé en la Obra es que cuando alguna vez pregunté en la confidencia para aclararme en una cosa sexual siempre se me remitía al sacerdote y luego este último nunca lo aclaraba. ¿Por qué ese misterio y no hablar claro? ¿En qué quedamos? Si se puede hablar con el sacerdote y luego éste no aclara, ¿por qué es? Para mi, el sexto mandamiento es un tabú en el Opus Dei. No se puede tratar. Eso sí, presumen de saber todo del matrimonio, el noviazgo y las prácticas homosexuales. Pontifican en todo y luego no tienen idea de nada. Cuántas segundas intenciones atribuyen a los matrimonios que no viven según ellos o a los homosexuales. Uno de sus "gurus", un numerario, hasta anuncia públicamente que se puede corregir la homosexualidad. No admiten que sea una cosa natural, como es natural la heterosexualidad. Siempre utilizan las mismas citas.

ELCANARIO


Publicado el Lunes, 26 octubre 2015
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: La imaginación para el Opus Dei.- Atlas

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Atlas :

Me sorprende un poco cuando algunos padres se "quejan" de que en los colegios del Opus no se enseñe sobre sexualidad. Es como si pretendieran que en una escuela para ciegos además del brayle les enseñaran también el sistema tradicional de lectura, tal vez por si las dudas, el niño, misteriosamente de pronto, se volviera vidente. Además, no es cierto.

En los colegios del opus se habla todo el tiempo de sexualidad, cómo no tenerla, cómo guardarla hasta el matrimonio, cómo no caer en la tentación desorbitada de la carne. La sexualidad en el Opus se enseña pero bajo una premisa antropológica de hambre desbocada, el sexo existe demasiado, tanto y tan peligrosamente que hay que desarticularlo antes de que explote.

Vuelvo, el Opus enseña sobre sexualidad a partir de los seis años (es un poco prematuro, quéjense mejor de esto) cuando le enseñan la virtud de la pureza, de la castidad, de la decencia en el vestir, de guardar la vista, de no mirar cuadros con desnudos, habla de sexualidad cuando dice que la imaginación es la loca de la casa, que los cuentos rosas se tornan verdes etc. etc. de cuánto ofende y daña a Dios la impureza de un corazón lascivo... Y lo hace tan antes de tiempo, tan antes de que la sexualidad aparezca, que termina anteponiendo un vidrio esmerilado y raro en la vida sexual de una persona para siempre.

La única herramienta que tendrá el niño en esta "educación sexual", deberá entonces provenir de la familia, de los padres. Son ellos los responsables, de equilibrar esta mirada, de humanizar la sexualidad de sus hijos, de naturalizar lo natural. Por eso, los padres que manden a sus hijos a los colegios del Opus, o bien no se quejen, o bien no los manden.

Atlas


Publicado el Lunes, 19 octubre 2015
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Sobre abusos.- Ramón

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Ramon :

Hola,

En primer lugar, mi apoyo al muchacho que denunció abusos en Gaztelueta y su familia.

Como cuenta Agustina (14-10-15) el lío que se ha organizado con el presunto cierre del caso por parte de la Santa Sede, seguro que les estará haciendo más daño aún. Desde luego, malo si es todo un montaje. Y peor si de verdad la justicia eclesiástica funciona como refleja Agustina.

Esto es una pena muy grande. Nadie debiera sufrir un abuso, y si lo denuncia, no debiera ser sometido a un laberinto de sospecha, pruebas y contra pruebas. Gervasio hizo hace unos días una observación sobre lo que pueden ser abusos y no serlo. Y la respuesta de Ruta (12-10-15) no puede ser más breve y atinada: nadie debe manosear a nadie. Y manosear es manosear.

Tengo un amigo muy inteligente. Para enseñar a sus hijos lo que es el respeto, y que no hagan bromas pesadas, dice algo que a mí me encanta:

- Broma es cuando nos reímos los dos.

En otras palabras: se es cariñoso cuando los dos sentimos ese cariño.

Anécdota personal: en mi colegio, con 7 y 8 años, había que confesarse con un cura que te hacía preguntas verdaderamente guarras y encima te abrazaba, te estrujaba, te achuchaba... En la oscuridad de la capilla, aquello era un horror, asqueroso, y salías sintiéndote más sucio de lo que habías entrado. Evidentemente, no te metía mano en zonas pudendas, pero el meneo que te metía ya bastaba... No sé si su intención era mala, pero no conozco a nadie que no se acuerde de aquello con asco. Mal asunto.

Que yo sepa, un profesor/a puede mostrar afecto por los chavales, darles un abrazo, o incluso pedirles que le den un beso, pero de ahí a manosearlos es una cosa muy distinta. Uno nota cuándo una palmada en la espalda está envenenada o es de verdadero afecto, cuándo un beso es de cariño o de Judas... cómo no va a notar tocamientos impuros o lujuriosos. El afecto no se manifiesta, que yo sepa, tocando partes del cuerpo que no proceden, o haciendo manifestaciones de cariño en privado o a horas intempestivas. Si un chaval se queja, es por algo. Los niños tienen un sentido especial para todo lo raro, lo que chirría, lo que no encaja. O bien el acto no es correcto o bien no se produce en el contexto socialmente aceptado. 

En el colegio sabrán por qué no han aclarado todo desde el primer momento.

Por otra parte, me rechina tanto lío canónico sobre si el obispo es competente, si lo es Roma o el Sursum Corda. Son retruécanos legalistas que nunca debieran darse en una iglesia verdaderamente fraternal. Que yo sepa, el obispo es el supervisor de todos los cristianos de la diócesis. Si para algunas cosas hay cristianos que se salen de la norma es porque son de una orden religiosa. Pero aún así, no dejan de ser cristianos y tienen su obediencia como tales con su obispo y el conjunto del Pueblo de Dios. 

Tiene guasa que los obispos digan lo que les dé la gana al poder político, y en cambio no sepan poner orden en su casa. Manda narices que se diga que los obispos son descendientes del Colegio Apostólico, y luego se diga que lo son, pero menos. Si estos canonistas tan cultos leyeran los Hechos de los Apóstoles y las cartas de Pablo, verían cómo todos se sentían co responsables y todos escuchaban a Pablo o a Pedro. Ese Pablo que desde muchos kilómetros de distancia cantó las cuarenta a una comunidad cristiana por tener gente incestuosa en su seno, o falsos profetas. Pues mira, ahora resulta que un obispo puede inhibirse en un tema de esta gravedad. Si los padres de la Iglesia levantaran la cabeza se volvían a la tumba. Aunque tampoco debe extrañarnos, con las actuaciones que desde hace años tienen los obispos...

En fin, vayan nuestras oraciones por esa familia y ese chaval.

Ramón


Publicado el Viernes, 16 octubre 2015
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Manosear a un alumno.- Ruta

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Ruta :

Un preceptor no puede manosear a un alumno.

