Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 63 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?



Si te quieres ir, si no quieres entrar, si te has ido y necesitas apoyo, si llevas a tus hijos a colegios de la obra, si buscas información, si quieres saber la verdad de los que estuvimos dentro... ¡adelante!

Nuestra visión difiere sustancialmente de la que la prelatura del Opus Dei proyecta de sí misma en sus webs y medios de comunicación. Consideramos que la libertad de expresión de los que estuvimos dentro enriquece el debate, aunque el Opus Dei piense lo contrario.

¡Ojo! No es una web contra la Iglesia.
Es una web informativa sobre el Opus Dei.

* * * * * * * * * *


Ultimos envíos publicados:

Lunes, 15 de enero de 2018

Algunos textos fundamentales

EL VERDADERO ROSTRO DEL OPUS DEI

La reflexión que ofrecemos en estas páginas está basada en la experiencia de muchas personas a lo largo de su vida en el Opus Dei. Ha surgido como consecuencia de una prolongada deliberación sobre la realidad de la Obra de Dios, verificable por quien desee investigarla, pues existen pruebas documentales abundantes de cuanto aquí se dirá. Ha sido realizada sin resentimiento y está motivada por un afán clarificador.

El verdadero rostro del Opus Dei (español)
Il vero volto dell'Opus Dei (italiano)
Le vrai visage de l’Opus Dei (Français)



LA LIBERTAD DE LAS CONCIENCIAS EN EL OPUS DEI

Desde sus comienzos, el Opus Dei viene suscitando una gran diversidad de opiniones y discusiones, no sólo derivadas de la simpatía o antipatía, sino sobre la realidad de su verdadera entidad. Este hecho es ya extraño de por sí en una institución hoy legítimamente aprobada por la Iglesia, cuyos Estatutos son y han sido siempre públicos y oficiales en sus distintas configuraciones canónicas. ¿Qué causas motivan entonces las controversias? En las líneas que siguen, el lector encontrará razones suficientes para responder a este interrogante. (Artículo completo - Español - English - Italiano - Français - Deutsch)


AD MENTEM PATRIS (Según la mente del Padre)

El presente artículo ha sido redactado por un ex numerario con motivo de los 10 años de su salida de la Obra. Se trata de una reflexión con un marcado carácter autobiográfico, expresado en lenguaje vivencial y coloquial. Y lo destacamos porque, pese a su carácter ocasional, expresa muy bien algunos de los problemas más importantes que aquejan al Opus Dei.


Amigos de Opuslibros


Si quieres colaborar económicamente

para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


 Correos: Fidelidad.- Pepito

020. Irse de la Obra
pepito :

Es curioso pero es claro que uno de los puntos más vidriosos del bagaje de “virtudes heroicas” de Escrivá, concretamente el de la caridad (y lo mismo cabe decir del menos adusto Portillo), sea el de sus preceptos y proclamas al respecto de la “fidelidad”, con sus augurios de infelicidad y la promesa del famoso rejalgar para cuantos se les bajaran de la barca.

Es curioso, digo, porque parece como si nuestro santo, nel mezzo del camin di nostra vita, o probablemente antes, se hubiera sentido facultado para someternos  a una especie de juicio particular anticipado, condenando el resto de nuestra vida, y ello  –que yo sepa- sin autorización alguna del Altísimo.

Además, y pese a cuanto ya se sabe sobre vocaciones falsas, equivocadas, impuestas, debidas a cualquier mindundi por él delegado en no se sabe qué grado para colocárselas a los pobres chicos que se pusieran a tiro, en todos casos se siguiera por igual y para todos la misma doctrina de Dios llama una vez y para siempre; y el que se vaya, tras las huellas de Judas (Portillo dixit) allá él, aunque dejando claro que el trato que sus antiguos hermanos le dispensen en adelante no podrá en modo alguno dar a entender que es lo mismo irse que quedarse; es decir, la aspereza dosificada, lo contrario del ubi caritas et amor….

Pepito


Publicado el Lunes, 15 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Es difícil desprogramar una mente a la que se le inocula esos mensajes.- Neo

020. Irse de la Obra
neo :

He leído la meditación 269 despacio y varias veces y quiero compartir con vosotros que, si ese es el mensaje que se transmite de la vocación y sobre todo de Dios, a mí en primera persona me genera cuanto menos rechazo y temor.

Me parece que generalizar y dar mensajes de que si te vas del Opus Dei y no perseveras vas a ser un desgraciado y un desdichado es cuanto menos un mensaje que lo que pretende es crear miedo, perturbación y sobre todo ejercer un control férreo hacia todo el que se plantee salir por diferentes motivos, generando en la persona una zozobra interior casi como decir que se va al infierno, al llanto y rechinar de dientes y ahí está la trampa: “conseguirás una precaria paz espiritual a cambio de una total entrega y obediencia a las rígidas y limitadas normas y costumbres del Opus Dei “.

¿Qué mensajes alentadores, de esperanza, de alegría, de amor, de caridad se ven en esa meditación 269?, ¿dónde se habla de Dios Amor?

Se habla de vender la vocación, pero bueno, como se puede hablar así de una cosa tan sagrada como es la vocación que tenemos todos los seres humanos, en el Opus Dei y fuera del Opus Dei, sólo por el hecho de que todos compartimos esa parte de filiación divina que nos hace tender a Dios, y esa vocación no se vende por salir de la obra. Me parece indignante que se hable de esos términos, que lo único que hacen es distorsionar la conciencia de una persona y hacer que viva en un estado de sumisión y de falta de libertad.

Es difícil desprogramar una mente a la que se le inocula estos mensajes de culpabilidad, de miedo, de perseverar a costa de la propia salud física y psíquica. Los caminos de Dios son inescrutables, distintos para cada persona y dar generalidades y mensajes unitarios para todos es un dislate, cada uno tenemos un momento, una evolución, un despertar espiritual, un recorrido distinto y cada uno en su diversidad ha de ser respetado como hijo de Dios sin fórmulas generales para todos.

Un saludo, Neo.

Publicado el Lunes, 15 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: La farsa del aval de Dios a Escrivá.- Cosmicom

090. Espiritualidad y ascética
cosmicom :

Saludos, quería decir un argumento para destruir de raíz, desde la ortodoxia católica, el opus dei.

1º Yo recibo una revelación privada de Dios para fundar una organización en la cual tú te salvas si me entregas tu herencia, salario, libertad, pensamientos, y todo con "entrega total"; y te condenas si rechazas con ingratitud esta revelación. 

2º Necesito una prueba para acreditarte esta revelación de Dios, no puedo fundarme en mi sola palabra, necesito el aval de Dios.

3º Con el aval de Dios, esta revelación privada se convertiría en revelación pública de Dios, sabes que lo que digo es verídico, tienes seguridad en lo que no ves, ya que sabes que Dios me avaló.

4º Sin el aval de Dios, mi revelación privada se mantiene en revelación privada; no puedes saber si lo que digo es verdad o no, ya que sólo me apoyo en mi palabra.

5º Según la doctrina infalible de la Iglesia Católica, la revelación pública terminó con la muerte del último apóstol. El magisterio de los obispos y del papa sólo puede explicar o explicitar lo que ya fue revelado públicamente.

6º Ergo la doctrina católica rechaza que yo pueda tener el aval de Dios para que mi revelación privada se convierta en revelación pública. Mi pretensión es, por lo tanto, una farsa.

7º En este caso me autoproclamaría fraudulentamente el decimotercer apóstol de Cristo.

8º Esta farsa es un grave fallo moral, ya que suplanta a los verdaderos apóstoles de Cristo, e incurre en anatema.

9º incurre en herejía, ya que pretendería que, a los dogmas de la Iglesia, se sumara el dogma de que Dios se me reveló y me avaló, ya que, al ser revelación pública, estarías obligado a creerme por la obediencia de la Fe.

10º tal desastre sabes que no viene de Dios, sólo puede venir del diablo.

11º aunque me avalara un ángel del cielo o un papa, estás obligado a rechazarme, como hijo del diablo.

Cosmicom


Publicado el Lunes, 15 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: La perseverancia de muchos está constantemente en peligro…- Agustina

020. Irse de la Obra
Agustina :

Tras la publicación de la meditación “El grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable”, recomiendo la lectura del capítulo del libro don Antonio Ruiz Retegui titulado “Perseverancia”. Entre otras muchas reflexiones, destaco la siguiente:


"Es frecuente referirse al abandono del camino concreto vocacional, en un tono trágico, como si quien lo hiciera estuviera apartándose de Dios y abocándose a una vida necesariamente infeliz, lo cual es probadamente falso. Cuando en el lenguaje institucional se dan muchos juicios de ese tipo, se predetermina además la opinión de las personas sobre los que no perseveraron. Probablemente ese cúmulo de "expresiones condenatorias" del abandono de la institución vocacional, sea debido a la conciencia implícita de que la perseverancia de muchos está constantemente en peligro, y, en consecuencia, al empeño por asegurar la perseverancia de personas que no pueden estar "atadas" por otros vínculos externos, como es, en el caso de los religiosos, la situación pública y social. Pero el recurso a las presiones referidas resulta contrario a la naturaleza de las cosas, y, en la medida en que incluye esos juicios morales, es además violentador de las conciencias. Éste es uno de los casos en que aparece el intento de dominar a las personas a través de la conciencia".


Publicado el Lunes, 15 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: El grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable.- Agustina

090. Espiritualidad y ascética
Agustina :

Hace unos días, World nos envió el texto de un Crónica de 1956 titulado “Ver Claro”, que hacía referencia a los que nos íbamos de la Obra. Ahora me envía un amigo numerario una “meditación” del Tomo III sobre el mismo tema. Le pregunté si seguían vigentes los tomos de Meditaciones y me contestó hoy mismo: Los tomos de meditaciones siguen vigentes y se usan a diario. La única variación es que salió un 7° tomo con algunas fiestas más (más todavía) y las correspondientes a los domingos del tiempo ordinario que no estaban."

Para quienes piensen que las cosas han cambiado, para quienes crean que se trata de errores personales y no institucionales, aquí dejo esta meditación -vigente en el año 2018-.

Agustina L. de los Mozos

MEDITACIÓN 269.

MEDITACIONES. Tomo III. págs. 384 a 389

TIEMPO ORDINARIO. SEMANA XIII. SÁBADO

-Conviene estar prevenidos: podemos pasar por momentos de ceguera.

-Nuestra decisión de seguir el camino iniciado ha de ser irrevocable.

-Propósito firme: ser fieles en lo pequeño para ser fieles siempre.

NOS REMONTAMOS hoy a los tiempos de los Patriarcas, para considerar la historia de dos hermanos, Esaú y Jacob. Su padre Isaac, a las puertas de la muerte, derrama su bendición sobre Jacob y sobre toda su descendencia. El olor de mi hijo -le dice- es como el olor de un campo cuajado, al que ha bendecido Yavé. Déte Dios el rocío del cielo y la grosura de la tierra, y abundancia de trigo y de mosto. Sírvante los pueblos y prosternense ante ti las naciones. Sé señor de tus hermanos, e inclínense ante ti los hijos de tu madre. Maldito quien te maldiga, y bendito quien te bendiga (1). [(1) L. I (I) (Cenes. XXVII. 27-29).]

El hijo pequeño es preferido al mayor, y Esaú llora y se desespera -cuando su desgracia no tiene remedio- porque le fue arrebatada la bendición paterna. Pero el llanto de Esaú, llanto estéril y sin esperanza, es el grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable que cometió en una hora ciega de ofuscación…


Publicado el Viernes, 12 enero 2018
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Reflexiones sobre el artículo de Crónica.- AlexanderSupertramp

020. Irse de la Obra
AlexanderSupertramp :

Hola a todos.

