Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 91 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Casada con un ex numerario: huellas que tal vez no se curen nunca.- Astrid

040. Después de marcharse
Astrid :

Hola a todos!

Muchas gracias por haber publicado vuestras experiencias aquí. Hace un tiempo que comencé a buscar información sobre el Opus Dei y toparme con Opuslibros me ayudó mucho. Yo no soy ni fui jamás del Opus Dei, pero mi marido sí y leer vuestros testimonios me aclaró algunas cosas y me ayudó a entender otras. Me explico.

Soy europea, de un país del norte, por mi profesión solía viajar bastante y en uno de esos viajes conocí a quien es ahora mi marido. Él fue numerario por casi veinte años y cuando me lo dijo para mí no significó nada. En realidad no le di importancia…



En mi país jamás había escuchado hablar del Opus Dei y lo único que entendí en ese momento fue que era una organización católica a la que Juan (así lo llamaré) había pertenecido por algunos años. Él no especificó mucho y yo tampoco pregunté. Sí me dijo que había ingresado siendo menor de edad, que había estudiado para ser sacerdote y luego había ido cambiando de actividades hasta llegar a ser Defensor en un país que no era el suyo. Recuerdo bien esto porque le pregunté: A quién defendías y de qué? A lo que me respondió algo así como “nevermind” y cambió el tema. Juan siempre cambia el tema cuando surge algo relacionado con el Opus Dei. Es muy difícil que me hable de eso y cuando lo hace es siempre superficialmente. Cuando lo conocí pensé que no me contaba mucho porque yo soy protestante y no iba a entender. Tampoco me pareció importante ahondar en detalles ya que era parte de su pasado y no pensé que fuera a influir en nuestra vida juntos. Creo que en esto me equivoqué.

En el último tiempo hemos tenido algunos problemas matrimoniales y lo he hablado con una gran amiga. Ella sí conoce el Opus Dei, y cuando le dije que mi marido había sido numerario (ella no lo sabía –nadie de su entorno lo sabe-) pues su reacción me sorprendió bastante. Con razón!!! Fue su respuesta, y me aconsejó que buscara información sobre el Opus Dei y así tal vez podía entender un poco lo que le sucede a Juan y tal vez también pueda ayudarlo. Así llegué a esta web.

He leído algunos correos de las últimas semanas y me ha causado asombro cuando leí a Novaliolapena (“Nada ha cambiado”) el lunes pasado!!! Es que varias de las cosas (muy pocas) que me ha contado Juan sobre su paso por el Opus Dei coinciden con las suyas. Me llamó la atención pues tuvo el mismo cargo que Juan y leí toda su historia (dos veces para entenderla bien) y luego todos sus escritos. Me di cuenta de que mi marido fue un elegido entre los elegidos y me temo que esto haya dejado huellas en su personalidad que tal vez no se borren nunca. Especialmente en lo referido a la afectividad y a la manifestación de los sentimientos. Este es el tema que más me preocupa y en el fondo también me incomoda.

Muchas veces tengo la impresión de que Juan simplemente “no siente”. La empatía le es totalmente ajena. A veces le pregunto si se le olvidó activar el corazón. Sé que esto le duele. Le duele cuando le digo que sus reacciones no son normales y me pregunta qué debería hacer. Es que siempre piensa que cuando hay un problema él tiene que hacer algo para solucionarlo. Siempre está haciendo y no entiende que a veces lo que la gente espera de él es que los escuche, que dé un abrazo, un consejo, palabras de aliento… Todo esto no se le ocurre. Mira a la gente como desde otro plano y simplemente se queda callado… Bueno, el problema mayor es cuando lo hace conmigo. Cuando sabe que sufro y me mira, me mira y no dice nada. Como si no entendiera lo que es el dolor. “Es que no puedo hacer nada!” me dice. “Daría la vida por verte feliz, pero no sé amarte como tú necesitas.” Me da mucha pena. El pobre piensa que para amarme tiene que inmolarse y hacer esfuerzos sobrehumanos. Y yo simplemente espero que me abrace y me diga que todo va a estar bien.