 

¿Qué pensaría un colegio si los alumnos se dedicaran a manosear a los directores y preceptores? Sería intolerable.

 

Dios nos cuide.

Ruta de Aragon.


Publicado el Lunes, 12 octubre 2015
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Pederastia y Opus Dei.- Gervasio

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Gervasio :

Pederastia y Opus Dei

Autor Gervasio, 9/10/2015

 

Nada más salir publicado el lunes 5 de octubre de 2015 mi artículo “Pederastia en Gaztelueta”, un numerario veterano me escribió: ¿Pienso que es verdad? Sí, siempre lo he tenido claro. He conocido gente de la Obra que, por lo que manifestaban en la charla fraterna, estaba claro que había tendencias al menos bisexuales y que se concretaban en atracción por los chavalitos que trataban


Publicado el Viernes, 09 octubre 2015
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Sexualidad, abusos e Iglesia, opus.- Class

075. Afectividad, amistad, sexualidad
class :

Primero de todo solidarizarme con la presunta víctima y su familia. Pongo “presunta víctima”, pues creo que los hechos aún no están probados. Y mi más total condena y que le caiga todo el peso de la ley y una tonelada más, si el presunto pederasta, es culpable.

Mi pregunta es ¿sólo uno en el opus dei? O ¿esto es la punta del iceberg? Todos sabemos que el opus dei cuida muchísimo el tema de de sexualidad y no vamos a culpar al opus dei de promocionar o no tomar las medidas oportunas, ante temas de este tipo. Ahora bien, la sexualidad es como un rio, se le puede encauzar, pero nunca frenar, porque el agua salta todas las barreras, tardará más o tardará menos, pero se las saltará.

En los triángulos amorosos siempre hay alguien que acaba perdiendo: en el caso del celibato, el amor y el sexo, se puede llegar a un cóctel explosivo.

1.       Si el Amor y el celibato van de la mano, la sexualidad cojea.

2.       Si el amor y el sexo van de la mano, el celibato muchas veces va como puede.

3.       Si el sexo y el celibato van de la mano, el Amor brilla por su ausencia.*

4.       Cuando cada uno de los tres va por su lado, explota todo, es una bomba atómica.

*Aquí no quiero entrar en el juego de la sexualidad del amor casto matrimonial.

Como ya he comentado en otras ocasiones, el celibato es una forma no natural de vivir, o al menos, es una forma de vida “forzada”.

Que el celibato es un medio para conseguir un bien mayor, vale. Pero no olvidemos, que una sexualidad bien encauzada, célibe o no, se evitarían muchos males.

Antaño en la Iglesia, cuando había un caso de pederasteria, se daba a los hechos la menor publicidad posible, se trasladaba al presunto culpable a un lugar distante y se persuadía a los padres y allegados de la víctima de que guardasen silencio, tal como afirma, muy acertadamente Gervasio. Pero ahora estas cosas son inaceptables y la Iglesia se ha visto obligada de modificar la postura, tan cómoda para ella.

Una vez más reitero que la Iglesia debe mirar de cara a cara la sexualidad humana, sin miedos, y canalizar los problemas hacia soluciones reales. Los católicos no podemos ser ingenuos institucionales, la Iglesia tiene muchos problemas atrasados y debe de hacer los deberes.

Aquí el opus dei es uno más, y debe de tener la humidad.

Y si Gaztelueta, no está bajo jurisdicción eclesiástica, que saquen todos los curas de dentro y los manden a misiones. No se puede poner una vela a Dios y otra al diablo, excepto si eres el mismísimo diablo.

Class


Publicado el Miércoles, 07 octubre 2015
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Fuimos amigos antes de pitar, pero no después.- CuG

075. Afectividad, amistad, sexualidad
CuG :

Una de las cuestiones que más me hacía crujir en mis últimos años dentro del OD era el tema de la amistad. Tanto el “apostolado de amistad y confidencia” como la “fraternidad” tienen muy poco que ver con lo que realmente es la amistad.

Luis, uno de los compañeros de bachillerato que yo “trataba” (otro término chocante), fue el primero que me confrontó por esto: “Yo siempre te cuento mis problemas, pero tú nunca me hablas de los tuyos”. Debí haber captado esa luz, pero no lo hice. No sé qué le dije. Más tarde, el director me señaló que no valía la pena dedicar tiempo a Luis, era mejor buscar a los más selectos. Dejé de llamarlo...

Publicado el Lunes, 17 agosto 2015
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Vivir y Morir en la opus.- Gustavo

075. Afectividad, amistad, sexualidad
gustavo :

Estimados:

Increíble lo que se menciona del Padre Danilo. Me genera una sensación de odio e impotencia ver lo que sucedió. Que la opus mienta y esconda la verdad vaya y pase (nos tiene acostumbrados) pero es muy fuerte ver que no fueron capaces de cuidar y darle el cariño suficiente al P. Danilo. Que no adviertan la falta de un sacerdote de un centro a la noche y no lo busquen es un acto que demuestra lo poco que le importa a la gente al opus.

El opus usa y tira. Ese es el concepto. Cuando me sirven, genial, cuando no, que se vayan. Lo demuestra también el desprecio de ese numerario que al recibir la notificación policial, en lugar de averiguar se saca el problema de encima. Total, qué me importa, no?

Internamente se corría el rumor del suicidio, pero la verdad no quería creerlo. No sé si la opus ha tomado medidas luego de esto, pero la cúpula de la Comisión y Delegación sigue siendo más o menos la misma, con lo que parece no haberlos afectado en nada lo ocurrido. Quizás sea el momento de que la Iglesia tome cartas en el asunto, investigando qué es lo que pasa en la opus con tantos enfermos psiquiátricos, el trato que se les da, y cómo funciona el manejo que se hace de las personas, en especial de los numerarios y numerarias. Ojala rueden algunas cabezas en la opus, para que lo de Danilo no hay sido en vano.

Gustavo


Publicado el Viernes, 06 marzo 2015
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: No es bueno reprimir toda inclinación afectiva.- Luciana

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Luciana :

Querida Eatm,

Me ha sucedido algo extraordinario. En diciembre de 2013 has escrito un correo en Opuslibros, correo en el que me planteas la siguiente pregunta: ¿Puedo tener alguna esperanza de llenar mis necesidades afectivas en el Opus dei? Pues bien, ese correo lo respondí inmediatamente, pero por circunstancias que desconozco, mi ordenador jamás envió esa respuesta (yo pensé que Agustina te lo había enviado en privado). El fin de semana pasado buscando un correo anterior, me di cuenta de que en la carpeta “salida” del programa que utilizo para enviar y recibir correspondencia, había como 300 correos que yo había escrito y no habían sido enviados. Entre ellos el que iba dirigido a ti. Desconozco si aún tienes interés en mi respuesta, pero lo escrito escrito está, y aquí te lo envío con más de un año de retrasoJ

Querida Eatm:

Me pides mi opinión y me preguntas: ¿Puedo tener alguna esperanza de llenar mis necesidades afectivas en el Opus dei?, interpelación a la que te respondo con un rotundo: Sí.

