Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 72 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: El destapar la mentira, cualquier mentira, ya es de por sí una victoria.- Jaume

140. Sobre esta web
jaumegarciamoles :

Hago la siguiente observación al escrito de Lapsosinar.

Me parece que su artículo tiene un tono algo pesimista, y se inclina a suponer que el hecho de carecer de documentos fehacientes hace poco menos que inútil lo que yo y otros hemos escrito. En cuanto a mí, le diré que sólo por un momento pensé que debería publicar mi estudio para darle el refuerzo de un ISBN. Luego me di cuenta de que el asunto sólo nos interesa a nosotros, los ex, a los que siguen dentro, y sus padres. Y que para todos ellos hay una fuente magnífica, que día tras día va ganando en calidad, cantidad y prestigio: opuslibros.

He seguido desde hace muchos años, más de quince, los crímenes de Maciel y otros pederastas, las denuncias de sus víctimas ante los obispos, prefectos de Sagradas Congregaciones Romanas, y últimamente ante Ratzinger, Juan Pablo II y Benedicto XVI. La Santa Sede –salvo Pío XII que al final destituyó a Maciel-- respondió como de costumbre: no hacer nada hasta que la prensa les pone entre la espada y la pared. ¿Para qué sirvieron las denuncias de las víctimas y de otros? Para acumular "carbones encendidos" sobre las cabezas de quienes estaban obligados a enfrentarse al problema; para que pasado el tiempo la historia hiciera justicia a las víctimas y a sus agresores. Entre éstos, todos aquellos que, por venalidad, pereza, carrerismo o provecho político no actuaron cuando podían y debían hacerlo.

Y lo mismo pasará con la Obra. Las autoridades romanas tienen toda la información porque me consta que les ha llegado a las propias manos hasta el máximo nivel. Pero no quieren ver y no verán. Se podrá decir también en el futuro que fueron perros mudos, zorras cuidando el gallinero.

Con todo, el inmenso trabajo acumulado en opuslibros no es inútil. En mi estudio, y en otros estudios históricos o canónicos, están muy documentados (en algunos casos con documentos irrebatibles, como los que quiere Lapsosinar), si no los hechos históricos tal como ocurrieron, al menos la manera deliberadamente engañosa con la que fueron presentados por la prelatura: ante la Santa Sede para los procesos (?) de beatificación y canonización, y ante los miembros del opus para imponerles enseñanzas y mandatos como procedentes de unos santos que transmitían directamente la palabra y la autoridad de Dios.

Cualquiera que haya seguido la marcha de opuslibros desde su fundación se da cuenta del enorme efecto que ha tenido y sigue teniendo sobre la prelatura: se han visto obligados a desdecirse, a desdecirse de sus desdichos, a cambiar el sentido de los Estatutos, a ponerse en ridículo, a realizar fechorías que claman al cielo, etc. Ahora mismo, cualquier numerario que haya leído con atención esta página, sabe que no le pueden decir nada si se confiesa con un sacerdote "de fuera", que puede callarse lo que le dé la gana en la confidencia, o no hacer la confidencia, que el director del Centro no le puede mandar nada que no sea de la organización del grupo de supernumerarios o del lavado de ropa o cosas así, que con buena conciencia puede tener su cuenta corriente privada y guardarse el dinero que le parezca, lo haya sacado de la caja del centro o de su trabajo, etc. ¿Por qué? Porque en realidad así lo reconocen los Estatutos y así lo ha reconocido a regañadientes su prelado en la carta del 1 de octubre de 2011.

Los de dentro tienen ahora elementos de juicio para optar ante una organización tan opaca, llena de medias mentiras, de desobediencia a la Santa Sede, de abusos contra la ley natural. Pueden optar por el cinismo, o sea por contribuir activamente a la mentira. Pueden optar por marcharse. Y, si no pueden marcharse por no tener dónde y cómo vivir, pueden optar por quedarse sin contribuir a la mentira, aunque eso es de lo más penoso.

De modo que me gustaría decir a Lapsosinar que se anime, que no espere ayudas del lado del Vaticano, y que en cambio, vea las victorias que poco a poco se van obteniendo desde opuslibros. El destapar la mentira, cualquier mentira, ya es de por sí una victoria.

Jaume




Publicado el Lunes, 28 abril 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 140. Sobre esta web


Noticia más leída sobre 140. Sobre esta web:
Manual para entrar en Opuslibros sin dejar rastro en el PC.- Skyman


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.164 Segundos