Leyéndolos a vosotros entiendo que a algunos os ha pasado esto de confundir amor con activismo. Querer a la Obra (como la llamáis) o a los demás compañeros es únicamente hacer lo que tienes que hacer, sin poner el corazón (esto es lo que entendí). Uno quiere más a la Obra cuanto más trabaja por ella, cuanto más le entrega (tiempo, dinero, amigos…), cuanto más se amolda y cumple sus reglas aunque piense o sienta diferente. Una vez pregunté a Juan por qué había renunciado a la vida sexual siendo que nunca había estado con una mujer. Simplemente me dijo que era lo que tenía que hacer. Final del tema. Jamás discutió una directiva; hacía lo que tenía que hacer y nada más, aunque significara renunciar al amor físico o inclusive golpearse con una cuerda o pincharse las piernas. Esto último se lo pregunté luego de leer vuestras experiencias. En el fondo tenía la esperanza de que me dijera que eso él no lo había hecho… Pero no, me respondió con un simple “sí, como todos” y luego agregó “como todos los que creíamos en la Obra”. Me costó mucho asimilar que mi marido se lastimó voluntariamente. “Las cosas son así. Hice lo que tenía que hacer… no se te ocurre otra cosa para hablar?” Me dio mucha pena escucharlo y me puse triste por él, pues nadie tiene derecho a poner unas espinas en sus manos y decirle que se debe clavar diariamente para agradar a Dios. Supongo que si eres católico y esto te lo confirma un sacerdote, te lo crees. Me molestó mucho su docilidad y no entiendo por qué se dejó manipular. Realmente creo que él tampoco lo entiende y por eso se molesta.

Yo no sé si se pueden curar las heridas que el Opus Dei le ha dejado en este sentido. Si desde su adolescencia y por veinte años ha luchado por no sentir, por hacer cosas a las que no encontraba sentido, por renunciar a casi todo lo que le daba placer, la verdad tengo muchas dudas. Cómo recupera el tiempo perdido? Si hasta se ha apartado de su familia! Algunos de sus hermanos no le hablan por lo mal que se comportó con ellos durante ese tiempo. Me dijo una vez que cuando murió su padre no lloró. No pudo llorar, no tuvo tiempo. Estaba en una reunión y lo llamaron a una sala; un compañero le dijo que su padre había fallecido, que lo sentía y que en la mañana tomaría un vuelo a su ciudad para los oficios religiosos. Volvió a la reunión y se quedó hasta el final. Era una reunión importante y duró mucho. Cuando terminó era tarde y estaba cansado. Durmió. “Fue todo tan rápido…”

Seguramente a vosotros no os sorprende nada de lo que os cuento. Tal vez estéis acostumbrados a ello. Pero para mí es una pesadilla. Amo a mi marido y enterarme ahora de que ha vivido de esa manera tan poco humana me duele muchísimo. Y todo me resulta tan raro!!! Anoche lo miraba dormir y pensaba en todas las cosas que debe guardar en su interior y calla. Me pregunto qué es eso del secreto que dijo Novaliolapena que algunos numerarios deben guardar de por vida. Esto lo hace más difícil pues mi imaginación vuela. Cuál sería la consecuencia si revelara esas cosas? Es que son tan importantes y sellan la boca de una persona como si fuera un agente secreto? Sí, el Opus Dei visto desde afuera es super raro (no encuentro otro adjetivo). En fin, por el momento le daré a Juan un respiro; los últimos días lo he incomodado con muchas preguntas. Creo que lo he fastidiado.

Si alguno de vosotros tiene algún Tipp para darme o su opinión os lo agradezco de antemano. Creo que me haría bien.

Saludos cordiales,

Astrid

PD: muchas gracias también a mi amiga argentina que me ayudó con el texto. Yo no sé escribir muy bien en español y ella corrigió mi carta y me ayudó con el vocabulario: - )




Publicado el Lunes, 03 abril 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 040. Después de marcharse


Noticia más leída sobre 040. Después de marcharse:
El arte de amargarse la vida.- Paul Watzlawick


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.099 Segundos