Cada ser humano tiene necesidades afectivas diferentes. Más allá de que haya ciertos parámetros que nos indiquen un mínimo de “afectividad” que cada persona necesita para cubrir sus necesidades básicas y mantenerse sano, la cantidad y calidad de la afectividad varía de acuerdo a cada ser humano. Podríamos decir que hay tantas “necesidades afectivas” como serer humanos sobre la tierra. Hay quienes estando rodeados de personas (padres, hermanos, amigos, pareja, etc) sin embargo se sienten solos, mientras que otros en apariencia “solitarios”, pues no manifiestan carencia afectiva alguna, se sienten plenos con su vida y se relacionan lo mínimo e indispensable con los demás. El porqué de estas circunstancias daría para hablar y debatir un siglo, lo que excede tu pregunta y mi conocimiento.

Por tus correos anteriores entiendo que estás conforme con tu “ser numeraria”, aunque por momentos sientes ciertas “carencias afectivas” que te preocupan y que –tal vez- atribuyes a tu situación particular. También entiendo que estás en la Obra porque quieres, te sientes conforme con tu vida más allá de este aspecto, y me planteas esa pregunta para saber si puedes aumentar tu nivel de “afectividad” sin salir de tu sitio (todo esto lo estoy interpretando; si me equivoco entiende que es por falta de información).

Pues bien, mi opinión es que sí puedes –desde tu lugar- cubrir tus necesidades afectivas sin necesidad de que tu vida sea un espejo del resto del mundo. Es cierto que necesitas aceptar tu situación y construir lazos afectivos desde el lugar en el que te encuentras; y creo que siempre se puede más allá de las circunstancias exteriores. Convengamos que la Obra no fomenta la afectividad (no es la única institución en este aspecto), pero tú sí puedes sentir afecto, tú sí puedes querer y ser querida y no dejarte influir por las circunstancias de afuera.

He conocido numerarias que querían con todo el corazón, que iluminaban con su presencia todas las reuniones, que siempre tenían una sonrisa sincera y unas palabras de consuelo cuando alguien buscaba sus consejos. El ser “luz”, el ser “compañía”, el ser “consuelo” no depende de quienes te rodean sino que depende de cada persona; y ya te dije que no hay dos seres humanos iguales. Hay tendencias pero no hay axiomas en las relaciones humanas. Tú puedes ser esa persona que de luz, cariño, consuelo, y en la medida que des vas a recibir. Pues cuando uno da, el solo hecho de DAR ya implica un RECIBIR. Tú das y recibes casi  instantáneamente. ¿Nunca te has sentido feliz de verdad cuando has ayudado a alguien? Es inexplicable -yo desconozco el motivo- pero cada vez que tiendo una mano es como si el mismo Espíritu Santo soplara en mi corazón aliento de paz, felicidad, alegría. La mayor fuente de amor es justamente el “dar la vida por sus amigos”. Y tus “amigos” pueden ser los seres más cercanos; pueden ser tus hermanas numerarias, pueden ser tus compañeros en el trabajo, en el estudio, pueden ser las personas que te cruzas y a las que tal vez puedes hacer la vida un pelín más agradable.

Por favor, no caigas en el error de pensar que sentirse “pleno” afectivamente es un estado en el que te puedes perpetuar indefinidamente. Todos tenemos nuestros momentos de alegría y tristeza, de euforia y depresión, de agitación y tranquilidad. De eso se trata la vida y no se puede idealizar ningún estilo de vida. Es cierto que en la Obra hay muchas personas enfermas psicológicamente, y gran parte de su enfermedad está causada por oprimir ese sentimiento afectivo innato en los seres humanos. No es bueno reprimir toda inclinación afectiva; puedes moderar sus manifestaciones, pero jamás reprimirlas por completo si te quieres mantener equilibrada. En eso está el error en la Obra; en creer que para estar entregada a Dios “en medio del mundo” hay que estar alejada de todo afecto humano. Si quieres estar en el mundo debes aceptar las leyes de ese mundo, y los “afectos entre pares” es parte constituyente de la vida en sociedad.

Entonces, te repito: creo que tú sí puedes llenar tus necesidades afectivas, tanto en el Opus Dei como fuera de él. Debes buscar la forma. Mi consejo es que ames con todo el corazón aunque no seas retribuida instantáneamente. Intenta desarrollar tu capacidad de “intuición” para estar al lado de quien te necesita aunque no pueda manifestarlo. Mantente cerca de tu familia de sangre, aunque sea contrariando un poquito la distancia que te piden (una llamada de vez en cuando les hará bien a ellos y a ti). Busca alguna actividad fuera de “Casa” si es que no la tienes; lo que sea que te permita respirar otro aire, hablar otros temas, oír otras historias. Verás que se puede ser feliz en cualquier rincón del mundo y bajo toda circunstancia si logras no perder de vista el Norte. Para mí, y espero que para ti también, el Norte es Jesucristo y la  meta la Vida Eterna que Él nos prometió.

Cuídate mucho y si quieres “hablar” aquí me encuentras.

Ah, y si te apetece leer tal vez “El hombre en busca de sentido” (Viktor E. Frankl) te hará bien (si lo has leído léelo de nuevo con otra perspectiva), pues verás cómo una persona sobrevive al vacío afectivo (y al odio encarnizado también) apoyándose únicamente en su libertad interior. Este hombre voló alto encontrándose en el hueco más profundo.

Un abrazo,

Luciana


Publicado el Lunes, 02 marzo 2015
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Privilegiada.- Lizzy Babieca

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Lizzy :

En mi casa no siempre hubo agua potable, ni luz eléctrica, ni comida. Pero siempre hubo alegría. Los programas de reportajes, las lecturas, me enseñaron que vivía en una parte del planeta sin esclavitud, sin matrimonio infantil, sin burkas. Mi educación dependía de la disciplina que tuviera para estudiar por mi cuenta, pues siempre tuve acceso a libros. Dos tazas de té con azúcar, una marraqueta con margarina y un plato de arroz con tomate al día, resultaba suficiente para mantenerte leyendo un verano entero. Ya después de los 15, siempre podías trabajar si necesitabas algo. El mundo era el límite y me asomaba a él con agradecimiento y ganas.

Un día me topé y entré al Opus Dei. Un lugar para darse y crecer. Lleno de sentido, el que veías reflejado en los miles de destellos de luz de las impecables ventanas y en el brillo de las velas. Dios estaba ahí para mí y yo estaba ahí para todos. Otra vez era una privilegiada. Sin embargo, el precio era alto. Tu vida entera, tu corazón, cabeza, voluntad. Como se trataba del mismísimo Creador, qué importa, si todo es suyo. Yo no más lo oficializo con mi entrega, que los detalles(zos) se los dejamos a la Obra.