Creo que ha sido una feliz coincidencia el que se publicasen el mismo día el escrito de World y de Neo. Me refiero a que la editorial de Crónica que compartió World me dejó mal, muy pensativo, y luego ver más abajo la reflexión de Neo sobre el acceso a la información que antes no teníamos es algo que me hizo mucho sentido.

La verdad es que cada vez me doy más cuenta de que en la Obra existen elementos de fanatismo que es importante considerar. Soy cuidadoso al usar una palabra tan fuerte. No me refiero a un ultraconservadurismo ni nada de eso, sino al hecho de justificar conductas abiertamente cuestionables sólo porque son propter regnum coelorum. Quizá me tomó mucho tiempo reconocer este fanatismo a causa del cariño que sigo teniendo a viejos amigos de la Obra o porque aún reconozco que mis años allí también me sirvieron para crecer en algún sentido. En fin, los informes de conciencia, el proselitismo con personas sin una total capacidad de discernimiento a espaldas de sus padres y tantas otras cosas ampliamente testimoniadas en esta página son algunos ejemplos de ese fanatismo.

Volviendo a la editorial en cuestión: ese texto es francamente violento, fanáticamente violento. No recordaba haberlo leído. Sí recuerdo alguna carta de don Álvaro en la que comparaba al que no perseveraba con el mismísimo Judas Iscariote, texto que se me dio a leer justamente en mi proceso de “discernimiento tardío” (después de 15 años en la institución), junto con alguno de esos libros de Jesús Urteaga que parecían lectura más motivacional que espiritual. En ellos, por no ser lectura interna, no se hablaba de los que no perseveraban, pero era bien claro que el autor estaba pensando en eso. Recuerdo también el video de alguna tertulia de Josemaría con jóvenes del centro de estudios en Brasil. De ella recuerdo que algún numerario le había compuesto una canción francamente desastrosa, y también que otro le hizo alguna pregunta relacionada con los que “no perseveraban en su vocación”, cosa rara de ver en una tertulia ya que el tema era bastante tabú. De la respuesta no recuerdo mucho, pero debe haber sido algo por el estilo de lo que dice esa editorial.

Felizmente no leí esa editorial cuando pensaba irme, porque me habría hecho muy mal. Esa lectura yo la pondría en el index; hay que tener un criterio muy bien formado para leerla con espíritu crítico. Todo esto me recuerda cómo se trataba el asunto: un tema tabú, del que se habla lo mínimo indispensable. Excelente estrategia, lo más parecido a la labor del protagonista de la novela 1984 en el Ministerio de la Verdad. Eso de que, de vez cuando, el director del centro lo llamara a uno a su despacho, en medio del silencio del tiempo de la tarde, y te dijera casi con un susurro: “fulanito… no perseveró. Encomiéndalo”. Y uno pedía permiso para hacer mortificación extraordinaria por el desdichado, aunque ya fuera un poco tarde, al menos para que no se perdiera su alma. En cierta ocasión se me ocurrió comentar en una tertulia que me había encontrado casualmente con un exn, que se le veía muy bien, que tenía una novia muy simpática, y que le enviaba saludos a todos. Respuesta: todos con cara de póker y, posteriormente, corrección fraterna. Eso lo dice todo. No sea que la “infidelidad” (¡qué palabra!) llegue a naturalizarse y a considerarse algo normal. Eso es lo que leo entre líneas en la editorial que compartió World: los que se van tienen una vida desdichada, y no se sabe nada más de ellos. Durante muchos años yo llegué a pensar eso; y cómo no, si en un entorno tan cerrado es lo único que has escuchado, es difícil pensar otra cosa.

Y justamente con respecto a esto es que conecto con la reflexión de Neo. Diría que al Opus Dei la “sociedad de la información” lo pilló por sorpresa, de modo que la mentira de que las “infidelidades” son van necesariamente seguidas de una vida de desgracia, o que los que se van le van escribiendo al prelado con lágrimas en los ojos que quisieran volver ya se hace menos creíble. Hace 15 o 20 años esa editorial de Crónica todavía era persuasiva; hoy no se la cree el más correcto alumno del centro de estudios (eso espero). Hoy los numerarios tienen a exnumerarios como amigos de Facebook, pueden acceder a escritos notables de Opuslibros, no creo que el director les esté revisando la correspondencia (¿tendrá la clave de los e-mails del centro?), etc. Son tantas cosas nuevas que las autoridades de la Obra o bien elaboran una lista interminable de notas con “criterios de prudencia”, o por fin comienzan a confiar en la buena fe y en la responsabilidad de quienes siguen dentro. No sé mucho es qué está la prelatura ahora, pero ojalá que sea lo segundo.

Alexander Supertramp


Publicado el Viernes, 12 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Hazte el favor de cambiar tu testamento.- Salypimienta

040. Después de marcharse
salypimienta :

Hace unos días tuve una larga conversación por Skype con un amigo ex numerario que ni es de mi país ni vive en él. Después de los deseos de salud, amor, prosperidad, etc., nos pusimos al día de nuestras respectivas vidas (la verdad es que nuestra comunicación es bastante limitada, principalmente por la diferencia de horario que hay entre los países en que vivimos). Cumplidos todos los protocolos de urbanidad entramos de lleno a lo que de verdad  nos interesa que es el cotilleo opusino. De todos los chismes que me contó, el que me dejó más consternada fue el de la tragedia que vive una pobre mujer con seis hijos gracias a la Obra.

            Resulta que una familia tuvo dos hijas, una de ellas se casó y tuvo 6 hijos, y la otra se fue de numeraria. La que se casó, lo hizo con un tipo nefasto casi delincuente borracho, estafador y desobligado. Los padres de la esposa de este sujeto, querían dejar asegurada a su hija cuando ellos faltaran, pero sabían que el tipo la dejaría en la calle en un abrir y cerrar de ojos. La solución ideal, dejar toda la herencia a nombre de la hermana numeraria con la firme promesa por parte de ella, de que le daría su parte de la herencia a la hermana de manera en que el marido de ésta no pudiera echar mano de ello. Muere el padre y la numeraria despita y se va a vivir con la mamá. Todo perfecto hasta que un buen día, la ex numeraria y su madre van a visitar a un pariente a otra ciudad y el autobús en el que viajan tiene un accidente en el que fallecen muchos pasajeros, entre ellos estas dos pobres mujeres. ¿Qué hace entonces la madreguapa? Inmediatamente corre a ver si el testamento que conservan de la chica fallecida es vigente y cobran hasta el último centavo de la herencia (así igualito que los buitres carroñeros).

            Yo sé que muchos pueden pensar que esto es como Radio Macuto, porque nos cuentan la historia sin nombres de personas ni lugares. Me imagino que si sucedió no fue en España por aquello de la legítima. El caso es, que creo que la Obra es completamente capaz de una cosa así. Además defenderá a capa y espada que está en su absoluto derecho de recibir una herencia que le corresponde porque así está dispuesto en un testamento. ¿Hacer eso es una inmoralidad? ¡Totalmente! Pero ya sabemos que la ética del Opus Dei es… no… sencillamente NO ES. ¿Para qué nos vamos a andar con cuentos? Lo peor de todo es que no es la primera vez que sé de una historia de este tipo. Por lo tanto, les ruego encarecidamente que todos quienes hayan hecho un testamento a favor del Opus Dei en sus diversas nomenclaturas como asociaciones, fundaciones, universidades…, y que ya no tiene nada que ver con la prelatura, vayan lo más pronto posible a revocar o cambiar su testamento.  

            De no hacerlo, no duden ni un momento que la Obra se hará de todas las posesiones que tengan sin importarle nada y es capaz de poner en la calle a cualquiera.

Un beso cariñoso a todos.

Salypimienta

P.D. Siiii, ya me di cuenta de que estoy pontificando. Pido perdón y penitencia ;-)


Publicado el Viernes, 12 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

 

El Opus Dei crea su Babel. E.B.E.

La oveja descarriada. Zartan

La noche que perdí la inocencia en el Opus Dei. Sperpento

La teología de la obra. Piedrapomez

Espíritu de pobreza, Pobreza de Espíritu y Pobreza Espiritual. Sancho1964

La religiosidad del Fundador del Opus Dei. Trinity

La seducción de los adolescentes. Spiderman

Viejo numerario. Bolter


Publicado el Miércoles, 10 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Nada de esto fue un error.- Hondo

090. Espiritualidad y ascética
Hondo :

Hola, Merak

Te pido disculpas si soy un poco tosco en mis expresiones. Me he convertido en un lobo estepario y la diplomacia ya no es lo mío.

Merak, esta página existe hace años. Muchos. Hay miles de testimonios. Por el talante de tu escrito, me da la impresión de que has leído pocos, si es que has leído alguno.

Comienzas desde la primera línea dándonos criterio. También te doy uno: no te arrojes a una piscina sin asegurarte antes de que haya agua en ella. Y menos desde el trampolín.

Nos aconsejas paternalmente, descarto que con buena intención, sobre cómo deberíamos clarificar nuestras mentes y nuestros corazones.

Amigo predicador, te has equivocado de aldea. Nosotros sabemos bien cómo son las cosas. Mira las cicatrices de los más veteranos. Observa las heridas de los que van llegando. Escucha los gemidos de los que nos escriben desde adentro.

Sobre tu tesis, va mi respuesta personal, que intuyo compartida por muchos: el problema con el Opus Dei es que lo malo precisamente está –para usar tus palabras- en lo “previsto por la organización”, no en tal o cual persona “mala”.

La Obra es destructiva por una piedad legalista, reglada, agobiante. La hoja de normas es todo un símbolo. El cilicio y las disciplinas otro.

Es destructiva su obsesión por el control de las conciencias a través de una dirección espiritual contraria al Magisterio de la Iglesia. (Y lo saben, por eso aquella patética carta de don Javier, donde mentía cínicamente para tranquilizar a la inquieta tribuna vaticana.)

Es destructiva por la imposibilidad de establecer una relación normal con los demás.

La amistad no es amistad, es apostolado (listas de amigos, planes apostólicos diarios, reuniones de seguimiento, hablar de los que estamos "tratando" en las tertulias).

La fraternidad, que se mide por las correcciones fraternas, es un estado de vigilancia mutua donde nadie debe dar un paso en falso (ni hablar cuando llega algún director de la Comisión, esa sí que es toda una puesta en escena digna de Broadway). Y la fraternidad desaparece un minuto después de que alguien haya dejado de ser de casa. Arrojado al olvido, por muchos años que le haya dado noblemente a la Obra, nunca se lo volverá a mencionar. No existió.

Las relaciones con la familia “de sangre” se vuelven lejanas, raras, interesadas.

La visita a los pobres es solo un paso más que debe dar el candidato que tratas, no caridad con los necesitados.

Todo tiene una segunda intención. El principio de identidad está quebrado. Lo que dicen que es, no es.

Es destructiva por la manipulación de menores de edad para que piten. Un movimiento de pinzas donde intervienen los que tratan a los padres, el que trata al chico, el tutor del colegio, el cura que lo confiesa, el Consejo local del centro, el de San Rafael, el Vicario Regional, todo un batallón se confabula para cazar a un niño de catorce años. ¡Si se entera Stephen King hace el libro y la película!