Uno se vincula a personas y a instituciones, de manera profunda y duradera, por amor. Porque te sabes amado y amas. Porque te aceptan. A veces más, otras menos. No importa mientras sumes más que restes. Pero si empiezas a restar más que sumar, al final del día, la tolerancia de la estupidez dependerá netamente de tu auto concepto. De cuánto creas o no que te mereces esto o aquello, o cuanto quieras o no tolerar por "razones superiores". Pero una mañana despiertas, después de muchos días -meses, años-, sin nada más que dar. Este cabriamiento espiritual ocurre cuando llevas una temporada más o menos larga trabajando por otros sin sentir cariño de vuelta. Si ya es jodido que esto te pase en la vida, lo es mucho mas que te pase en el Opus Dei, porque no tienes “un” interlocutor válido a quien reclamar lo que echas en falta, pues en el Opus Dei no existen las relaciones personales. El único “otro” allí es Dios. Y si te crees aquello de que la voluntad de Dios para ti te llega por los directores/ras, estás frito. Ya te dijeron: "viniste al Calvario, no jodas".

Cuando me salí del Opus Dei, sentí otra vez que estaba en deuda con la vida. Ayer una amiga me dio una crema para el cabello y hoy me la apliqué. Me quedó super. Díganme si soy o no una privilegiada.

Lizzy Babieca


Publicado el Viernes, 27 febrero 2015
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: ¿Una puntada sin hilo?.- Class

075. Afectividad, amistad, sexualidad
class :

Ancasti, el opus dei no da ninguna puntada sin hilo, esto que quede claro. No creo que se haya demonizado aquí al agredido, ni mucho menos. Lo compadezco, y me sabe muy mal que la Iglesia le haya servido este plato tan difícil de digerir.

Tolerancia cero con los abusos sexuales, más aún en nombre de Dios y más aún a menores. Desconozco el derecho canónico, pero yo los exculmugaría a lo “latae sententiae”. Esto es muy grave.

Estoy harto de corrupción tanto política, como social, como eclesiástica. Nuestro querido Juan Pablo II, con los abusos sexuales, se hizo el “longui”, menos mal que este Papa, va haciendo algo al respecto.

Como dice, nuestra amiga, Giovanna Reale, las guarderías de adultos no son buenas para nadie y menos para una persona que ha sido agredida tan brutalmente en su alma.

Simplemente, me huele raro, que una persona que ha sido abusada sexualmente, sea del opus. El perfil de miembro del opus dei no es el perfil de un abusado sexualmente. No me cuadra… quizá sea una puntada sin hilo… Kilosá

Class


Publicado el Lunes, 08 diciembre 2014
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Abusos sexuales y guarderías de adultos.- Class

075. Afectividad, amistad, sexualidad
class :

Según apunta diario “el Pais” (España), la carta del supernumerario dirigida al Papa, rezaba así:

“Querido santo padre: (…) tengo 24 años y soy miembro supernumerario del Opus Dei”

¿Acaso, importa algo que sea miembro supernumerario?, ¿Acaso, se le va hacer más caso?, ¿y si el texto hubiera puesto, "Querido santo padre: (…) tengo 24 años y soy chico que no milito en ningún movimiento, ni grupo…”?

¡Manda narices!, por lo que se ve, perro muerde perro. ¿Acaso no existen también otros abusos fielmente documentados en Opuslibros? ¿Acaso Agustina, ha recibido la llamada del Papa? Esto lo dejo al aire.

Los abusos sexuales no tienen perdón de Dios y son muy, muy graves, infinitamente más aún, cuando se ven niños implicados. El  arzobispo de Granada ya se puede postrarse por los suelos, por los abusos … ¿de qué sirve esto?, hay que pedir perdón actuando implacablemente, buscando las causas y erradicarlas de la faz de la Iglesia y aplicar la justicia humana y divina.

Ya es hora de que la Iglesia mire la sexualidad cara a cara, sin miedos y tapujos y si el celibato es un problema … se quita y punto, si hay que seleccionar más aún las vocaciones al sacerdocio, se seleccionan más y punto y así con todo.

A lo que íbamos. ¿Cómo es posible un sujeto de guardería de adulto llegue a denunciar?, ¿Ha sido “aconsejado” que lo hiciera por parte del “guardor”?

Ayer hablé con una persona miembro de una guardería para adultos y le mostré mi indignación y vergüenza que tengo por pertenecer a una Iglesia, que acontecen estos avergonzantes hechos. Todas las respuestas eran “balones fuera” … incapaz de dar una respuesta crítica o de culpabilizar a la Iglesia por los abusos probados pasados y presentes.

Normalmente, los sujetos matriculados en las “guarderías de adultos”, carecen de visión crítica, tienen un criterio grupal, no se plantean cuestiones socialmente complejas, pierden la capacidad de análisis y filtran la realidad por el tamizo guarderil. Los hechos o mejor dicho los actos, están perfectamente en línea, a las directrices de la “guardería”. Qué raro un supernumerario tenga tanta iniciativa contra la Iglesia. Todo esto, me huele a chamusquina, a maniobra más allá de los presuntos abusos sexuales. El tiempo nos lo dirá.

Class


Publicado el Viernes, 28 noviembre 2014
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Sexualidad en el opus dei.- beni_espinosa

075. Afectividad, amistad, sexualidad
beni_espinosa :

He leido medio riéndome la anécdota que cuenta Josef Knecht en su escrito del 10/09/14 del numerario que tuvo que huir de un museo porque un cuadro cubista le había excitado sexualmente. Me he reído, pero al mismo tiempo he sentido una gran tristeza, pensando en lo mal que lo pudo pasar el hombre al verse tentado en algo que en lo que podría haber cometido un pecado grave, ya que ya sabéis que en santa pureza no hay materia leve. Todo pecado mortal es como si crucificáramos de nuevo a Jesucristo, y todos los pecados contra la santa pureza son mortales. ¡Ay del que tenga una "caída de pureza"! ¡Está cometiendo un pecado mortal y está paralizando toda la labor de la obra por aquello de la comunión de los santos!

Comento esto en relaciòn con la editorial de Crónica en torno a la formación de los adolescentes.

Recuerdo los mensajes continuos cuando yo era adolescente: ¡Cuidado con las portadas de los discos!; ¡cuidado con mirar a las chicas!; ¡cuidado con los kioskos! ¡Mirad para otro lado, que podéis cometer un pecado mortal! ¡La sociedad está erotizada! ¡Hay una mancha verde de impureza que se extiente sin parar sobre el mundo y que quiere devorarnos! ¡Y si caemos hemos cometido una pecado gravísimo!

Cuando oigo decir que para "nosotros" los temas de pureza están en quinto o sexto lugar me parece una tomadura de pelo. La sexualidad estaba en primerísimo lugar. Siempre igual el opus dei: hace todo lo contrario de lo que dice. No sé si el numerario "tentado" del que habla Josef Knecht era adolescente o adulto, pero la anécdota no me sorprende, porque en un ambiente de tanta presión sexual cualquier chispa de nada puede provocar un incendio de consecuencias devastadoras para el "impuro".