Es destructiva por el culto a la personalidad de Escrivá, que todo (absolutamente todo) lo hizo bien. ¿Qué los santos no lo fueron siempre? No es el caso de San Josemaría. Es más, lo que haya dicho ayer y no sea hoy políticamente correcto, se edita, se esconde y ya no lo dijo. (Pregunta por “las tres campanadas” a ver qué te dicen). Su imagen es lo que importa. Fue todo: patriarca, profeta, abogado, teólogo, doctor de la Iglesia, místico, visionario, pastor, gobernante, administrador, literato, arquitecto, comunicador, taumaturgo, aragonés, madrileño, romano, no dejó nada por hacer, salvo el testamento.

Es destructiva por la incapacidad absoluta de autocrítica o de pedir perdón. En entrevistas, sus dirigentes harán las acrobacias y volteretas más grotescas antes que reconocer honestamente un error. Dan risa. (Te invito a que le hagas una crítica constructiva al Prelado, ya verás cuánto te lo agradecen…)

¿Qué la culpa es de las personas? Hombre, si tienes buen espíritu, tendrás que hacer tuyo todo lo que nombramos antes. Podrás ser más o menos simpático, pero el molde en el que te han metido te hará legalista, hipócrita, manipulador, desleal, controlador, interesado, mentiroso, perfeccionista y fanático. Te lo machacarán cada mañana leyéndote el libro de Meditaciones, todas las semanas en el círculo breve, todos los meses en el retiro mensual. Lo tóxico de estas personas es consecuencia, no causa.

La mayoría de la gente normal no aguanta este molde de hierro y se rompe. Depresión, insomnio, rarezas de carácter, manías, psicofármacos de todos los colores, doble vida… Otros se marchan (o los invitan a retirarse). Y se van con lo puesto, sin derecho a reclamar absolutamente nada, así es el apostolado de “no dar”, otra genialidad del santo Fundador plasmada en su santo Catecismo.

Este es el “modus operandi”, la “frecuencia con que se comete el acto” que tanto te importa. ¡Con decirte que a algunos se los descarta de ciertos cargos de gobierno por ser “demasiado buenos”!

Para terminar, Merak, te invito a leer uno de tantos testimonios. La anécdota es mínima, pero ¡cuánto dice! Me refiero al escrito de Otaluto: “La categoría ética de los directores del Opus Dei.” Maquiavelo estaría encantado, y supongo que Escrivá también. Porque a él le gustaba que sus hijos fueran pillos.

Así que no son errores personales. Como dice la canción: "Nada de esto fue un error."

Hondo

Publicado el Lunes, 08 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Sobre No Ver.- Periferia

020. Irse de la Obra
periferiapuntocom :

World nos transmite el contenido de un artículo de Crónica en consonancia con la mentalidad del año 56, que ciertamente no encaja con la de hoy, por lo que me voy a permitir glosarlo bajo mi punto de vista.

En el citado artículo se dice "El Señor nos ha dado la gracia maravillosa de la vocación –nos la dio de una vez para siempre-" así es, pero a través del Bautismo, el Opus Dei como tal no tiene el poder de concederla; y "nos la confirma cada día" por supuesto, pero a través de la existencia. Creo que todos estamos de acuerdo en que nuestra "correspondencia" a la gracia bautismal se verifica cada vez que decimos sí a Dios, y no solo cuando en un momento concreto hemos decidido seguirle en una institución determinada.

En los párrafos siguientes el texto se refiere a las defecciones, considero muy, muy delicado hablar de "defecciones" solamente cuando es el "llamado" el que se va, y no cuando al "llamado" lo hacen ir. Si la llamada es irrevocable, lo es siempre, y no solo a ratos.

En este punto, me gustaría reflexionar sobre la renovación de los supernumerarios. Partiendo de la base de que la vocación es única, el argumento que hay para la renovación anual de los supernumerarios que no tienen la fidelidad, es el del cambio de circunstancias. Es decir, si a un supernumerario o supernumeraria se le presentasen determinadas circunstancias que no le permitieran vivir su vocación, por caridad se le facilita desvincularse de los compromisos adquiridos con la Obra. Y me pregunto yo ¿por qué no facilitarlo de la misma forma a los numerarios y agregados? También nosotros sufrimos cambios de circunstancias que afectan seriamente a nuestra vida, sin que ello suponga una pérdida de los dones recibidos a través del Bautismo. Si los dones de Dios son irrevocables (Romanos 11:29) la vocación como don de Dios también lo es ¿cómo hacer depender la vocación de las circunstancias?

En la misma línea, pienso que es ir demasiado lejos identificar dejar el Opus Dei con alejarse de Dios. Sobre todo, cuando hay infinidad de casos en los que ha ocurrido lo contrario, es decir que justo el trato con Dios ha mejorado al dejar el Opus Dei.

Como he considerado anteriormente, en el citado artículo se emplean argumentos que están unidos a la mentalidad de una época, como es el que sigue "Desde que el Señor nos llamó, todo lo que no reciba de El su sentido nos queda pequeño, nos resulta ridículamente chato y pobre –mentira, cobardía, podredumbres bienolientes–frente a nuestra vocación. Por eso sentimos tanto que alguien en un momento dado pueda engañarse". Me parece que el mensaje no necesita comentario, se cae por sí mismo.

Todos pasamos por etapas en la vida en las que nos es difícil afrontar la realidad, sea cual sea esta. Y justamente la solución para superar esos momentos no viene de fuera, sino que está dentro de nosotros. Por eso, el planteamiento que se hace en el artículo, no es demasiado acertado, por ejemplo cuando dice "por un ciego ofuscamiento, por no ser a su tiempo dócil ni sincero en manos de quien tiene gracia de Dios para llevarle". La ayuda exterior facilita, pero no suplanta. La sinceridad sola no cura, y menos si quien escucha no lo hace, es decir, solo oye.

Como se puede ver, en el fondo está latiendo una determinada concepción de dirección espiritual, donde la autoridad sobre la conciencia viene de fuera. Tema del que se ha hablado abundantemente, y que motivó la carta del 2011.

No he cerrado las diferentes cuestiones a propio intento, estoy seguro de que la participación de los lectores enriquecerá positivamente la reflexión.


Saludos, y feliz año nuevo.

Periferia

Publicado el Lunes, 08 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Mi retorno a la Vida común, sencilla e independiente.- IgnacioRicardo

040. Después de marcharse
ignacioricardodelama :

Opuslibros ha sido una luminaria en mi posopusdeísmo. Salí de mi Vida común y me adentré en el opusdeísmo -20/21 años y 3/4 años de licenciatura-; regresé a aquélla Vida 6/7 años después, ya como Contador público y algo de práctica profesional -minimizada y de menor importancia por priorizar la atención opusdeísta (bajo mi responsabilidad e ilusiónes; sin culpas ajenas)- y empecé a afrontar mi situación, todo optimismo e ingenuidad, y todo confuso: un par de principios -libertad y voluntad propia, apertura a la Vida- y dejar a Dios al margen.

Precipité mi matrimonio (el segundo; el "primero" fue con La obra, sin papeles), 3 años después y, antes, me embarqué en una maestría administrativa. Un tercer matrimonio (doce años después) ha sido mi mayor bendición, pese a mi relación marginal con Dios, de quien sé que me comprende y me espera, conforme sigo Mi camino. Aún no he encontrado el equilibrio emocional e integral que sigo buscando, pero no tengo resentimientos ni culpa algunos, y quiero desear lo mismo para tod@s quienes hemos acudido al llamado opusdeísta, movimiento católico que considero fallido.

En cuanto al buen Chema, lamento su caso: una magnífica obra humana, como cualquier empresa trasnacional -digamos la que expende cocacolas o las de tabaco. De Dios... no alcanzó a escucharle, al igual que tantos otros indignos sacerdotes, como Maciel, el pobre lujurioso, como Alejandro Borgia. Nuestra amiga Salipimienta lo ha dicho lúcidamente -Nunca lo había visto yo así-: es una cochinada que sacerdotes y directores anden averiguando nuestras intimidades morales. (Las santidades del Chema y del J. Pablo II me parecen forzadaas, por decir lo menos -el primero se desvió; el segundo, encubrió a Maciel.) 

¡Enhorabuenas queridas hermanas y hermanos! (Superar el opusdeísmo nos hermana.)

IgnacioRicardo


Publicado el Lunes, 08 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: ¿Qué pasa en el Opus Dei?.- Aloevera

900. Sin clasificar
aloevera :

¿Qué pasa en el Opus Dei? (1 de 2)

Autor: Vicente Montesinos- 4 de enero de 2018

Muchos de nosotros tenemos enorme devoción a San Josemaría Escrivá. Por su obra (escrita, que nos ha acompañado desde la más tierna infancia) y por su Obra (a la que aunque no hayamos pertenecido; siempre hemos visto con admiración por su ingente tarea desarrollada en todo el mundo, sin la que no se entendería la vida de la Iglesia en el último tercio del siglo XX). Y es que no ha sido nimia la gran tarea del Opus Dei de favorecer la santificación del hombre y la mujer en la vida ordinaria, desde un respeto a la tradición y a la sana doctrina de la Iglesia, un amor a la liturgia bien cuidada digno de admiración después del Vaticano II, y un intenso programa de formación y oración para los fieles católicos.

Artículo completo en Infovaticana

 

¿Qué pasa en el Opus Dei? (2 de 2)

Siguiendo con la primera parte de mi artículo, nos habíamos quedado en la siguiente cuestión. ¿Qué pasa en el Opus Dei?

Ya hace más de dos años leí una entrevista al Vicario General de la Obra; Mario Fazio, al que un medio como El País estaba encantado de entrevistar; y donde él parecía encantado de ser entrevistado, y, de paso, de haberse conocido. Todavía vivía Monseñor Echevarría; pero ya era evidente que Bergoglio había comenzado el encumbramiento de Fazio, ese amigo “con el Francisco se tutea”; número 2 de la obra; y que tras Ocáriz, Dios quiera que dentro de mucho tiempo, y si el mismo Señor no lo remedia, pasará a ser Prelado.

Artículo completo en Infovaticana


Publicado el Lunes, 08 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: ¿Será de 1930 este texto?.- Gervasio

115. Aspectos históricos
gervasio :

¿Será de 1930 este texto?

Gervasio, 5/01/2018

 

El texto al que me refiero es este: Los socios y asociadas no serán egoístas, en el sentido de captar vocaciones para ellos solos (ni en ningún otro). Por el contrario, fomentarán vocaciones para los institutos, órdenes y congregaciones religiosos y Seminarios seculares. Se trata de una de esos fragmentos antiguos de literatura espiritual, atribuidos al fundador del Opus Dei, llamados por sus seguidores catalinas. Esta catalina hace la nº 52 y se le ha asignado como fecha de redacción 16-VI-1930.

Lo que más me llamó la atención inicialmente es que Escrivá habla de “los socios y asociadas” y no de “los socios y las socias”, que es la terminología que utilizará once años más tarde en los Reglamentos del Opus Dei de 1941. La terminología de socios y socias fue sustituida, al cabo del tiempo, por la de socios y asociadas. Lo de socia no sólo suena mal, sino que tiene un marcado alcance peyorativo, algo así como llamar a una mujer individua. Por eso ya en las primeras ediciones de los Catecismos de la Obra nunca se hablaba de socias sino de asociadas. En los catecismos más recientes no se habla ni de socias, ni de asociadas —tampoco de socios—, pues, fallecido Escrivá, a sus seguidores les ha dado por negar que el Opus Dei tenga carácter asociativo. Sostienen que la institución por él fundada forma parte de la jerarquía eclesiástica, pese al pronunciamiento en contra de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Esta congregación (Cfr. Iuvenescit Ecclesia, 14-VI-2016) ha declarado que las prelaturas personales —sólo hay una: el Opus Dei— carecen de naturaleza jerárquica. Aunque a los superiores del Opus Dei les cuesta Dios y ayuda reconocer errores y rectificar, espero que acabarán haciéndolo, aunque sea a su arrogante manera, a su estilo…

A lo que iba…


Publicado el Viernes, 05 enero 2018
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: 34 años en el Opus Dei.- Periferia

010. Testimonios
periferiapuntocom :

Muchas gracias Rescatado por tu relato experiencial, que me ha inspirado a comentar el mío sobre los 34 años que llevo en el Opus Dei.