Como bien advierte Lucas, la editorial de Crónica, bajo un tono benévolo de de orientación, oculta una fuerte voluntad manipuladora, muy agresiva, que por supuesto incluye la represión de la sexualidad. ¡Pobres adolescentes!; ¡que les dejen en paz con sus manejos! Porque por supuesto un ingrediente esencial para el control de las personas es el control de la sexualidad, y especialmente la idea de que la sexualidad es algo malo que habita en nosotros. No algo cuyo sentido tenemos que encontrar, no algo cuya íntima conexión con el amor y la afectividad tenemos que descubrir, sino algo malo, "impuro", contra lo que tenemos que "luchar". Así, al final, lo único que hacemos es odiarnos a nostros mismos. Esa es la "formación" para los adolescentes que, de hecho, propugna el opus dei.

Saludos a todas/os
Beni Espinosa


Publicado el Lunes, 15 septiembre 2014
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Para Apolo. Para Dionisio.- Unonuevo

075. Afectividad, amistad, sexualidad
unonuevo :

Queridos Apolo, Dionisio y todos (orejas e infiltrados).

 Apolo, en respuesta a tu texto (Los de la súper Obra nunca descansan) podría decir el socorrido “tú no me has entendido o yo no me he explicado bien” pero, sencillamente, creo que has leído mi artículo muy deprisa (Nunca es triste la verdad). Dices, refiriéndote a mí: ”… los de la Súper Obra nunca descansan y se infiltran en cuanto tienen oportunidad”. Digo en mi escrito que fui numerata de 1973 a 1983; o sea, de “infiltrado” nada (¡si encabezo mis escritos saludando a los infiltrados y me despido enviándoles un abrazo!); soy un humilde excombatiente, sin más. También digo que mi mujer tuvo a nuestros hijos muchos años antes de pitar de supernumerata.

En tu escrito haces referencia a otro anterior tuyo (El Opus ha ahogado la convivencia de mi matrimonio) en el que dices que este asunto de los hijos “termina como ha terminado mi matrimonio: no hablamos más que lo políticamente correcto”. No sabes cómo lamento, de verdad, que estés pasando por una situación tan dolorosa e injusta. Afirmas: “El tema de los hijos no creo que sea la cantidad ni que se deba presumir de tenerlos hasta agotar las existencias. Cada pareja es un mundo, con unas vivencias concretas y por una razón u otra al final se tienen los hijos que Dios quiere y punto”. Por eso digo que creo que has leído muy rápido mi escrito, porque, además de que queda claro que no soy un infiltrado, tú yo pensamos más o menos lo mismo, ya que escribí: “Pero volviendo a la Humanae Vitae de marras ¿la paternidad responsable es tener 2 hijos, 4, 8, 12…? Pues depende, pero eso es decisión del matrimonio, que, si es católico y quieren ser mínimamente coherentes, debe de tener un poquito de formación. Y deberían tener en cuenta las muchas circunstancias que inciden (salud de la mujer, aspectos económicos, capacidad de aguante de los dos para educar a la tribu…) y sin permitir que nadie, absolutamente nadie (a un cura diocesano ni se le ocurre; gentes de la Opus, p’a que te voy a contar) te diga que tienes que tener un número concreto de hijos. ¡Hasta ahí podíamos llegar!”. Acabas diciendo: “También quiero añadir que mi vida espiritual no ha sufrido, pero es una lucha diaria mantenerme firme en mis convicciones y no ceder a sus pretensiones”. Me alegro mucho, de verdad, pero te sugiero -¡algo se te ocurrirá!- que hables con tranquilidad con tu pareja, porque la doctrina de la Iglesia sobre moral sexual es muy clarita y es la que es (sobre eso versaba mi escrito), aunque en el Opus Dei la exageran y tergiversan de modo demencial. Por favor, ¡intenta clarificarlo con él / ella! Imagino que lo has intentado mil veces, pero ¡no tires la toalla porque te juegas mucho! Desde aquí te daremos apoyo moral… y si necesitas algo más, vuelve a escribir aquí o, si quieres, dile a Agustina que te de mi correo. ¡Haz lo que quieras!

Dionisio, me contestas con tu escrito El carrusel del Furo. Gracias por tu acogida, abrazo de bienvenida, etc. Reitero que mi escrito versaba, sin más, sobre lo que dice la Iglesia sobre moral sexual y criticaba las graves desviaciones del Opus Dei. La auto-cita que he puesto más arriba a Apolo también sirve para contestarte a ti. También dices que “respetas mis puntos de vista” y afirmas: “entiendo que no te voy a convencer, porque este es un tema de creer o no creer. Por los mismos motivos me parece que tampoco me convencerías…” Ojo, lo que tú llamas “puntos de vista” no son míos, son los de la Iglesia y, por ello, no se trata de que tú me convenzas a mí o yo a ti, ni de creer o no creer. Sencillamente, esos criterios concretos de la Iglesia (como otros sobre infinidad de temas) se aceptan o no se aceptan. Y, sí, seguro que nos vamos a llevar muy bien, aunque tus alabanzas a Peret me han dejado un poco tocao (es coña; o como hace ahora la gente joven, que es muy cómodo para cuando se está escribiendo, jajajaja).

Un fuerte abrazo para Apolo, Dionisio y todos (Orejas e infiltrados).

unonuevo


Publicado el Miércoles, 10 septiembre 2014
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Narcisismo y Sexualidad.- Manzano

075. Afectividad, amistad, sexualidad
manzano :

Estaba poniéndome al día de las recientes y siempre interesantes aportaciones, también releyendo algunos de los magníficos escritos en la sección de los imprescindibles "Libros silenciados", cuando pensé que la represión sexual que se imparte en el Opus Dei debería estar vinculada, de alguna forma, al narcisismo de su fundador.

El magistral tratado de Markus Tank demostrando esta grave patología de Escrivá no admite muchos añadidos y menos por parte de los que no somos especialistas en la materia. Pero invitaría a los estudiosos que analizaran más a fondo esta relación.

Transcribo un párrafo de la psicóloga Ilan Shira al respecto (la negrita es mía):

"Los narcisistas tienen un mayor sentido de la sexualidad, pero tienden a ver el sexo de manera muy diferente que otras personas. Ellos ven el sexo más en términos de poder, influencia y como algo atrevido, en contraste con las personas de baja calidad narcisista que lo asocian más con el cuidado y el amor".

No sería pues extraño imaginarse un razonamiento íntimo del fundador parecido: "si yo no puedo tener sexo, que soy el hombre más importante de la historia de la humanidad, tampoco deberán tenerlo los demás,... qué se habrán creído esos pobres desgraciados!".