Por supuesto que nos interesa mucho -por lo menos a mí- el relato que nos has prometido sobre las frustraciones y esperanzas desde tu desvinculación.

A nadie se le oculta que la vida es una travesía de montañas y valles, de esperanzas y frustraciones, y dependiendo de lo que toque lo pasamos mejor o peor. Mi experiencia -para no aburrir a los lectores- se puede resumir en que esta vida, sea la que sea, tiene como único sentido a Dios.

Recientemente, me decía una persona "no podemos pedir cuentas a los demás, ni culparles de nuestros fracasos" -con todos los matices que está expresión pueda tener- al fin y al cabo somos libres tanto para estar en un lugar como para irnos. Si esa decisión es libre y consecuente, lo importante es amar a Dios sobre todas las cosas, independientemente del lugar donde nos encontremos. Si hacemos la voluntad de Dios en conciencia, Él estará contento, que es quién al fin y al cabo ha de estarlo con nosotros ¿no les parece, amigos lectores?

Personalmente, comencé mi liberación interior en el momento que descubrí las ventajas de no pedir cuentas a los demás de mis fracasos, ni culparles de ellos. Vivo para Dios, y solo a Dios doy cuentas de mi vida. Nuestra existencia solo tiene sentido desde la libertad interior que necesariamente tiene sus repercusiones en la exterior.

Desde aquí agradezco a todos los que participan activamente, o solamente como lectores en OpusLibros. Ya que su entrega, sacrificios, renuncias, difamaciones, y todos los dolores y amarguras sufridas fuera o dentro del Opus Dei, han sido escuchados por Dios, y de esta forma Dios ha enviado los remedios oportunos para que la institución recupere su carácter genuino.

Gracias a todos, perdón también a todos, y continuad ayudándonos a ser como Dios quiere.

Periferia.com

Publicado el Viernes, 05 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Ver claro.- World

090. Espiritualidad y ascética
World :

Te envío un artículo de Crónica que puede ser de interés para los lectores. Lo transcribí de una fotografía de una Crónica vieja. Entiendo que es de diciembre de 1956, páginas 82-84, aunque ahora no puedo volver a acceder a esos documentos para verificar exactamente que sea diciembre. El texto es completamente fidedigno, supongo que con leerlo te darás cuenta que es 100% doctrina del Opus Dei.

World

VER CLARO

(Crónica 1956)

El Señor nos ha dado la gracia maravillosa de la vocación –nos la dio de una vez para siempre- y, siendo fieles, nos la confirma cada día con un amor más grande a nuestra Obra y con una voluntad de entrega continuamente renovada, siempre actual. El solo pensamiento de nuestra llamada, nos da una alegría como ningún destino humano podría soñar para sí. Y agradecemos al Señor este camino seguro, donde está todo nuestro bien y todo nuestro amor.

Por eso, cuando –excepcionalmente, porque son raras las defecciones en el Opus Dei– sabemos de alguien que, habiendo recibido del Señor la llamada a nuestro camino, no persevera en él, sentimos un gran dolor. Alguna vez nos ha dicho el Padre que la infidelidad de un hijo suyo a la vocación, le duele más que la muerte de un hijo suyo: porque la infidelidad es verle avanzar hacia la desdicha; la muerte es el cumplimiento de la voluntad de Dios.

Desde que el Señor nos llamó, todo lo que no reciba de El su sentido nos queda pequeño, nos resulta ridículamente chato y pobre –mentira, cobardía, podredumbres bienolientes–frente a nuestra vocación. Por eso sentimos tanto que alguien en un momento dado pueda engañarse.

Nos duele que, por un ciego ofuscamiento, por no ser a su tiempo dócil ni sincero en manos de quien tiene gracia de Dios para llevarle, alguien pueda cerrar así el paso al amor de Dios.

Nosotros somos una gran familia.Y si un hermano nuestro, si un hijo del Padre quisiera marcharse, movido por un motivo que no le deja ver claro, y que nosotros sabemos pobre, pobrísimo en la presencia de Dios, lo sentiríamos como el hombre que, con los ojos limpios, ve a su hermano caer porque tiene los ojos vendados.

Nosotros no podemos transigir jamás con el error, no podemos ser comprensivos con lo que de por sí borra toda comprensión, porque es ir contra la voluntad de Dios. Pero seguimos el mandato de Amor, y además somos conscientes de tener los pies de barro, de nuestra naturaleza humana. Por eso comprendemos, si no al error, a las personas que yerran. Si oímos de alguien que no perseveró, creceremos en ansias de fidelidad para desagraviar al Señor, sabiendo que también nosotros –toda nuestra fortaleza es prestada–seríamos capaces de hacer eso, si Dios nos dejara un poco de su mano; y además tendremos comprensión, para quien así se desviara. Le encomendaremos en el silencio de la oración, sin comentarios hacia afuera; y pediremos al Señor que aquel hombre no se aleje más de El.

Es clara nuestra actitud con el que no perseverase. Por una parte es cierto que, aunque nos esforcemos, no podremos quererle ya con el amor y con el cariño que dan una vocación común y una familia de vínculo sobrenatural. Pero sí ha de quedar siempre la caridad, que no se limita a una mera compasión personal; nos mueve también a ayudar a aquel hombre en su triste situación, porque no es feliz. Más claramente: porque es muy infeliz. Si luego ve las cosas como son, es desdichado; y, si sigue ciego, es aún más desdichado lejos de Dios. Le llevamos un poco de calor, de cariño; sobre todo, en esa hora negra en que el que es sincero consigo mismo considera fríamente su vida, o más bien la escisión de su verdadera vida, de la que Dios quería para El. Especialmente entonces, necesita de alguien que le haga sentirse menos solo. Y es un deber de caridad el darle la mano.

Os queremos transcribir algunas líneas escritas por uno que no perseveró en la Obra. Se dirige al Padre lleno de dolor, pero también con la luz que ha recibido de la visita de uno de Casa. Sus palabras hacen inútil todo comentario.

Querido Padre:

No puede imaginarse con qué emoción empiezo esta carta. La visita de N. me ha hecho muchísimo bien; me ha quitado una venda de los ojos, que me impedía ver con claridad. Ahora estoy como el ciego que recupera la vista. Estoy lleno de buenos propósitos, y dispuesto a entregar este saco de basura en que estoy convertido: a ver qué se puede hacer con la ayuda de Dios. Deseo fervientemente volver a pertenecer a la Obra, pero me veo tan indigno… Buena disposición no me falta. Pido a Dios que me haga perseverar en mis propósitos. A ver si Ud. se acuerda de pedir un poquitín por mí, que buena falta me hace.

Durante estos años, cada vez que llegaba a mis oídos alguna noticia sobre la expansión de la Obra, sentía como una envidia semejante a la que experimentaría un desertor al ver entrar a su ejército victorioso. ¡Pensar que puede haber sido yo también uno de los que luchaban en primera fila! La cosa no tiene remedio… Pero, como hoy le decía a N., si alguna vez hubiese alguien en Casa que, por estar ciego como yo lo estuve, quisiera apartarse de su camino, que me avisen a mí: dispuesto estoy, si fuera preciso, a ir hasta el fin del mundo para quitarle a quien sea, con mi experiencia, la venda que lleva en sus ojos.

No se olvide de pedir por mí, que me hace mucha falta. Besa su mano con mucho cariño.

N.N.


Publicado el Viernes, 05 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: De cuestionamientos.- I. R. De Lamar

125. Iglesia y Opus Dei
ignacioricardodelama :

Opuslibros es una gran oportunidad de liberación opusdeísta. No basta dejar esa organización, la cuestión es ¡superarla! Primero, tomar la decisión; luego, emprender las acciones -proceso largo y sinuoso, laberíntico, inclusive-; finalmente, afrontar las derivaciones y consecuencias del caso.

Afortunadamente, aunque tenemos mucho en común, somos diferentes y la pluralidad va quedando de manifiesto: ellas y nosotros, numerari@s y adjunt@os,jóvenes, adult@s y ancian@s (como yo) optaremos por alguna opción entre dos grandes extremos: acercamiento a Dios o alejamiento -mi caso es alejamiento.

Podemos afirmar que el opusdeísmo ha sido cuestionado ya suficientemente... y resulta fallido, negativo. Lo que está en cuestión es la Iglesia católica, sus dogmas y ella en sí...

No temamos este cuestionamiento. pero hagámoslo de buena fe, con respeto aunque irreverentemente, honesta y congruentemente -Dios mismo ha sido cuestionado. La fe, en cambio, no es cuestionable, mientras sea digna de Valor para el que la sustenta; es un terreno vedado a la razón y a la ciencia, compete sòlo al arte más sublime, a la poesía. (Seguramente a la simple vista de Jesús, la Fe abrasa; no a todos -Judas; y Felipe; y todos, en su momento. En María, seguramente también su fe abrasaba, aunque el propio José decidió repudiarla en silencio, forzando la intervención de Gabriel.)

Lo importante es acercarse a Dios y un cuestionamiento de Él podría ayudarnos más que el opusdeísmo y tantas prácticas piadosas... No hay atajos, pues. Cada uno tenemos que tomar las decisiones al respecto, conforme con nuestras propias vivencias; y lo vivido como opusdeístas es la gran experiencia para entrarle a fondo a todos estos cuestionamientos y resolverlas afirmativa o negativamente. Los agnósticos abonan al respeto: no se ha demostrado contundente y honestamente la existencia de Dios; sin embargo, la Vida vale la pena de vivirla con plenitud, principios, valores, libertad y responsabilidad.

 I. R. De Lamar


Publicado el Viernes, 05 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: No todo lo que brilla es oro.- Salypimienta

040. Después de marcharse
salypimienta :

          Zartán habla de que al igual que en la Caja de Pandora, después de salir todos los males quedaba en el fondo la esperanza, así nosotros, los ex opus, al sacar todo lo malo que nos dejó la Obra, en el fondo nos queda un cariño verdadero por los demás miembros. Yo creo que sí y no, me explico. Creo que todos sentimos ‘algo’ por los demás ex, no me atrevería a definir como cariño verdadero, más bien creo que es una especie de solidaridad.

            En mi experiencia, al salir de la Obra busqué tener trato con personas que estuviesen en la misma situación que yo, porque es natural que quieras estar cerca de personas que atraviesan o atravesaron por algo tan complicado como es dejar el Opus Dei, tanto para que te aconsejen como para no sentirte sola en ese mar de dudas angustias, inseguridades, remordimientos de conciencia, miedos y sentimientos encontrados. En esa búsqueda encontré de todo, desde personas con las que hasta la fecha me une una sincera amistad, como con personas de las que me quise alejar lo más pronto posible. A primera vista podría parecer que por el simple hecho de ser ambos ‘despitados’, podríamos tener mucho en común, y la verdad es que no es así. En algún momento llegué incluso a pensar que las únicas parejas que tenían probabilidades de formar relaciones formidables eran las que estaban compuestas por dos ex miembros, y he podido comprobar que no es una regla que siempre funcione. Como en todo, algunas si lo consiguen, pero no creo que tenga mucho que ver que los dos ‘hayan sido’, porque de ser así, TODAS las parejas formadas por ex opus serían un modelo a seguir y no es el caso.

            A lo largo de estos años, he conocido diferentes tipos de ex miembros, y como en todos los grupos humanos, entre nosotros hay de todo como en botica. Está el ex opus que no quiere tener que ver NADA con la Obra, vaya, no quiere ni que se la mencionen. Ni quiere juntarse con ex opus, ni quiere saber nada de nada y toma su experiencia opusina como algo tan nefasto, que quiere permanecer lo más alejado posible de todo cuanto le huela a Opus Dei. Existe también el ex miembro que se siente una especie de redentor, y que está pendiente de todos los ex opus, los trata de coordinar para hacer grupo y además ejerce de embajador entre ellos, es más, si pudiera haría una Obra paralela con puros ex fieles. También existe el ex opus que sólo mantiene amistades relacionadas con el opus mundo porque no se siente cómodo con gente de fuera, pero no se acerca a la Obra ni de lejos. Otros son quienes han dejado el Opus Dei pero se mantienen muy cerca de la Prelatura, son como sus satélites y aunque salieron en forma, la realidad es que siguen igual de dentro que como antes de despitar, es más, si les ofrecieran regresar en calidad de supernumerarios o cooperadores lo harían felices de la vida. El caso de otros es que mantienen amistad con algunos ex miembros pero van muy a la suya y del Opus Dei se acuerdan de cuando en cuando nada más para agradecer desde el fondo de su alma haber dejado de pertenecer a tan selecto grupo y para enterarse de los cotilleos que siempre hay… y que siempre son por lo menos entretenidos.

            Quizá los numerarios son quienes hacen más grupo entre ellos. De los agregados poco puedo hablar, pero más bien se apartan, y los supernumerarios son los que más fácilmente cortan todos los lazos con la Obra. Quizá se deba a que  ellos, por muy de casa que hayan sido, siempre tuvieron una parte de vida al margen del Opus Dei. Los numerarios lo tienen más complicada, porque su vida era la Obra 24/7, entonces, o se alejan lo más que pueden para tratar de rehacer su vida, o se mantienen lo más cerca posible porque no se atreven mucho a experimentar otra vida.

            En cuanto al cariño verdadero… vamos por partes. Creo que al principio de la salida uno siente una simpatía especial y se siente con la obligación de proteger en la medida de nuestras posibilidades a quien ha pasado por algo así de calamitoso, precisamente porque al haber pasado nosotros por lo mismo, se nos puede pasar por la cabeza que podemos ser un soporte o un consuelo para los otros que pasan por el despitaje, eso es solidaridad y sí, en mi caso, siento mucha pena por cualquiera que salga del Opus Dei, porque se bien que la salida es un sendero muy agreste, quizá sienta también simpatía… Pero llamar a eso cariño verdadero no sé si sea el término exacto.

            Me consta que algunos se sienten con el deber moral de proteger, guiar, procurar y hacerla de directores espirituales con quienes salen, afortunadamente no es el caso de todos.

            Creo que siempre, una parte de nosotros va a estar pendiente de todo lo que pasa con la Obra y con cuanto con ella se relaciona. En lo personal, prefiero mantenerme lo más apartada posible. Hace mucho tiempo que corté todo trato con miembros activos del Opus Dei, y la relación que mantengo con algunos ex fieles es de verdadero cariño, pero son más bien pocos y nuestra relación es porque sintonizamos con nuestras loqueras particulares más que por haber pertenecido a la Prelatura. De cualquier manera, creo que lo que se encuentra en el fondo de la caja de Pandora que es el Opus Dei es otra cosa…

Un besazo cariñoso para todos y mis mejores deseos para el año que está comenzando (con el pie derecho espero).

Salypimienta.


Publicado el Viernes, 05 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Errores personales y errores institucionales.- Merak

010. Testimonios
Merak :

Me parece importante para este foro tener clara esta idea: que, en todas las empresas humanas, sean o no de inspiración divina, se debe diferenciar entre los errores personales, cometidos por un miembro del grupo, pero no previstos por la organización, y los errores de base, aquellos que se derivan de la estructura, costumbres y hábitos del grupo. Los primeros son los menos importantes desde la perspectiva del que quiere juzgar, y si se da el caso reformar, una institución, ya que provienen del carácter individual. Así que es en los segundos, en los institucionales, en los que hay que fijarse. (muchas veces los errores o aciertos individuales reflejan la estructura del grupo, así que en sí mismos no nos interesan, pero nos pueden resultar útiles para formarnos una imagen del conjunto)

Cuando criticamos la Obra (no entiendo el termino de crítica como necesariamente negativo, todos sabemos que se puede dar la crítica constructiva) tenemos que fijarnos en si la cuestión que estamos juzgando como mala nace de la voluntad de una persona en concordancia con lo establecido o a pesar de lo establecido. En el primer caso hablaríamos de defecto del Opus Dei, pero en el segundo hablaríamos de un defecto de un miembro del Opus Dei. La diferencia es inmensa. Si alguien hace una cosa mala porque le dicen que en ese grupo se hace así, diremos que el grupo es malo o al menos, que hace cosas malas. Pero si alguien actúa mal, aunque le han dicho que debe hacerlo de otro modo, el modo bueno, no podremos culpar la organización de ese fallo, como mínimo no de forma directa, el error es personal. Igual que el fallo de una persona que es miembro de una institución no convierte a toda la institución en mala, tampoco el fallo de una institución convierte a todos sus miembros en malos. Podría ser que no todos lo cometiesen, ni que lo hiciesen con el mismo grado de consciencia, ni siquiera que lo conociesen.

Todas las organizaciones humanas tienen errores personales, en la medida en que están formadas por personas, eso no lo discute nadie. Suele ocurrir lo mismo cuando nos preguntamos por los defectos de forma, defectos en sus maneras establecidas, aquellos por los que juzgamos que la institución no es buena, o buena del todo (los errores institucionales). No es difícil de aceptar que los fundadores de asociaciones, por muy virtuosos que fuesen, no eran perfectos y a consecuencia de esa imperfección eran capaces de errar, y errando constituir una agrupación con algunos ámbitos defectuosos. La cuestión se complica cuando nos referimos a realidades fundadas bajo la inspiración de Dios. Antes que nada, tenemos que admitir esa influencia del Ser supremo, pero eso es materia de fe y no de razonamientos, así que para este discurso lo tomaremos como cierto.

¿Es la inspiración divina para realizar una acción condición de infalibilidad (de bien) de esta?

¿Suponiendo que Dios inspirase a San Josemaría a fundar el Opus Dei (que yo, hoy por hoy, lo creo), sería esto suficiente para no dudar de todo aquello que él dijo y dejo escrito sobre la Obra? (esto solo afecta a San Josemaría, no a sus sucesores o subordinados, ya que es de él de quien se dice que fue inspirado por Dios. Eso no quita que los otros puedan ser santos y cumplir también la voluntad de Dios, pero no se les presupone ni exige esa condición)

Esta es la pregunta que me hago, a la cual no tengo respuesta, pero si creo poder matizar alguna cuestión. Dios inspira a hacer algo, pero no guía la mano de la persona en cada instante, ni su cabeza, ni su boca. Por lo tanto, podría ser que una persona, muy unida a Dios, recibiese un encargo suyo y en la realización de este, que no es cuestión de un día, ni siquiera de un año, sino de toda una vida, tuviera mejores y peores momentos y en cada una de estas situaciones hiciera mejores o peores acciones dejando su tarea constituida, en unos aspectos bien y en otros no tanto. Porque los santos no lo fueron siempre, ni en todo momento, ni en la misma medida. Quiero dejar claro que no pienso que una organización con defectos, aunque sean institucionales, sea Mala. El bien y el mal no son una cuestión de todo o nada, sino que se parecen más a un complejo continuo entre los extremos de absoluto bien y absoluto mal en el que se tienen en cuenta todas las realidades que conforman algo, en este caso todo lo que conforma el Opus Dei: personas, costumbres, actos, virtudes, vicios,…

Hay que tener en cuenta también la frecuencia con que se comete un acto, el acto que se repite se considera un hábito y, por lo tanto, una virtud o un vicio, según su carga moral. Pero el acto que se realiza de modo aislado y sin repetición, se entiende solo como una acción buena o una mala y no convierte a la persona o a la institución en buena o mala, aunque sí que la acerca y la hace tender hacia un lado. Por ello para analizar al Opus Dei debemos fijarnos en las acciones repetidas y constantes, que son las que muestran la realidad de algo.

Nos es imposible juzgar o establecer una línea entre lo que es un habito y lo que es un hecho aislado, porque otra vez, no se trata de absolutos, sino de un continuo. Pero aun así es importante tenerlo en cuenta a la hora de opinar. No sé si todo esto se sostiene filosófica y teológicamente, y no hay que olvidarse, pragmáticamente, en la vida real, confió en que sí. Si no es así, al menos, espero que ayude a acercarse a la verdad.

Merak

PD: al juzgar también debemos acordarnos de que los errores suelen relucir más y ser más vistosos que los aciertos, pero eso no significa que las virtudes no existan, es cuestión de buscarlas y poner un poco más de esfuerzo. Y recordemos que nunca sabremos lo que pasa por la mente de una persona al realizar una acción, ni sus intenciones. Podemos decir si algo esta mal o bien, pero jamás si alguien es bueno o malo. (o eso creo yo, no quiero parecer impositivo ni sonar moralista, solo quiero compartir mis ideas y creencias)


Publicado el Viernes, 05 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: El poder de la información.- Neo

130. Agradecimientos, felicitaciones
neo :

Cuando por azar encontré esta web y empecé a leer su contenido, una de las cosas que más me impactó fue el descubrir esos informes internos de conciencia, informes por escrito de la vida interior de una persona, quedé impresionada, ¿cómo se podía dejar entre líneas la vida íntima de una persona?, y además dar traslado del informe a instancias superiores sin el más mínimo respeto a la otra persona y por supuesto sin su consentimiento, me pareció algo tan indignante que por supuesto fui a pedir explicaciones de esta práctica a quien llevaba conmigo mi charla y a una numeraria mayor, que ha sido directora de varias delegaciones. La respuesta fue que a partir de 2011 esa práctica ya no se realizaba, claro, ahora leyendo a Brian, y después de leer la carta del prelado de 2 de octubre de 2011, entiendo que se cambió por requerimientos superiores esa interconexión entre dirección espiritual y gobierno, que aún así tengo serias dudas de que haya desaparecido en totalidad.

La sociedad actual en la Iglesia es complicada, la desconexión con todo lo eclesial es palpable, y por supuesto esta situación ha calado muy hondo en el Opus Dei, cada vez menos pitajes, más centros con personas mayores, menos jóvenes en las labores apostólicas. El Opus Dei ha quedado reducido al cumplimiento rígido de unas normas de piedad que para el común de los mortales que desarrollan una actividad laboral y obligaciones familiares genera un stres de vida difícilmente soportable.

Cuando yo empecé a estar en contacto con el Opus Dei, hace ya 20 o 30 años, no existía la información de ahora, no se podía consultar nada, ahora la desinformación no existe, sabes lo que hay, yo he podido obtener datos, escritos, testimonios que me han valido para confrontar la realidad, por eso en el Opus Dei esta web molesta tanto.

La mejor manera de controlar a la gente, de manipularla es controlando la información porque la información es poder. Y el acceso a las nuevas tecnologías ha abierto una vía de agua importante. Hace unos años el Opus Dei era una cámara acorazada, se sabía poco o nada y los miembros vivían desconectados, ahora la cosa es distinta, los dispositivos móviles han abierto sobre todo en los numerarios/ agregados unas posibilidades de conocimiento que antes no tenían. La crisis es que ahora podemos conocer, saber, obtener información y decidir en libertad y antes esa posibilidad no existía y el control y la manipulación era más fácil, bastaba con mantener a las personas en una realidad paralela y alejadas de la sociedad, de los amigos y de la familia, vaciaban a una persona de todos los afectos, inventaban una vocación que no es real y se obtenía con el tiempo un robot programado para cumplir normas y hacer proselitismo a través de una amistad que se viciaba desde el principio al estar instrumentalizada únicamente para llevar nuevas “vocaciones”.