Siendo como es el sexo (en términos de prohibición) el primer mandamiento escribariano, comparto plenamente lo que alguien dijo sobre el narcisismo: "es la única enfermedad que de verdad le debe tener miedo la humanidad".

Manzano


Publicado el Miércoles, 27 agosto 2014
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Asumir la vida como tuya.- Mariana bis

075. Afectividad, amistad, sexualidad
marianabis :

He regresado después de años. He regresado porque su influencia se ha acercado a mi nuevamente. Hace muchos años corté la relación con todas mis compañeras de colegio, con algunas contadas excepciones. El año pasado una de mis mejores amigas del colegio volvió a mí, fue una etapa muy dura y una prueba para saber si yo efectivamente estaba más allá de aquello. Fue ella precisamente quien me hizo alejarme, fue ver su sufrimiento innecesario y creciente, fue saber que había temas de los cuales no se podía hablar. Yo ya había tomado una decisión: a mi pareja le habían practicado una vasectomía y yo ya no tendría un cuarto hijo. Ella seguía recorriendo el camino sin saber que era dueña de su vida, dando gritos desesperados en la noche y la oscuridad, soñando con que algún día le dejaran ser supernumeraria...


Publicado el Miércoles, 13 agosto 2014
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Camino: sexualidad en los dos primeros capitulos.- Hormiguita

075. Afectividad, amistad, sexualidad
hormiguita :

Hola a todos,

El primer capitulo del libro Camino, trata de "carácter". El libro empieza con el desprecio de uno mismo, con la autolesión. Los capítulos dos y tres van sobre sexualidad. Jesucristo no aparece hasta la mitad del libro, el capitulo 50. Desde luego, para un libro que se llama "camino", es ya para parar de leerlo. Precisamente quien dijo "Yo soy el Camino..." está ausente hasta la mitad. Dicho sea eso, para valorar la "espiritualidad" del fundador. El control del sexo en los primeros capítulos. Por orden de lectura, el fundador desvela lo que él consideraba importante.

Hagan una breve comparación con otros libros clásicos de espiritualidad: Las Confesiones de San Agustín, La Imitación de Cristo, de Tomas de Kempis, y el Camino de Perfección de Teresa de Jesús. El tema de la sexualidad en sí esta ausente de estas obras.

Durante mi pertenencia al opus, vi ordenarse más de un centenar de numerarios. Casi todos con la misma trayectoria. Incorporación a la obra entre los 14 y 18 años, carrera y centro de estudios, algún trabajo interno, dos años en Colegio Romano, dos años en Universidad de Navarra para hacer el doctorado, y mientras tanto un trabajo de director en un centro de varones. Me preguntaba a veces, cuando se ordenaban, lo siguiente: ¿qué pueden saber de mujeres y de la vida matrimonial?

Con todo el derecho del mundo, yo puedo dudar de la gracia de estado de sacerdotes numerarios, porque han sido ordenados "sin vocación especifica al sacerdocio". Ellos podrán impartir la gracia que tan solo Dios permita, pero no por su estado sacerdotal, porque carecen de esa vocación. No tiene la llamada del Señor. En cierta manera es sacrílego ordenarlos.

Veo que los sacerdotes y diáconos en las parroquias, tratan con mujeres con normalidad, más allá de los confesionarios. Las saludan en cuanto feligresas, las tienen en la catequesis, en los consejos de las Iglesias, en los movimientos seglares, y en sus contactos dentro del ámbito de su vida y dedicación sacerdotal. Hay un trato reciproco por igual.

Sé de buena fuente que los sacerdotes ortodoxos confiesan a los fieles, pero en cuestiones de "lecho", nunca se meten.

Yo dejé de confesarme con sacerdotes de la obra, en cuanto uno de ellos me negó la absolución por mi modo de vivir la paternidad responsable en mi matrimonio. Fui al sacerdote de mi parroquia con el mismo tema y éste me aconsejó: "haz lo que te dicte la conciencia". Nada más. A partir de esa charla, el asunto de las sabanas quedó entre yo, mi mujer y Dios. He actuado así desde entonces en el amor sexual. Mi mujer y yo pudimos vivir una feliz intimidad. Por algo la intimidad se llama "intimidad".

Con eso quiero aportar mi experiencia.

saludos y feliz verano.

Hormiguita

Publicado el Miércoles, 13 agosto 2014
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Sexo, hijos y familia. El Opus entre las sabanas.- Orange

075. Afectividad, amistad, sexualidad
orange :

Después de leer los envíos de Discovery: “El Opus Dei entró en mis sábanas” y de Cecd1958: “El Opus nos estaba llevando al divorcio”, ya lo que me entra es indignación al ver el control de las conciencias que las numerarias, formando equipo con los curas numerarios, intentan hacer con las pobres señoras que caen en sus garras en materia de sexualidad, hijos y familia.

Discovery dice: "Este era un tema hablado y cerrado, zanjado desde hacía tiempo, lo teníamos muy claro y por distintas razones". Cecd 1858 dice: "...sin embargo ninguna de esas razones eran suficientemente válidas ni para el sacerdote ni para las directoras..." De modo que las razones meditadas y acordadas en la presencia de Dios en el seno de un matrimonio de buenos cristianos, al Opus le importan un pimiento.

Las numerarias y curas numerarios del Opus no tienen ni idea de sexualidad, ni se imaginan lo que es tener hijos y carecen de noción de lo que es una familia. No saben de verdad de lo que hablan, no conocen la realidad del terreno que pisan. Sólo tienen cuatro ideas esquemáticas que les obligan a imponer como “doctrina”. Ignoran y desprecian cualquier tipo de planteamiento que, dentro de la Iglesia , enfoque el tema con diferentes matices o puntos de vista, con más amor, con mas cercanía y vivencia evangélica de lo más bonito de la vida. El Opus, como siempre, ignorando lo profundo y lo autentico de los temas obcecado con nimiedades superficiales: “Echan cargas pesadas e insoportables sobre los hombros de los demás, pero ellos no están dispuestos a mover ni siquiera un dedo para llevarlas" (Mt 23, 4).

¿Qué cara pondría una numeraria si alguna señora se atreviera a decirle: hoy, en vez de organizarme tú a mí mi sexualidad, te voy a organizar yo a ti la tuya?... ¿Qué cara pondría un cura numerario si alguien le dijera en el confesionario: si no me he confesado de pecados de pureza, haga el favor de respectar mi conciencia y no me pregunte sobre los detalles de mi relación conyugal?

Saludos a todos.

Orange


Publicado el Lunes, 11 agosto 2014
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: ¡Y el Opus Dei entró en mis sábanas!.- Discovery

075. Afectividad, amistad, sexualidad
discovery :

Recibí no hace mucho un correo anónimo, al menos no reconocí el nombre del remitente que figuraba en el mail, invitándome a visitar esta web. Valga de antemano mi sincero agradecimiento a esta buena persona que me ha permitido descubrir no sólo un lugar para desahogarme como estoy empezando a hacer ahora, sino que además su lectura me está sentando como un reconfortante bálsamo. Y a pesar de no comprender algunas cosas, giros o expresiones que me imagino serán propias del dialecto de la obra, empiezo a ver más claro...


Publicado el Miércoles, 06 agosto 2014
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: La gente normal se quiere.- Lizzy Babieca

075. Afectividad, amistad, sexualidad
lizzy :

Mis hijos cuando pelean, se dan hasta patadicas en la cabeza. Hay que ver que se hacen un ovillo y parecen tres demonios de Tasmania. Pero ayer cuando llegué, el motivo para el griterío colectivo era otro: el menor, Chuqui, se había atrapado los dedos en la puerta y los otros dos se habían desesperado por salvarlo. Afortunadamente, no hubo muertos que lamentar.

Estos se quieren que da envidia. No puedo mandar a uno a "a reflexionar a su cuarto" porque automáticamente el otro se inmola y decide ir con él. Y si me toca insistir, se arma tal pelotera que pareciera que "ir a reflexionar" es lo mismo que ir a las galeras.

La gente normalmente se quiere y hace gestos de cariño que no se da cuenta, por el mismo gusto y porque le nace. No lleva registros. Lunes por medio quiero dejar de fumar y aguanto hasta cerca de las 10 de la noche, después de lo cual empiezo a saltar en un pie, a estirarme la lengua, a morderme el pelo... entonces mi marido sale a la oscuridad de la noche, por cigarros. Y ni siquiera "aprueba" que yo fume.

Y uno se acostumbra a esto tanto, que se le olvida que alguna vez el tema afectivo estuvo en uno muy reglado. Primero "dios", luego la obra, luego los demás, luego uno... esta organización de las prioridades afectivas, motivacionales y prácticas, muchas veces no te dejaba tiempo más que para las dos primeros: las normas ("dios"), los encargos (la obra), y el trabajo. Los "demás" y uno mismo, pues los metes entremedio, con ocasión de que los encomiendas y ya está.

Y el trato con los demás, la relación con los otros, que también estaba mediada, por “dios”, primero, luego por las directoras. Acompañabas a alguien por ropa o al médico, porque te lo encargaban, pues estaba mal visto que a una se le ocurrieran las cosas sola, por aquello de la obediencia y los apegos. Si bien había cariño, aquello tenía algo de falso, de obligado. Y no era para menos: es muy difícil querer cuando tienes que consultar el hacer o no hasta los gestos más nimios.

Una de mi círculo se fue porque estuvo con gripe una semana y no la fuimos a ver. Era vocación reciente, hija única y el primor de sus padres. Yo ni siquiera supe que estuvo enferma, de lo que sí me enteré es de la que ella armó en el centro cuando se recuperó, pues nos llegó raspón en el círculo. Que nuestro padre sabía perfecto lo que era querer, que quereos hijos míos, que el ser humano persona necesita cariñoooooo!!! Pues entonces harían bien en preparar a la gente a no ser gilipollas. A mí me dio una pena enorme que se fuera por considerarnos a todas una panda de cabronas. Y se lo dije a la que me llevaba la charla, quien me sujetó las lágrimas explicando que el motivo primero por el cual la gente se va de la obra -como decía nuestro santo fundador-, era ¡¡¡por falta de sinceridad!!!

Puede que esta chica haya sido muy joven y muy mimada, pero no más de lo que cualquiera necesita para poder desarrollar empatía y ser capaz de darse también. He creado, en los últimos años, una teoría que postula que todos debiéramos ser mimados, lo más seguido posible, con todo aquello que necesitamos, o que simplemente nos gusta: unas maravillosas botas de cuero, unos exquisitos chocolates, el nuevo libro de nuestro autor favorito, la invitación a una conferencia o a una exposición; un poco de compañía, un paseo por la plaza de la esquina, un abracito, y hasta unos chistes tontos que nos hagan olvidar malos ratos, o quizá penas más profundas. Todos debiéramos procurarnos entornos casi dedicados exclusivamente al mimo recíproco. ¿Acaso no es ese el fin de una familia y de la amistad: quererse?

El opus es una comunidad de trabajo. No una familia. He ahí tantos destrozos e incongruencias. Nadie va salir espontáneamente en la noche a comprarte cigarrillos. O puede que sí, pero lo harán por “dios” o por la obra, no por uno, por complacerlo a uno no más, puramente, así con desinterés desinteresado. Y eso, a lo largo de los años, cuando uno ve como se da el cariño en el mundo, duele. Duele, no porque uno sea un egoísta ególatra narciso, sino porque la realidad de los hechos se impone en la conciencia. Y uno, no es que se sienta poco querido, sino que lo sabe, pues se es tratado –muy seguido, y en distinto niveles, algunos muy decentes- más como número que como persona. Y es que el opus es una comunidad de trabajo. No una familia.

Lizzy Babieca


Publicado el Miércoles, 06 agosto 2014
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Las amistades particulares están prohibidas... para algunos.- Como-Nueva

075. Afectividad, amistad, sexualidad
como-nueva :

Anexo la foto publicada por la Oficina de Información de mi país.

 

 

 

Me gustaría saber si a los del AOP (Apostolado de la Opinión Pública) no les han explicado que no es posible que Alvaro del Portillo y el Santo Marqués hayan sido amigos ya que, según la doctrina de San Chema, no caben las amistades particulares.

 

Caben, como hemos visto cara a la próxima beatificación, las complicidades, pero bueno, como todo para ellos tiene una justificación seguramente dirán que es una "santa complicidad" que terminó en una "santa amistad".

 

Como-Nueva


Publicado el Lunes, 30 junio 2014
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)


     Contacta
Si quieres contactarnos, escríbenos a esta dirección:
Nuestra dirección de correo
(Haz click en el sobre)

     Buscar



     Buscar con
Google

en opuslibros

     Documentos por categorías

Libros silenciados

Tus escritos

Documentos internos

Selecciones de escritos

Correos

Recortes de prensa

Recursos para seguir adelante

Homenaje


     Encuestas
Aspectos sociológicos
del Opus Dei


     Videos
Ultima entrevista a Miguel Fisac

Canal OpusLibros en YouTube - Administrado por Spiderman

     Colegios, clubes,...
Colegios, clubes juveniles, colegios mayores y universidades vinculadas al Opus Dei