Por eso es tan bueno esta web y todo lo que en ella se testimonia, Gracias!! Feliz año a tod@s.

Un fuerte abrazo.
Neo

Publicado el Viernes, 05 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Próxima actualización.- Agustina

900. Sin clasificar
Agustina :

 

PRÓXIMA ACTUALIZACIÓN: VIERNES, 5 DE ENERO

 

¡Feliz año nuevo 2018!

Agustina L. de los Mozos


Publicado el Viernes, 29 diciembre 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Carta navideña del Prelado.- Ramana

090. Espiritualidad y ascética
ramana :

Roma, 25 de diciembre de 2017

Queridas hermanas, queridos hermanos:

Padre hay uno solo y está en los cielos, al que rezamos cada día con la oración que nos enseñó su hijo Jesús, el Cristo, el Verbo de Dios movido por el Amor del Espíritu. En su Nombre os deseo una muy Feliz Navidad y mi anhelo de que el año que comienza sea intensamente vivo y vivificante para todos y cada uno de nosotros: renacer al espíritu creador repensando juntos esta obra suya que ha puesto en nuestras frágiles manos. Por eso os pido que no me llaméis “padre”, desde hoy soy no más que vuestro Prelado, una suerte de hermano mayor, elegido por vosotros, que dirige los destinos humanos de esta empresa sobrenatural...


Publicado el Viernes, 29 diciembre 2017
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Logros tras 44 años desvinculado del Opus Dei.- Rescatado

040. Después de marcharse
Rescatado :

Logros tras 44 años desvinculado del Opus Dei

Rescatado, 29/12/2017

 


Tengo la impresión de que debo ser uno de los más viejos que colaboran en esta web.  A veces desearía que nuestro tema de comunicación sobre las experiencias vividas en el Opus Dei y nuestras reflexiones críticas sobre la institución, aunque fuese el principal, no fuese el único. Que se contaran también experiencias sobre logros conseguidos en relación con los ideales que un día nos condujeron a cometer el error de vincularnos a esa institución. Y que esta información no fuese tan escueta como decir: “estoy muy contento con mi mujer (o marido) y mis hijos”, “colaboro en una parroquia”, etc., sino que se comunicase cómo se está logrando llevar a cabo la propia vocación cristiana (o budista, atea-humanista, agnóstica, etc.), siempre con características peculiares e irrepetibles.

 

Cumplidos mis 85 años, paso a practicar este tipo de comunicación, por mi parte, invitando a que otros lo hagan…

 

Leer artículo completo


Publicado el Viernes, 29 diciembre 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Jesuitas y Opus Dei.- Gómez

100. Aspectos sociológicos
gomez :

A propósito de jesuitas, de los que se habla tanto últimamente.

1 Bogotá, 1969. Comienza el Centro de Estudios en esta ciudad, después de haber funcionado por unos años en Medellín. En 1968 ha habido más pitajes en Bogotá que en Medellín. De los 25 numerarios del Centro de Estudios, entre residentes y adscritos, 7 estudiamos en la universidad de los jesuitas, la Javeriana. Tres están en Medicina, donde además hay una numeraria; dos en Derecho, uno en Sociología y uno en Arquitectura. Nunca se nos dijo que no pudiéramos estudiar en la Javeriana, institución educativa de tal prestigio que es llamada Fábrica de Presidentes, por su Facultad de Derecho, de donde han egresado varios de los mandatarios de los últimos períodos presidenciales, pero institución religiosa dirigida por «los de siempre», los jesuitas. Eso no importa. Ahí está la flor y nata de la sociedad colombiana.

El apostolado está muy difícil en mi Facultad. Al elaborar la Lista de San José doy como único nombre el de un joven muy serio, de corbata diaria, buena pinta, con quien he tratado de intimar, pero sin mayor éxito. Solo unos meses después voy a entrarme de que es jesuita. El numerario que estudia sociología es el más apostólico. Llena el aforo de meditaciones, retiros y cursos de retiro con sus compañeros. Aún no sé cómo lo hace. El apostolado de los que estudian Medicina es contradecir al decano, un jesuita que predica contra la Humanae Vitae, defiende la píldora anticonceptiva y trabaja con otros intelectuales en la defensa del Derecho a Morir Dignamente. Uno de «los de siempre» predica herejías, pero ahí están esos tres numerarios (cuatro, contando a la numeraria) dispuestos todos a dejar las cosas claras.

La numeraria dejó de serlo terminando la carrera de Medicina; el numerario de Arquitectura despitó diez años después; uno de los de Derecho despitó muy pronto y el otro fue al Colegio Romano y regresó ordenado; ahora es capellán de una universidad que no tiene nada que ver con la Obra, y está incardinado en la Arquidiócesis de Bogotá. De los tres de Medicina, dos fueron al Colegio Romano y regresaron ordenados, y ninguno de los dos perseveró. El que estudiaba Sociología fue al Colegio Romano, regresó ordenado y es el único que persevera en la Obra.

El entonces decano de Medicina ha publicado varios libros con su pensamiento de avanzada, ha sido silenciado una vez por su superior jesuita y otra vez por el obispo de Bogotá. Volvió a escribir públicamente para darle la bienvenida a su hermano el papa Francisco, dulce defensor de los pobres, con motivo de su visita a Colombia (septiembre, 2017), y sigue dando guerra a sus 92 años.

2 Bogotá, 1981. Acabo de regresar de mi especialización en la Universidad de Navarra y soy profesor en la Universidad de la Sabana (obra corporativa). Les pido a mis alumnos que lean una serie de obras relacionadas con la asignatura que dicto, y la lista incluye Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez. Los alumnos leen la obra, la disfrutan, la analizan, descubren la magnífica literatura de un gran escritor, menos un alumno. Un alumno numerario. El alumno numerario viene a mi oficina, se me acerca sigilosamente y balbuce algo como «… que hables con el decano sobre García Márquez». Voy a la oficina del decano numerario y le pregunto si me necesita. Me dice que no.

—Me dijo Fulanito de Tal que querías hablar conmigo sobre García Márquez.

—Ah, ¿los pusiste a leer a García Márquez?

—Sí, Crónica de una muerte anunciada.

—¡Por Dios!, ¿y es que no sabes que esa obra y todas las de García Márquez están en el Index Librorum prohibitorum?

—No, no lo sabía —le contesto con verdad, pues yo leí en el Centro de Estudios Los funerales de la mamá grande, uno de los libros de García Márquez, y ni siquiera tuve que pedir permiso, porque estaba junto a algún otro libro del mismo autor en la biblioteca del Centro de Estudios, al lado de Roger Verneaux y de Garrogou Lagrange, junto a los fólderes de algunas materias del bienio escritas a máquina por Luis Borobio.

 —Pues lo están, y no con cualquier calificación, sino con la número 6.

—¿Y eso qué es?

—La calificación 6 es la de libros que no se pueden leer sino con autorización del padre. Háblate con el capellán.

Había dos capellanes. Yo había coincidido con los dos en el Centro de Estudios, diez años atrás. Los dos me dijeron que había que manejar las cosas con mano izquierda. No incluir esos títulos de García Márquez en la lista oficial, y si era el caso, leerles en clase a los alumnos algunos apartes. En fin, dos conversaciones muy relajadas, comprensivas, de dos curas jóvenes, liberales, que (¡por supuesto!) habían leído con fruición a García Márquez.

Por esos días, me llama un vicedecano jesuita de la Javeriana, y me pide que vaya a hablar con él, a ver si puedo dar mis clases en esa universidad jesuita, en horario compatible con el que tengo en la Sabana. Ya no soy de la Obra así que no tengo impedimento para trabajar en una empresa dirigida por religiosos. Voy. Me encuentro con un tipo fresco, sin corbata, de camisa abierta, oyendo salsa, porro, cumbia y merengue dominicano en su radio. Me dice que conoce mi libro (que no es otra cosa que una adaptación comercial de mi tesina de Navarra), que ha oído hablar de mis clases, y me contrata. Voy a ser profesor medio tiempo en la universidad del Opus Dei y medio tiempo en la de los jesuitas. Para no meter la pata, le pregunto al cura con pinta de laico si hay alguna restricción en cuanto a lecturas. Me dice sorprendido por mi pregunta que no, que «universidad» es ‘conocimiento universal’. Le pregunto expresamente por las obras de García Márquez. Me dice que hay que lograr que los estudiantes lean, y tanto mejor si leen a un autor de las calidades de García Márquez.

Seis años después salgo de la Sabana, por la indicación general dada por don Álvaro de prescindir de los servicios de todos los ex vinculados laboralmente a obras corporativas, y sigo varios años más en la Javeriana de los jesuitas.

Solo puedo decir que «los de siempre» no son como me los pintaron en mis años de numerario.

Gómez


Publicado el Viernes, 29 diciembre 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Próxima actualización.- Agustina

900. Sin clasificar
Agustina :

 

PRÓXIMA ACTUALIZACIÓN: VIERNES, 29 DE DICIEMBRE

 

Os deseo, de todo corazón, una muy feliz Navidad.

Agustina L. de los Mozos


Publicado el Viernes, 22 diciembre 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: El chivateo del Opus Dei.- Bonnet

070. Costumbres y Praxis
Bonnet :

He leído en la prensa que el Papa está pensando rehabilitar al jesuita Pierre Teilhard de Chardin quien, en su momento, fue denunciado y condenado por la Iglesia oficial. El actual parece ser un pontificado que quiere restablecer la justicia rehabilitando creyentes que, en el pasado, fueron condenados por una Iglesia intransigente.

Este hecho me ha recordado casos de sacerdotes y religiosos, muchas veces párrocos o teólogos españoles que, en las épocas de Juan Pablo II y Benedicto XVI, fueron denunciados ante sus obispos, sus superiores o incluso ante Roma por católicos que alegaban estar escandalizados ante expresiones o actos de los denunciados. Seguramente muchas de las acusaciones que entonces parecían graves y escandalosas, hoy las relativizaríamos desde la cultura de la tolerancia y el pluralismo y los nuevos valores cívicos y religiosos, tal como hace Francisco.

En aquel entonces, algunos denunciados afirmaban que los denunciantes habían sido miembros del Opus o el mismo Opus Dei como tal.

Justa o injustamente, el estigma del “chivateo” ha acompañado al Opus Dei durante decenios, al menos en España y en Roma, por su rigidez doctrinal y falta de discernimiento en distinguir lo principal de lo accesorio, por su acriticismo interno e hipercriticismo externo, por considerarse paradigma de toda la iglesia, por tener una visión eclesial principalmente legalista y nada carismática, por el poder acumulado recolocando a los propios y marginando a los ajenos, por el paroxismo de una corrección fraterna muy controladora y nada evangélica, por la adrenalina de saberse los mejores, por la impunidad de un superpoder que todos reconocían y casi todos temían, por defender una moralina que era más papista que el papa.

Supongo que las Curias o Nunciaturas conservan datos de los denunciantes y que estos archivos serán públicos en el futuro.

Quizás los denunciantes actuaron a iniciativa personal y no de manera institucional. Es posible, pero ¿qué mensajes (directos o subliminales) recibieron en los medios de formación del Opus Dei? ¿Hubo criterios o directrices sobre cómo debían actuar supernumerarios y agregados en casos de “malos” párrocos o teólogos con “mala” doctrina o “malos” hábitos? ¿Consultaron en sus Centros las denuncias que pensaban hacer y qué consejos recibieron? Si fuera el caso, ¿comentaron en el Centro las denuncias interpuestas y qué reacción encontraron? ¿Se animó u obligó a miembros a que denunciaran a título propio para evitar verse involucrada la institución como tal?

En cualquier caso, quiero elevar mi oración por los que han sufrido calumnias y depuraciones eclesiales. Cuando la Iglesia o una de sus instituciones muta genéticamente el servicio evangélico por una cuota de participación en el poder instituido está traspasando una línea invisible en la que todo vale, sin valer las personas.

Bonnet


Publicado el Viernes, 22 diciembre 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Otra vez Pandora y su cajita.- Zartan

040. Después de marcharse
zartan :

Salypimienta nos ha clavado a los náufragos con su agudo análisis (al menos eso dice mi hermana chica). Yo estoy bastante de acuerdo con su análisis aunque tendría que decir que no todos los puntos o no en la misma intensidad se dan en todos los ex pero si no es al 100% debo admitir que bastante cerca le anda.

Hay conceptos que pueden matizarse, por ejemplo cuando habla de falta de apego y que rompemos totalmente con una persona por algo que haya hecho mal, o no que no se ajusta a lo que esperábamos, puede ser que no sea “culpa” de esa tercera persona y que el responsable de la ruptura sea uno mismo por haber creado una crisis de celos en alguien querido. Pero si, podemos romper totalmente con alguien, aunque eso no es exclusivo de los ex. Conozco una señora que rompió una amistad de años porque su amiga se presentó con un vestido blanco al matrimonio de su hija (todavía no entiendo la gravedad del asunto, debe ser por lo primitivo que soy pero os aseguro que no había forma de confundir la novia de veintitantos con una señora bastante entradita en carnes y en años).

Entrando a lo personal he de reconocer que el último punto “no estamos dispuesto a entregarnos para que nos vuelvan a destruir” me salgo de la campana de Gauss: no me apunto a nada (ni siquiera a una rifa) me da un repelús enorme si alguien me pide mi nombre para inscribirme en… lo que sea. También se me queda chica la campana con eso de “la poca generosidad para con nosotros mismos” al punto que -y ya me han caído varias broncas de mi mujer por hacerlo- no soy capaz de asaltar el frigorífico sin pedir permiso o que ella tenga que tirar mis zapatos viejos a la basura para que no los siga utilizando.

Otros puntos no me son para nada aplicables, por ejemplo el que dice que “no hablamos, pontificamos”. De esto nada, yo tengo muy claro que hay dos formas de pensar: la mía y la equivocada. Normalmente no pontifico porque soy infinitamente humilde y sé respetar muy mucho la opinión de los demás.

También por experiencia personal puedo añadir que hay cosas en las que, con un poco de buena voluntad, podemos mejorar bastante. Me refiero en concreto a eso de que “nos da miedo expresar nuestro afecto abiertamente”. Yo, después de años de esfuerzo, consigo decir al menos una vez al semestre “te quiero un montón” y -de verdad, creedme- no se me ha caído una oreja ni nada por el estilo, simplemente no pasa nada. Es sorprendente, increíble, probad.

Hay uno de los puntos que creo que merecería la pena sondear sociológicamente (aquí me pongo serio -en la medida en que puedo hacerlo-) y es en lo de la sexualidad. No sé si es que a mí me ha tocado solo la esquinilla de la famosa campana, pero conozco bastantes ex que han tenido nefasta experiencia matrimonial, vamos, que han durado menos que un chocolate en la puerta de una escuela. El récord es de una convivencia de solamente dos días lo que todavía para mi es un misterio ¿cómo consigues en 48 horas mandar a tomar viento un matrimonio?

Ojo, no estoy hablando de gente tipo Quasimodo (Jorobado de Notre Dame), Jack (el destripador) o alguien resumen andante de todas las patologías ideadas por don Sigmundo (Freud). Estoy hablando de personas normalitas, con buena estampa (no se porqué pero siempre la de ellas mucho mejor que la de ellos), listos y algunos en forma extracampana, alegres, deportivos, serviciales, generosos, top del top pero que -increíblemente- al poco tiempo de casados … cada uno por su lado. Yo le echo la culpa a esa prisa por hacer lo contrario que se hacía antes y las hay que se casan con el primero que pasa y ellos con lo primero que ofrece el mercado sin analizar a fondo la mercadería, sin valorar que es lo que hay detrás de esa apariencia del sueño idealizado. El príncipe azul destiñe enseguida y la princesa se vuelve a convertir en rana croante, muy croante, como la mayoría de las ranas.

Mi optimismo visceral me obliga a señalar que la mayor parte de los ex que lo están, están felizmente casados incluso después de años, después de canas, calvas, arrugas y curva de felicidad. Pero creo que, al igual que es mas frecuente la psicoproblemática entre los “colaboradores orgánicos” que entre el resto de la población, también creo que es mas frecuente la ruptura matrimonial entre la población ex. Si alguien puede aportar datos científicos me quedaría mas tranquilo con mi opinión.

Bueno, si has conseguido llegar hasta este punto de mis selváticos pensamientos pensarás que estoy de acuerdo al 100% con Salypimienta y es así pero creo que le faltó algo.

Como con la famosa Pandora, queda algo mas en su caja, también hay que rascar el fondo de la caja de Salypimienta que, como dicen en mi tierra “ajonde, ajonde que en el cu.. está lo mejor”. Han salido todo tipo de trancas y barrancas negativas, que si esto y que si lo otro pero, como con la famosa Pandora (seguro que familia de Pan d’Oro), si ella se guardó la esperanza para el final, nosotros también tenemos una sorpresa (gorda) que tenemos que valorar y es el cariño verdadero que encuentras en todo naufrago que se precie. Puede que no sea capaz de decírtelo pero te quiere a fondo.

Esto lo tengo más que experimentado. En mi bastante ajetreado movimiento para llegar a final de mes y sacar adelante mi tribu, he tenido la oportunidad de conocer y tratar a náufragos en los sitios mas variopintos. Gente de todos los colores, sabores y edades, cada uno hijo de su madre y su padre pero todos con un denominador común tan marcado que, aunque no lo conocieras hace cinco minutos ya te encuentras con esa persona como si hubiésemos ido a primaria juntos. No hay diferencia de edades ni de países, estás en sintonía desde el primer momento. Te da igual estar en un pueblecito del Lazio, con un polentone de Milano o una napolitana. Es igual estar en la Rambla de Barcelona tomando un chocolate, que en Antigua con una piña colada, en Bariloche o en Quito. De pronto te encuentras con alguien que se hace doscientos kilómetros para llevarte un poco de txistorra o, simplemente, para tomarse un café contigo en una estación de tren.

Este año que se va he tenido la suerte de recibir visitas en mi árbol, han pasado como una semana con nosotros dos insignes juristas, otro par de semanas dos preclaros filósofos (suponiendo que los filósofos puedan ser preclaros ya que para mi son mas bien preoscuros) y, para terminar, el otro día vinieron a almorzar con nosotros un canadiense y su mujer que es más alemana que yankee. Esto me ha permitido ampliar mi observación sociológica también a las respectivas contrapartes. Mi contraparte y yo no tenemos nada de filósofos, de juristas o de yankees y -sin embargo- la sintonía entre ellas ha sido perfecta.

Esa extensión de acuerdo entre personas, que no tienen nada de náufragos, no sé a qué se debe, tal vez por aquello que dicen los filósofos de que el bien -de suyo- es difusivo o por lo que dicen los químicos que igual disuelve a igual. No lo sé, lo que sí sé es que mi neska ha enganchado inmediatamente con los nuevos conocidos (náufrago/a y su contraparte) y tan felices todos. Tal vez es que haya en las contrapartes también un denominador común de tener que soportar las manías y trancas del náufrago de turno, deben ser abiertas de mente tanto como para poder lidiar con temas incomprensibles por no haberlos vivido, tal vez por ser personas que han conseguido superar la lista que nos ha ilustrado Salypimienta y ayudarnos a mejorar en cada uno de esos puntos. Tal vez.

No se cual es la razón, pero de verdad que calienta el corazón observar el fenómeno, ¡¡viva este rejalgar!!

Desde mi selva y esperando nuevos visitantes a mi árbol un abrazo enorme para cada náufrago, para su respectiva contraparte y para su tribu. Feliz Navidad a todos y un buen 2018.

Zartan de los Nomos


Publicado el Viernes, 22 diciembre 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Deseando estoy quedar contigo.- Fueraborda

040. Después de marcharse
fueraborda :

¡Solitudine!

¡Qué buen encuentro nos espera en breve! Deseando estoy.

Como tú bien adivinas, tendremos que esperar a mi regreso, pero pasado Reyes te llamo.

(Hablando del día de Reyes: ¡qué liberación! ¿Recuerdas que agobiantes vacaciones con las tediosas" bromitas"?) Pero ya paso todo...

Me llena de tristeza que sólo seas feliz en momentos puntuales, pero tengo el convencimiento de que saldrás muy pronto de esa fase oscura y fría de tu vida para dar un salto a una esperanza cálida y acogedora, que es lo que te mereces, y lo que Dios y todos los que te conocemos deseamos para ti.

Hasta muy pronto, Solitudine

Tengo la esperanza de que pronto puedas dejar de firmar así.

¡Un abrazo y Feliz Navidad! Para ti y para todos

Fueraborda


Publicado el Viernes, 22 diciembre 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Libro de E.B.E en inglés.- Agustina

140. Sobre esta web
Agustina :

Hoy 22 de diciembre y hasta el día 26 inclusive, se podrá bajar gratis el libro de EBE “Opus Dei as divine revelation” desde Amazon (la versión en inglés solamente, la otra en español no es posible, Amazon no lo permite de momento).

 

https://www.amazon.com/dp/B01D5MNGD2


Publicado el Viernes, 22 diciembre 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: No fracasamos.- Salypimienta

040. Después de marcharse
salypimienta :

            Hace unos días me vino a visitar una amiga ex-opus. Por lo visto se enteró por aquí que estaba metida en mi casa de tiempo completo y amablemente se animó  a hacerme pasar un buen rato. Teníamos años de no vernos, y aunque no estamos completamente desconectadas, no nos vemos muy seguido.

            Entre muchas de las cosas que platicamos, salió el tema de lo difícil que es llevar una vida completamente normal fuera de la Obra. En algún momento me preguntó así, directamente como es ella: ¿no te sientes como una fracasada? Mi respuesta inmediata y casi gritando fue un rotundo ¡NO! ¿Cómo podría ser una fracasada si cada cosa que emprendo resulta ser un éxito mayor o menor pero éxito al fin y al cabo? Nunca en mi vida he sentido que he fracasado, tan sólo he tomado las experiencias como enseñanzas positivas o negativas, “fracaso” es una palabra con la que no me identifico para nada. Tampoco me esperaba esa pregunta de una mujer que en todo lo que emprende triunfa.

            Ante mi cara de asombro comenzó a explicarse:

-          A ver Salypimienta, tú estudiaste para una cosa a la que te dedicaste durante algún tiempo, te iba bien y te ibas labrando un prestigio profesional. Te casaste y seguiste en ello hasta que nació tu primer hijo y en ese momento te encerraste en tu casa a cuidar niños. Cuando tu hijo menor fue a la escuela, la Obra te comenzó a llenar de encargos apostólicos, a tal grado, que estabas en todos lados. Eras un ejemplo para las supernumerarias. Eras la mujer perfecta que tenía el matrimonio perfecto, los hijos perfectos y todo lo que hacías lo hacías perfecto. Sales de Casa y te divorcias y tu vida se vuelve un caos. ¿No es eso haber fracasado?