     Anteriores
Miércoles, 07 mayo 2014
· Un comentario… cambiando un poco de tema.- Arnust
Viernes, 25 abril 2014
· Cuenta que has sido de la obra.- IBR
Lunes, 21 abril 2014
· Enamorarse.- Heart
Miércoles, 09 abril 2014
· Manejo del amor al prójimo.- Lu
Miércoles, 05 febrero 2014
· Amigos para siempre hasta que el opus nos separe.- Orange
Lunes, 03 febrero 2014
· Afectividad y preceptuación.- yomellamoralph
Miércoles, 04 diciembre 2013
· ¿Alguien me puede responder?.- Eatm
Miércoles, 23 octubre 2013
· ¡Viva la amistad! Respuesta a unalibre.- Dionisio
Lunes, 21 octubre 2013
· Perdiendo una amiga.- unalibre
Miércoles, 09 octubre 2013
· Tremendo y real. Comentario a Spiderman.- Dionisio
· Desaparecer los desnudos.- nicanor
Lunes, 30 septiembre 2013
· La seducción de los adolescentes.- Spiderman
Viernes, 09 agosto 2013
· Respuestas para desleído.- Mikkeler
Viernes, 12 julio 2013
· Ten la valentía de ser cobarde... huye!.- Unocomocualquiera
Miércoles, 26 junio 2013
· Daño a las relaciones.- Unocomocualquiera
Miércoles, 19 junio 2013
· Influencias familiares y culturales.- Unocomocualquiera
Lunes, 17 junio 2013
· La represión emocional y el Opus Dei.- Unocomocualquiera
Viernes, 15 febrero 2013
· A la gente NO se la quiere.- Mediterráneo
Miércoles, 09 enero 2013
· El caso Gaztelueta.- Ramón
Lunes, 07 enero 2013
· Perfil del exnumerario.- Curial
Lunes, 17 diciembre 2012
· Numerarias: no son ni hermanas, ni amigas, ni siquiera inquilinas...- Chale
Viernes, 14 diciembre 2012
· Viejo numerario.- bolter
Lunes, 03 diciembre 2012
· Otro Caso de Pederastia en Colegios del Opus.- Salypimienta
Miércoles, 19 septiembre 2012
· Sobre la homosexualidad en el opus.- Novaliolapena
· Unas palabras de ánimo para Philippo.- Ggomer
Miércoles, 06 junio 2012
· Completamente de acuerdo con Vega.- Leo Boig
Lunes, 04 junio 2012
· Que cada palo aguante su vela.- Perladeladriatico
Miércoles, 30 mayo 2012
· Falta de sexo y de seso!!!.- Cafeconcrema
Lunes, 28 mayo 2012
· ¿Que no están obsesionados con el sexo?.- Dori
Viernes, 25 mayo 2012
· Sexualidad y represión en la Iglesia.- Melqui
Miércoles, 23 mayo 2012
· Películas.- Dufresne
Viernes, 18 mayo 2012
· A Daneel, gracias.- Dufresne
Miércoles, 09 mayo 2012
· Látex de colores: anécdotas.- Manzano
Lunes, 16 abril 2012
· SEXO: LÁTEX O MERCURIO.- Manzano
Lunes, 23 enero 2012
· Sobre miedos, valentías y sentimientos.- Txiqui
Lunes, 12 diciembre 2011
· Lo personal de lo espiritual. Respuesta a Marcus.- Dionisio
Lunes, 07 noviembre 2011
· Dios de las dos.- Citlalli
Viernes, 16 septiembre 2011
· Cena con amigos.- UnaMás
Lunes, 12 septiembre 2011
· La campo de la afectividad: la gran batalla.- Palo
· Aprender, de nuevo, a ser persona.- Ramana
Miércoles, 27 julio 2011
· Secuelas para toda la vida.- Mariana
Miércoles, 22 junio 2011
· Amistad con numeraria auxiliar.- Clarita
Lunes, 06 junio 2011
· De las consecuencias para toda la vida: Supernumerarios y Numerarios.- mariana
Lunes, 30 mayo 2011
· Rigidez, afectividad y depresión.- Ottokar
Miércoles, 25 mayo 2011
· Protege tu corazón: iniciativas sin cobertura mediática.- Nicanor
Viernes, 18 marzo 2011
· Sonho.- citlalli
Lunes, 27 diciembre 2010
· Enhorabuena por esta web. Qué sorpresa más positiva.- Aralar70s
Lunes, 11 octubre 2010
· Al hilo del post de John.- Mediterráneo
Viernes, 08 octubre 2010
· Sexo en la Obra.- John
Viernes, 24 septiembre 2010
· Imposible tratarlos como iguales.- aldeano
Miércoles, 08 septiembre 2010
· Me enamoré siendo numerario ¿Soy infiel a Dios?.- Nicanor
Lunes, 28 junio 2010
· Carta por entregar.- citlalli
· Puntualizaciones al escrito de Giovana Reale.- Marietta
· La Sexualidad Deformada III.- Salypimienta
Miércoles, 23 junio 2010
· Más sobre la pederastia.- koke
Viernes, 21 mayo 2010
· La pederastia en el Opus Dei, sí que existe.- Abuelito
Miércoles, 21 abril 2010
· La medalla de la castidad.- Dionisio
Miércoles, 14 abril 2010
· ¿Abusos sexuales?.- fandeaudreyhepburn
Lunes, 05 abril 2010
· He descubierto cosas bastante curiosas.- Calentano
Miércoles, 10 marzo 2010
· La farmacopea opusina, sin medias tintas.- Flavia
Miércoles, 24 febrero 2010
· Si hay una solucion Mondy.- Piluca
Lunes, 01 febrero 2010
· Bomba atómica.- Ana Azanza
Viernes, 29 enero 2010
· La historia de amor de Mondy.- Supo
Miércoles, 27 enero 2010
· Jugar a dos bandas. Para Mondy.- aldeano
Lunes, 25 enero 2010
· El futuro de un numerario. Respuesta a Mondy.- Dionisio
Miércoles, 16 diciembre 2009
· LA FRATERNIDAD EN EL OPUS DEI.- Humberto
Miércoles, 08 julio 2009
· Hacia una reforma de la moral sexual.- Josef Knecht
Lunes, 06 julio 2009
· Sobre el caso María ML.- Aitzol
Viernes, 03 julio 2009
· El nudo gordiano: sexo, amor y Opus.- aldeano
Miércoles, 01 julio 2009
· HAY QUE SUPERAR LOS ESCRÚPULOS.- Gómez
Viernes, 26 junio 2009
· Para Maria M_L: No reprocharse, sino confiar.- Hormiguita
Miércoles, 24 junio 2009
· Moral opusina y moral católica. Para Maria ML .- Sancho1964
· Una respuesta a una ayudita. Para María_ML.- aldeano
Viernes, 05 junio 2009
· Pensaba que era la única que tenía problemas.- Mit73
Miércoles, 20 mayo 2009
· Tranquilidad y buenos alimentos con los abusos sexuales.- Ruta
Lunes, 18 mayo 2009
· Gracias a todos.- Tolosa
· Abusos sexuales y más.- Ana Azanza
· Sobre Castidad o silencio. Para Luci.- Isabel Caballero
· Contribución a lo que escribió Josef Knecht.- Supo
· Termino hoy mi participación en el debate de los abusos sexuales.- Isabel Sala

Archivo anterior




Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.136 Segundos