Quizá pueda parecer que son palabras muy duras de una amiga a otra, pero ella y yo somos muy francas y siempre nos hemos hablado tal cual. Además no sé de dónde sacó que mi vida se volvió un caos, yo creo que se volvió UNA VIDA REAL. Y siguió diciéndome:

-          Fíjate en mí. Cuando era de la Obra todo el mundo me estimaba porque a pesar de no haber podido tener hijos, tenía un matrimonio que de cara al público era perfecto, un prestigio profesional intachable (ella está dedicada a la salud) y aparentemente una vida de cuento de hadas. Se muere mi marido, salgo de la Obra y me quedo embarazada a los 45 años del primero con el que me metí a la cama buscando un poco de cariño. El hombre aquel, en cuanto se enteró del embarazo y de que la criatura venía con síndrome de Down salió por piernas y nunca he vuelto a saber nada de él. Mi vida profesional se apagó un poco porque no le puedo dedicar el mismo tiempo que antes porque primero que nada está mi hija que tiene necesidades especiales, y no hay en el horizonte ningún valiente que se anime a compartir la vida con una mujer como yo… Te aseguro que eso no le pasaría nunca a un hombre, ellos cuando salen, siguen igual que siempre, ellos nunca serán vistos como unos fracasados.

      En ese momento me vinieron a la cabeza algunas historias que mis amigos varones ex-opus me han contado… y caí en cuenta que muchos de ellos también se sienten unos fracasados o porque no han encontrado un trabajo que esté a la altura de sus conocimientos, o no han encontrado la mujer que desearían tener, o que tuvieron que regresar a la casa paterna siendo ya muy mayorcitos…

      La verdad es que yo no me siento una fracasada en absoluto, y tampoco veo a mi amiga como una fracasada, al contrario, me parece que es una mujer ejemplar. Y creo que todos (ellos y ellas) que han salido del Opus Dei son personas más exitosas que cualquier persona normal que yo conozca por el simple hecho de haberse atrevido a salir de la Obra y de recuperar su vida, porque recuperar tu vida cuando la has perdido es el éxito más rotundo que uno pueda tener.

      Para mí, una persona fracasada es aquella que le da la espalda a sus sueños, que se conforma con lo que tiene, que por miedo o pereza o por comodidad se repliega y se queda con lo más fácil, con lo cómodo, con lo que no le representa ningún esfuerzo. Esas son las personas a quienes yo considero unas fracasadas.

      Odio los estereotipos, y el hecho de que se considere como fracasada a una persona que se divorció, que dejó la Obra, que es madre (o padre) soltera, que no tiene el trabajo a la altura de sus conocimientos, que no ha encontrado una buena mujer (o un buen hombre) para casarse, o que no gana millones de pesos (euros, dólares, soles, francos suizos, etc.) me provoca mucho coraje. Creo que no existen las personas fracasadas, por el simple hecho de que el estar vivos ya es todo un éxito. Es por ello que me decidí a escribir esto, por si alguien se ha sentido en algún momento como un fracasado. El único fracaso que existe es el no haber intentado algo. Finalmente creo que los sucesos adversos o inesperados, al final sólo nos ponen en el camino correcto.

      Decir que una persona es una fracasada por las adversidades que ha tenido que atravesar me parece una reverenda estupidez que sólo puede decir alguien con una soberbia infinita. Creo que sólo se puede decir que una persona es una fracasada cuando renuncia a sus sueños y esconde sus talentos.

      …Y decir que alguien es un fracasado porque dejó el Opus Dei me parece además de una insensatez, una imbecilidad monumental.

      …Y que sepas M.T.M que si antes me parecías una mujer exitosa, ahora me pareces aún más y te admiro infinitamente.

Besos cariñosos a todos.

Salypimienta.

 

P.D. Añado otro dato al escrito de Casimiro: Don Pedro Casciaro falleció el 23 de marzo de 1995… justo en el 2° aniversario del fallecimiento de Don Alvaro. Curioso ¿no?


Publicado el Viernes, 22 diciembre 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Libros silenciados: Escrivá: además de las mentiras, ahora se suma un plagio.- Stoner

090. Espiritualidad y ascética
Stoner :

Escrivá: además de las mentiras, ahora se suma un plagio

 

Cuanto más alta se alza la estatua,
tanto más duro y peligroso es después el golpe en la caída.

(Surco, 269)

 

El punto para mí más completo de san Josemaría sobre la humildad es el 259 de Surco. Con ese número comienza justamente el capítulo dedicado a esta virtud. La consideración que realiza san Josemaría se utiliza habitualmente en meditaciones y círculos, ya que proporciona un buen guion.

 

En el libro Una vida para Dios: Reflexiones en torno a la figura de Monseñor Josemaría Escrivá de Balaguer, el beato Alvaro del Portillo introduce este punto de la siguiente forma:

 

Leer artículo completo

 


Publicado el Miércoles, 20 diciembre 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)


     Contacta
Si quieres contactarnos, escríbenos a esta dirección:
Nuestra dirección de correo
(Haz click en el sobre)

     Buscar



     Buscar con
Google

en opuslibros

     Documentos por categorías

Libros silenciados

Tus escritos

Documentos internos

Selecciones de escritos

Correos

Recortes de prensa

Recursos para seguir adelante

Homenaje


     Encuestas
Aspectos sociológicos
del Opus Dei


     Videos
Ultima entrevista a Miguel Fisac

Ex numeraria auxiliar Catherine Tissier denuncia a la escuela Dosnon

Canal OpusLibros en YouTube - Administrado por Spiderman

     Colegios, clubes,...
Colegios, clubes juveniles, colegios mayores y universidades vinculadas al Opus Dei

     Anteriores
Miércoles, 20 diciembre 2017
· La pullita ascética.- Entregado
· Nunca es demasiado tarde.- Luciana
Lunes, 18 diciembre 2017
· Ya estoy en condiciones de quedar contigo.- Solitudine
Viernes, 15 diciembre 2017
· Tres anécdotas que ilustran el clima de esquizofrenia que se vive en el opus dei
Miércoles, 13 diciembre 2017
· El futuro imperfecto de la Prelatura de la Santa Cruz.- Joraguayo
· Más coincidencias. Para Josefina Hurtado.- Casimiro
Lunes, 11 diciembre 2017
· En cuatro días moriras. Cuarta y última parte.- Josefina Hurtado
Viernes, 08 diciembre 2017
· El mensaje de la Obra y las enseñanzas del Papa son muy distintos.- Le Plumitive
Miércoles, 06 diciembre 2017
· Al respecto de pitajes de supernumerarios y el instinto paternal.- Nicanor
· Diferentes pero iguales (III).- Salypimienta
· Respondiendo a Pinsapo.- Solitudine
· Éramos como los religiosos.- Gómez
· Agradecimiento.- Carmenita
Lunes, 04 diciembre 2017
· Somos una adaptación de los métodos de los religiosos.- Stoner
· EN CUATRO DÍAS MORIRÁS. Tercera parte.- Josefina Hurtado
· La perestroika prelaticia.- Pinsapo
· El Opus en la Iglesia de hoy.- Ramón
· Artículo insultante.- antiguo
· De reescrituras y modificaciones post factum.- Haenobarbo
Viernes, 01 diciembre 2017
· Balance económico de fin de año.Toca echar una mano.- Ottokar
· Los numerarios son laicos no-seculares.- Joraguayo
· Diferentes pero iguales (II).- Salypimienta
· Los estereotipos sexistas no vienen de la luna.- Agustina
Miércoles, 29 noviembre 2017
· Nuevamente has dado en el clavo con el tema de los agregados.- Armando
· Diferentes pero iguales.- Salypimienta
· Sobre los espíritus.- Xavier de Barcelona
· Fomentar la música que lleve la vida a las adoraciones.- Aloevera
· Propuesta de sanción a un colegio del Opus.- Aloevera
Lunes, 27 noviembre 2017
· En cuatro días morirás (II).- Josefina Hurtado
· Foto adulterada de Escrivá con Pablo VI.- Ex_apéndice
· Caperuza de iceberg, para Stoner.- Zartan
· Respuesta a Solitudine.- Periferia
· Tiempo de Reflexión.- Salypimienta
· Respuestas.- Jacinto Choza
Viernes, 24 noviembre 2017
· No hay duda.- Heraldo
Jueves, 23 noviembre 2017
· Espíritus de América.- Gómez
· Sí existe tráfico de información actualmente.- Solitudine
· Solicitud de aclaración.- Jaraysedal
· Atando cabos.- Numantina
· ¿Cómo ayudar a los de dentro?.- Periferia
· Foto manipulada.- Bitcoin
· Foto adulterada.- Daneel
· Sobre la falsedad estructural de la Opus.- Dámaso
· Madrileños por el Mundo en Tierra Santa.- BOQ
Miércoles, 22 noviembre 2017
· El descamino jurídico del Opus Dei.- Joraguayo
· Yo Acuso.- Salypimienta
· El descanso de Escrivá.- Jacinto Choza
· La verdad es infinitamente más importante que la limpieza.- Nuevo
· Clima laboral en Fomento.- Periferia
· Para José Cervantes.- Periferia
· Comentario a unos escritos.- Martys
Lunes, 20 noviembre 2017
· En cuatro días morirás.- Josefina Hurtado
· Fotografía de Escrivá con Pablo VI ¿adulterada?.- Stoner
· Atún al horno.- Zartan
· Otra campaña publicitaria de colegios de fomento en Oviedo.- JoseyLuis
Viernes, 17 noviembre 2017
· Felicitaciones entusiastas para los generales Franco y Perón.- Stoner
· Vulneración de derechos.- Neo
· La juez ordena que declare el sacerdote del Opus Dei ...- Agustina
Miércoles, 15 noviembre 2017
· Lo que nadie puede imaginar.- Solitudine
· ¿Es una Prelatura Personal de Ámbito Universal?.- Joraguayo
Lunes, 13 noviembre 2017
· Sin CARIDAD todo se pervierte.- Salypimienta
· Si te quitan la libertad te quitan la vida.- Linterna
· Ética en el trabajo en la Opus y Max Weber.- Dámaso
· El asunto Lejeune – Gautier.- Ana Azanza
· Un poco de psicología.- El Cid Campeador
· El Opus Dei era más un proyecto cultural que uno espiritual.- Salvador
· Esbozo de mapa ideológico y estratégico del Opus Dei (1939-2016).- Salvador
Viernes, 10 noviembre 2017
· ¿Hay esperanza para la Obra en la Iglesia del Papa Francisco?.- Jacinto Choza
· ¿Alguien lo sabe?.- José Cervantes
· El tren de un agregado con clase.- Pinsapo
· Tres mentiras del Opus dei sobre las Prelaturas Personales.- Joraguayo
· Bartolo.- Pepito
· ¿Es el OPUS el Padre de la Mentira? ¿Y Fomento?.- Pepgrass
Miércoles, 08 noviembre 2017
· Escritos recomendados.- Agustina
Lunes, 06 noviembre 2017
· Sin CARIDAD todo se pervierte.- Salypimienta
· Qué pasa que no pitan numerarios.- Soundofmusic
· La bondad e incluso obligación moral de criticar públicamente a los superiores.-
· Universidad de los Andes.- Gómez
Viernes, 03 noviembre 2017
· ¿Puede el Opus Dei dejar de destrozar personas?.- Oscariz
· Universidad de Los Andes.- sebas0912

Archivo anterior




Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.165 Segundos